Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. DOMINGO 14 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN Las declaraciones de amor ya sospecharéis que son numerosísimas y algunas muy originales. Un gentleman, hombre de negocios- que debe andan siempre atareado, la escribe: Señorita: estoy abrumado de trabajo psta semana; pero es el caso que tengo unos deseos locos de casarme con usted. Creo que podré quedarme un poco desocupado el miércoles por la tarde. ¿Quiere usted que aprovechemos ese momento para casarnos? Un oficial de Marina la ha enviado una larguísima carta felicitándola por su triunfo, que es el triunfo de Inglaterra. Sin embargo, el galante oficial no se oculta para oponer algunos reparos ala belleza de miss Joy Cióse, de la cual ha hecho un estudio científico. Tampoco se esconde un rico negociante del Yorkshire para hacer saber su opinión á la laureada belleza. Querida señorita Cióse- -escribe este negociante. -Perdóneme usted si la digo francamente el- juicio que su hermosura me merece. He contemplado durante largas horas las fotografías que de usted han publicado todos los periódicos, y por más esfuerzos que hago no logro entusiasmarme por el más insignificante rasgo de su fisonomía. Sí, señoritaTM Francamente... ¡Es usted horrorosa! La pobre miss Cióse no puede más... Ha dado orden para que sea quemada, sin abrir, toda la correspondencia que á diario recibe; no sale de casa, no come, -no duerme, no vive, no descansa y maldice de su riunfo y de la hora en que los jurados competentes acordaron concederla el premio de aonor en el internacional certamen de la lermosura. No obstante no haber cerrado miss Cióse as puertas de su casa á piedra y lodo, dícese que la criada tiene orden de hacer una excepción. -Cuando venga un empresario- -la ha íicho miss Clos -que pase... losé JUAN CADENAS. París, Junio. del Palacio de San Ildefonso. Para conducir desde Madrid á los asistentes al bautizo habrá un tren especial. 1 P A G 4. Infante se verifique en el salón del Trono Los infantes D. Carlos y doña Luisa marcharán á Santander á fines del presente me. I os infantes doña María Teresa y don Fernando irán en Agosto á San Sebastián. Anoehe marchó á San Sebastián el jefe superior de Palacio señor duque de Sotomayor. El aviso Giralda se- hallará en la última decena de Julio en San Sebastián, á las órdenes de S. M. el Rey, que asistirá á las regatas de Santander, Bilbao y San Sebastián. Nuestro Monarca no concurrirá á las de Cowes, donde está invitado. Se asegura que SS. M E pasarán el mes de Septiembre en Inglaterra, al lado de la princesa Beatriz de Battenberg, y que harán este viaje guardando en absoluto el incógnito. Desde ayer se verifica el relevo de 3 a guardia de Palacio á las ocho de la mañana. EL MARQUES DE LA VEGA DE ARMIJO NUESTROSGRABADOS I a verbena de San Antonio. La primera fiesta de su género en el año ha estado en el presente concurridísima, pues hasta durante el día se ha notado animación en todo el lugar destinado á tan popular y clásica fiesta, como se ve en la fotografía que reproducimos en la primera plana de este número. 1 os Intanies en Barcelona. El último día de su estancia en Barcelona inauguraron los infantes doña María Teresa y D. Fernando el nuevo Palacio de Justicia. El edificio, proyectado y dirigido, según se sabe, por los notables arquitectos D. Enrique tíagnier y D. José Domenech y Estapá, se levanta sobre una manzana de 113 metros de longitud por solo 78 de latitud, de manera que su área no llega á la de una manzana regular de nuestro Ensanche. La fachada principal da frente al Salón de San Juan; la posterior, á la calle de Roger de Flor, y las laterales, á las de Pallars y Almogávares. El edificio es en sus interiores, como en el exterior, una obra excelente, que acredita el buen gusto y el gran adelanto de la arquitectura en Barcelona, y por él merecen los arquitectos autores plácemes muy sinceros. I a enfermedad que aquejaba al anciano marqués de la Vega de Armij, o ha tenido el funesto desenlace que se temía. Anoche, á las o m e y media, dejó de existir, Don Antonio Aguilar y Correa, marqués de Mos y de la Vega de Armijo, conde de la Bobadilla y vizconde de Pegullal, grande de España, había nacido en Madrid el día 30 de Junio de 1824. Iba, pues, á cumplir ochenta y cuatro años. Muy joven, á los treinta, se dio ya á conocer como político, militando al lado del general O Donnell en el partido llamado Unión liberal. Como gobernador civil de Madrid, primer puesto oficial que desempeñó, realizó una enérgica campaña contra el juego que le valió unánimes aplausos, y creó el Cuerpo especial de Higiene. Dejó este cargo para desempeñar la cartera de Fomento y desoués Parece decidido que si fuese varón el r. -la de Gobernación. gio vastago que se espera se le pondrá de Cuando la Unión liberal fue arrojada del nombre Alejandro, y María Cristina si fue- Poder después de los acontecimientos de se una niña. Julio del 66, trabajó por el triunfo de la reSe ha acordado que el bautizo del nuevo volución, y, conseguida ésta, tomó parte en DE PALACIO la manifestación que en sentido inoudiquico hicieron algunos personajes políticos En 1873 fue nombrado embajador de Es paña en la República francesa. Después de la Restauración reconoció la Monarquía do D. Alfonso, figurando en el grupo llamado de los centralistas, que andando el tiempo se unieron á los constitucionales, con los cuales ocupó el Poder, desempeñando L. cartera de Estado. Intimo amigo del Sr. Sagasta, fue en el partido liberal uno de los personajes de mas valiosísima influencia, y lo mismo forman do parte de sus Gobiernos que como sim pie diputado, sus consejos se tuvieron siem pre en grandísima estima. Y es que el veteran, o marqués, el ilustre procer como comúnmente se le designab fue, ante todo y sobre todo, un hombre sincero, consecuente y convencido, que pudo tener, como todos los políticos, desacierto 1 y equivocaciones, pero que siempre obró con lealtad y buena fe, sin otro estímulo que el de ser útil á su nación y á su pai tido. A pesar de su edad avanzada, sus energías no habían decaído. Con una actividad verdaderamente asombrosa ha estado tomando parte muy directa hasta el último momento en las luchas de la política, asn. tiendo, sin faltar un día, á las sesiones dU Congreso. Reciente está todavía su gestión como primer presidente de las últimas Cortes liberales y como último jefe del Gobierno de aquella situación. El marqués de la Vega de Armijo era caballero del Toisón de Oro y presidía la Reales Academias de la Historia y de Cien cias Morales y Políticas. Estuvo en el Congreso por última vez la tarde del viernes 5, y aun allí, en los pasillos, se le oyó comentar con frase enérgica lo ocurrido por la mañana con los concejales liberales en la sesión del Ayuntamiento. Al día siguiente moría Fernández Duro, ei ilustre marino é historiador, gran amigo del marqués. Pérdida tan sensible hizo profunda impresión en el ánimo del ilustre anciano, Pero todavía le esperaba otro golpe terrible. Al siguiente día disponíase á presidir el duelo en el entierro de su amigo. Al llegar á la casa mortuoria tuvo conocimiento de que también había muerto la esposa de Fernández Duro. La emoción fue tre menda y determinó el primer paso de est, enfermedad, que le ha llevado al sepulcio, haciendo doblar una naturaleza admirabk por su temple y que parecía invencible. Pruébalo la actividad de su vida política. Desde el año 54, en que fue elegido diputado por primera vez, no dejó de pertenecer al Congreso más que en las Constiíu yentes del 73, en que, amargado por aquellos sucesos, se retiró voluntariamente á la vida privada. A pocas sesiones de toda aquellas Cortes dejó de concnrrii Tuvo representación en ventidós Corte y fue presidente de la Cámara popular er seis legislaturas. ¿Además del Toisón de Oro, el marqués de la Vega de Armijo poseía las condecoraciones siguientes: Medalla de oro de Alfonso XIII, eaballero de la Orden Pontificia de Ciisto; coüary gran cruz de la Torre y de Espada, gran cruz de la Concepción de Villaviciosa y de Santiago; de la Espada de Portugal; de Leopoldo, de Austria; de Gustavo Wassa, de Suecia; de la Legión de Honor, del Águila Re ja, Grado superior, de Prusia; de fc an Mauricio y San Lázaro, de Italia; de San Alejandro Newsky, de Rusia; del Danebrag de brillantes, de Dinamarca; de la Rosa, del Brasil; de Leopoldo, de Bélgica; de la Corona, de Baviera; de San Olaf, de Noruega; de la Redención Africana, de Siberia; deJ