Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 12 DE JUNIO DE 11908. EDICIÓN 4. PAG. 7. suato, sitio adonde su deber y convicciones le marquen. El Sr. AZCARATE vuelve á hablar para aclarar algunos extremos de su discurso, y singularmente para devolver al presidente del Consejo uno de sus argumentos. Cuando el Sr. Maura se lamentaba de la impunidad pe tuvo su coronamiento en los sucesos de 1906, citaba los indultos y sobreseimientos en que los procesos incoados tuvieron fin para justificar que la ley de Jurisdicciones no se derogase; ¿por qué? Si á los procesados se les puso en libertad ó se les indultó, los Tribunales de justicia serían los responsables en todo caso; pero no había por ello que echar esta pesadumbre y presión sobre el país, (tos solidarios v republicanos aplauden. En nombre de los carlistas el Sr. FELIU. y el Sr. SEÑANTES como integrista, se adhieren árlos discursos en eme la derogación de la Ie 3 se reclama. El Sr. MAURA concluye haciendo constar que el Gobierno tendrá en cuenta las manifestaciones de los jefes de las minorías de la Cámara cuando llegue la hora de resolver el problema planteado; y afiade, con referencia á palabras del Sr. Feliú que ponderaba el españolismo de Cataluña, que no ha menester el Gobierno excitaciones ni consejos sobre aquello en que su convicción y actos no han dado lugar á dudas. La presidencia suspende el debate y se entra en el ORDEN DEL DÍA I a Cámara queda desierta en seguida. Iveídas varías proposiciones de ley, entre grandes rumores, y aprobados varios dictámenes de carreteras, continúa la discusión del proyecto de ADMINISTRACIÓN LOCAL Son aceptadas en parte por la Comisión seis enmiendas al art. 170 del provecto, defendidas por el Sr. ROMERO. También son aceptadas una del Sr. Testor y otra del Sr. Ríu. Cuanto al art. 171, el Sr. ALCALÁ ZAMORA apoya una enmienda por él suscripta, delante de dos docenas de diputados que hay en el salón. Le contesta el Sr. CALDERÓN, y es desechada aquélla. Una del Sr. Ríu al mismo artículo da lugar á aclaraciones del Sr. MAURA sobre el sentido del proyecto en tal punto, y, al fin, es retirada pou su autor. Igual suerte corre otra del referido diputado. Se acepta una del Sr. Pórtela. Al 172 defiende otra el Sr. MORET, quien empezó su discurso dirigiendo, un suave regaño á los diputados y á la Prensa, porque tratándose de una ley tan importante como ésta, ni los primeros la estudian con todo el detenimiento debido, ni los periódicos facilitan su comprensión al gran público, porque no sólo no dedican trabajos especiales á esta ley, sino que tampoco en los extractos de los debates lo hacen con la amplitud debida. De todo esto infiero- -dice el Sr. Moret- -que cuando la ley se apruebe, forzosamente IQS diputados tendremos que ir á la plaza pública para enseñar al pueblo, por medio de mítines, todo cuanto es y significa la ley de Administración local. Y después de este exordio entra el señor Moret en materia, analizando minuciosamente los presupuestos municipales y partidas fijas, tanto de gastos como de ingresos, que en los mismos ha de haber, para deducir cómo y de qué manera debe reforzarse el patrimonio municipal, á fin de que no se encuentren los Ayuntamientos en un callejón sin salida, que sólo conducirá á ia bancarrota. Estudia después los sistemas extranjeros respecto á hacienda municipal, y declara LA- ENTREVISTA DE RE VAL UN PEZ. ¿COMO SE VISITAN ESTOS SEÑORES AQUÍ? OTRO. -PORQUE TODAVÍA NO DESCONFÍAN DE NOSOTROS (O POKQU INSPIRAMOS MAS CONFIANZA QUE LOS HOMBRES) LES que con arreglo á esta ley, á pesar de que en ella se afirma lo contrario, va á haber dos sistemas diversos de tributación: uno es propio del Municipio; otro, el general del Estado, según el art. 84 de la Constitución, y esto es precisamente lo que hay que evitar, la anarquía económica que significaría. Afirma que hay que hacer un sistema sencillo á fin de que pueda extenderse por todo el ihundo en cuanto la ley se plantee, porque si falta esta sencillez la lev morirá poco á poco. Después estudia la Memoria del secretario del Ayuntamiento de Barcelona, aprovechando la oportunidad para censurar la ausencia de los diputados catalanes cuando se está tratando de asunto tan importantísimo. Estudia después el sistema de hacienda municipal en Alemania, Inglaterra, Francia, Estados Unidos y, demás naciones cSyos Ayuntamientos tienen cierta autonomía, y en todas partes el fundamento del sistema es la contribución directa sobre la propiedad. Y termina leyendo estadísticas de los Ayuntamientos importa ntes de Europa para demostrar que el tipo medio por habitante es el de unas 60 á 70 pesetas. A su juicio, el sistema directo es el único. El Sr. CAMBO reaoge la alusión que hizoá los catalanes el Sr. Moret, diciendo que estaban reunidos los diputados solidarios; pero, en cambio, cuando se discutió la kacienda local no staba tampoco el Sr. Moret, y no tenía entonces asuntos graves que resolver. El Sr. MORET rectifica, insistiendo en la falta de asistencia de los catalanes. El Sr. CAMBO replica que esa acusación la viene oyendo haee tiempo y que ahora ha tomado cuerpo en las frases del señor Moret. Los diputados catalanes tienen sus ocupaciones y medios de vida en Cataluña, y estando en Madrid pierden en sus intereses personales y el tiempo. Propone que se acuerde aprovechar las horas de sesión, y entonces no habrá esas quejas. El Sr. MORET: Todo eso se lo debe con tar S. S. al Gobierno, á mí no. Además, muchos, la inmensa mayoría del Parlamento tiene sus intereses fuera de Madrid y no falta al Congreso. El Sr. MAURA interviene en esta discusión, manifestando que tiene que ser muy parco J ara que, no se crea que quiere, en provecho propio, recoger este incidente. Está conforme con los Sres. Cambó y Moret, y es preciso aprovechar el tiempo. Se suspende el debate, y se levanta la sesión á las ocho menos veinte. SESIÓN DEL DÍA n DE JUNIO DE 1908 C e abre á Ia, 3 tres y cuaicnta minutos. Ocupa la presidencia el Sr. Aparicio, y en el banco del Gobierno los Sres. Maura Primo de Rivera, La Cierva y Besada. Después de un ruego del Sr. GÓMEZ ACEBO á la Comisión de régimen interior de la Cámara respecto á la adquisición de unos folletos de un ex ministro conserva dor, prosigue el debate á que ha dado lugat la interpelación relativa á la LEY DE JURISDICCIONES El Sr. SALVATELLA hace uso de la palabra para rectificar. Se hace cargo de las manifestaciones t iie los jefes de las minorías hicieron ayci, k v-