Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 11 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN 4. a PAG. 8. da, y que no hace muchos días que en una conversación particular con el Sr. Ríu, éste le manifestó que tío había estudiado nada de estos artículos de la ley, y no se explica cómo en unas cuantas horas ha estudiado la ley tan á fondo que ya encuentra errores en todas partes. Í La enmienda se desecha. Se acepta una del Sr. Aléala Zamora. Se retira otra del Sr. Arias de Miranda. 331 Sr. RIU defiende otra at mismo artículo. s Queda desechada. Se suspende el debate, y dada cuenta del despacho ordinario, se levanta la sesión á ias ocho menos cuarto. deslindar los campos, á plantear de manera definitiva y lejos de todo aplazamiento este problema, que ha de dar la clave sobre las relaciones de Cataluña con el Parlamento español, y no cejaremos un punto en este empeño, en que está puesto nuestro honor y deber El presidente del CONSEJO: Concretamente, reeogiendo los puntos principales del discurso del orador republicano, el señor Maura recalca el verdadero sentido de sus manifestaciodes de ayer. En el fondo de la cuestión no puede naber duda ni torcidas interpretaciones. Dije, y mantengo, que na tenía por qué rectificar un ápice de mis palabras en Febrero le 1906, posteriormente confirmadas, y de las que no puede deducirse que yo fuera partiSESIÓN DEL DÍA 11 DE JUNIO DE í 9 o8 dario de la ley de Jurisdicciones. XI on las tres y treinta y cinco cuando el seCuanto á la. derogación pretendida de ñor Aparicio abre la sesión. esa ley, yo lo único que he hecho constar es SI jefe del Gobierno y el ministro de la que no era posible pensar en esa deroga Guerra ocupan el banco azul. ción hasta que no se estimase había llegado- Ni el salón de sesiones ni las tribunas el momento oportuno para ello, y que hoy ofrecen el mismo aspecto de animación que por hoy no lo aconsejaban las circunstanayer. cias. LA LEY DE JURISDICCIONES Rechaza la argumentación con que el seDesde luego, la Cámara comienza por ñor Salvatella quería inducir á la Cámara á no creer otras palabras del Sr. Maura, por este asunto. El Sr. SALVATBLLA rectifica, manifes- declaración suya, que las que éste pronuntando que ha sufrido una gran decepción al ciase ante el Parlamento, quedando desviroir la contestación que ásu interpelación en tuados compromisos contraídos en privado. la sesión anterior diera el Sr. Maura; tanto Lamenta el Presidente que se argumente Jnás, cuanto que la respuesta que los soli- de esta manera, cuando el recuerdo de sus darios esperaban á su requerimiento al pre- discursos, la lectura de sus palabras de hace sidente del Consejo debía ser categórica, in- dos año demuestran que previo y anunció lo que iba á ocurrir, y á ello ha ajustado sas tquívoca, y no lo ha sido. La minoría solidaria ajustó en todo este actos de ahora. Refuta la frase y concepto aei orador sotiempo su conducta á las declaraciones que á sus diputados hiciera el Sr. Maura en en- lidario respecto á que hay que resolver el trevistas particulares, palabras que se han pleito entre Cataluña y el Parlamento esheeho públicas y que ya de todos son cono- pañol sólo con tener en cuenta que Cataluña está representada en nuestras Cortes cidas. Si estas promesas particulares ahora re- y no fuera de la labor parlamentaria. Concluye el presidente del Consejo exsulta que no tienen efecto, ni el presidente quiere recordarlas, habrá que dudar de la presando su seguridad de que no coincidiefectividad de otras promesas suyas hechas rían con las palabras del Sr. Salvatella las asimismo en privado respecto á la reforma de cualquier otro diputado de la misma minoría que hubiese tratado de dificultar la de varias leyes. Prevé graves consecuencias en Cataluña derogación de esa misma ley de Jurisdic- de persistir el Gobierno en su inexplicable ciones. El Sr. SALVATELLA rectifica, insistienresistencia á derogar la ley de Jurisdicciones, y declara que los diputados solidarios do en los puntos fundamentales de su inprocederán en forma bien expresiva, como terpelación. Concreta diciendo: Nosotros queremos, Su deber les aconseja. Cree ver contradicciones en palabras y pedimos que esa ley se derogue; nosotros actos del Sr. Maura; glosa las consideracio- no pretendemos negar al Gobierno el derenes y argumentos en que fundamentó su cho á conocer y fijar el momento oportuno; interpelación de ayer, y persiste en su ex- pero á la vez tenemos derecho á pedir al trañeza y censura de que el presidente del presidente del Consejo que nos diga si enConsejo no se apresure á derogar esta ley, tra en los propósitos del Gobierno, conforme á su criterio en la oposición, derogar que él consideró perjudicial y... El Sr. MAURA interrumpe al orador, ne- esta ley. ¿Nos lo contestará. El Sr. MAURA: En seguida aue se siente gando la exactitud de muchas aseveraciones que se le atribuyen, cuando para cono- lo diré. El Sr. SALVATELLa: En seguida me cer la verdad basta consultar el Diario de siento. Sesiones. El Sr. MAURA: Pues bien, me ratifico en Las interrupciones del jefe del Gobierno irritan un tanto á parte de la minoría soli- cuanto he dicho. Mis propósitos y los del Gobierno de antes y de ahora son aue no daria. Continúa el orador republicano su discur- perdure esa ley. El Sr. SALVATELLA dice que con deso, declarando que no se trata en este caso de imposiciones que tenga que rechazar el claraeiones tan vagas los diputados catala Sr. Maura, porque no es imposición pedir nes no se dan por satisfechos; que es nece Su opinión á las demás minorías ni recla- sario decir cuándo creerá el Gobierno llemar que el Sr. Maura campla una de sus gada la oportunidad de la derogación. compromisos, máxime cuando lo que aquí El Sr. MAURA declara no puede predefendemos es la aspiración y voluntad de cisar más ni gusta de contraer compromisos nuestro pueblo. sobre cuestiones que están á merced de múltiples y diversas circunstancias. (Rumores en los bancos de la mayoría. La obra previa que hemos de realizar, ¿Qué significan esos rumores? -exclama el Sr. Salvatella. ¿Es que es extraordina- las circunstancias precisas y condiciones rio que vengamos a cumplir con nuestro de- que han de concurrir- -añade, contestando ber y á reflejar lo que dicen, sienten y quie- á observaciones del Sr. Salvatella, -están en mi discurso de Febrero de 1906, ratificaren quienes nos eligieron? El Sr. VALLES Y RIBOT: Es maravi- do con su lectura y eonsenso en la sesión de ayer. lloso. El Sr. SALVATELLA dice que la minoría Concluye el Sr. Salvatella diciendo que él y los diputados solidarios han venido á sabe ya á qué atenerse, toma aota de las palabras y propósitos del Gobierno y on arreglo á su deber procederá. E 1 Sr. MORET explica su intervención en el debate. Dice que cree que cuantos éfl en aquella ley tomaron parte merecen la consideración del país en gracia á que en las circunstancias difíciles por virtud de las cuales, la ley se hizo contribuyeron á afirmar la paz pública, á robustecer el sentimiento de la patria y á mantener á salvo los prestigios y dignidad del Ejército. Excusa anticipar por si resoluciones que sólo toca adoptar desde el banco azul, porque sólo á él toca la responsabilidad. Caso de estar él en el Poder, se felicitaría de poder encontrar circunstancias favorables que le permitiesen, sin temor á peligros, derogar la ley. Porque en Cataluña existe un ambiente de prevención que debe desaparecer en la vida normal; pero cuanto se naga con este anhelo sólo tendrá eticacia cuando se tenga la seguridad absoluta üe que no se han de reproducir los sucesos, de que no han de resurgir los riesgos, Cuando hubiere llegado el momento oportuno de derogar la ley, ésta no podría llevarse á cabo sin pensar previamente en dos cosas importantes: en saber con qué la ley de Jurisdicciones habría de ser substituida sin que padeciese el respeto al Ejército y á la patria, y segundo, demostrar que las causas que originaron la ley habían ya desaparecido y que personas de representación y arraigo en el país garantizaban que aquellos graves sucesos no se reproducirían. (Liberales y conservadores aplauden repetidamente. El Sr. Maura, también) (Continúa la sesión. BUQUE EMBARRANCADO POR TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR VALEVCIAj IO, 3 1 1 os vigías del puerto divisaron al amane cer un buque embarraneado junto á la rada exterior, á la altura de la primera boya luminosa. Inmediatamente dieron aviso, y á poco salió el remolcador Soñado) con prácticos, oficiales de Marina y personal subalterno. Reconocido el vapor, resvtltó ser el Astyea, de bandera italiana, eon carga de guano para esta plaza. Venía á Valencia por primera vez; el capitán equivocó el plano del puerto, ordenó una maniobra equivocada, y el barco, girando en redondo, chocó con el arrecife y dio un salto de más de seis me tros, hundiéndose por la popa. Más tarde han salido para prestar auxilio el Neptuno, varias gabarras, que irán tomando la carga para aliviar de peso al casco, y, los buzos, que están ahora practicando un reconocimiento. BOLSA DEL DÍA JJ Ail ADRID. Cierre: Interior contado, 83,25, Fin de mes, 83,30; Amortizable, 100,25; Banco de España, 455; Banco de Castilla, 100,50; Español de Crédito, 113,75; Río de la Plata, 409; Tabacos, 405,50; Explosivos, 337,50; Azucareras preferentes, 101,25; Cé. dulas, 101; Francos, 12,70; Libras, 28,30. RUfZ DE VELASCO Casa especial en equipos de novia y Has. Últimos modelos en Mtrsa encaje sed a y batista: en los entresuelos, graa exposición de las mismas. 5, ESPARTEROS, 5