Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 12 DE JUNIO DE j 9 o8. EDICIÓN 1 PAG. 14. PARÍS, LA FIESTA D E LAS FLORES. CARRUAJE FLORIDO DE MAD. CHIQUITA, QUE OBTUVO EL PRIMER PREMIO Fot. H. Manuei, remitida por Trampus. aptitud para sumirse en la ridiculez; no ol- natural. También era natural que los franvide usted que Francia es la patria de la ceses, los periódicos franceses, los escritocursilería. Pero, vamos á ver: ¿en qué se di- res franceses, soltasen- las mayores y más ferencian las cosas de Francia de las cosas punzantes carcajadas del mundo. Pero ahode España? Allí tiene usted á Casablanca; ra, ¿no tendremos también nosotros el derecompárela con Melilla y con Cuba, y verá cho á la risa, á la fuerte carcajada? Vea ususted que ambas cosas son iguales. Allá en ted ese embrollo de Marruecos; siga usted los tiempos de Melilla, caímos los españoles la historia de las operaciones francesas, de en el ridículo: el cañoneo lento de nuestras las batallas francesas; lea usted desde un fuerzas sobre las posesiones marroquíes ha principio los periódicos franceses que relapasado á la Historia junto con el Venadito, tan las heroicidades de los soldados franceel Gurugú y otra porción de ocurrencias pin- ses: ¡terminará usted confesando que dice lorescas. También ha pasado á la Historia muy bien aquel refrán español cuarfdo aseaquel negro suceso de Cuba, con sus partes gura que en todas partes cuecen habas de la guerra, que eran todo un sainetee. Vá p ara una infinidad de- meses el tiempo Nuestros soldados, en número de 50, ata- que las tropas francesas ocupan Marruecos; caron á una partida compuesta de 500 insu- durante ese tiempo, los telegramas no se rrectos, destrozándola. Tuvimos un contu- cansan de repetir la eterna muletilla. El so. El enemigo abandonó sobre el campx 60 general Artagnán, al frente de una sección cadáveres. Noticias tan absurdas como de tiradores argelinos, se ha internado en el una bataésta se publicaban á diario entonces, y ocu- llapaís de los Beni- Ful, librandoEl cañoneo con el grueso de las rría, naturalmente, que el menos impuesto se escuchaba desde una tribus. de 50 kidistancia en matemáticas sacaba consecuencias como lómetros. La mehalla de... etc. etc. ¡Y la siguiente: Si cada semana mueren cien siempre igual! Batallas, más batallas, mu ¿quinientos insurrectos, á la vuelta de tres años se habrá agotado la población insu- chas batallas, y Marruecos tan feliz, independiente y bárbaro como antes. ¿Qué diferenrrecta de Cuba... Pero como los insurrectos cia existe entre el cañoneo lento d l Gurugú no se agotaban, el mundo entero, natural- y las formidubles batallas de los generales oeate, soldaba la risa. Si, aquella risa era Artagnán? Ninguna diferencia L, o cual ae- muestra que allá se van los francos y los iberos en el arreglo de sus negocios coloniales. Para qué todo sea lo mismo, así como pesaba sobre nosotros la ingerencia humillante de los Estados Unidos, sobre Francia pesa el humillante veto de Alemania. Antes se reían de nosotros; ahora podemos reimos de ellos. ¡Riámonos de las batallas del general Artagnán! embargo, yo opino, señores míos, que ese dichoso Casablanca no es cosa para reírse. IyOS franceees son muy ridículos y tienen mucha vanidad; continuamente están molestando a nuestros pobres soldados: un día mataron á unos tiradores rífenos, otro día hirieron áunos soldados. Estos pobres soldados nuestros suelen, repentinamente, sufrir ataques de barbaridad; en la crisis de uno de estos ataques, ¿quién nos asegura que entre la soldadesca de ambas naciones no se promueve una irritación, que traiga un encuentro, y el encuentro resulte una verdadera batalla, pero sin cañoneo lento y sin general Artagnán... Entonces la cosa no podría arreglarse con un simple cambio de notas, explicaciones amigables M. a SALAVERR 1 A El autor, interviniendo discretamente. -Sin