Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA VIDA m LITAR SCHNEIDER CREUSOT C n la última firma sometida por el minis tro de la Guerra á la sanción de nuestro Monarca, S. M. Alfonso se ha dignado conferir á Eugenio Schrseider la gran cruz del Mérito Militar blanca, creada en nuestro Ejército para premiar servicios especiales en tiempo de paz. La merecida recompensa na recaído además en el caso presente en un obrero y en un soldado, porque el obrero es el soldado de la humanidad y del trabajo. El nombre del Creusot es glorioso para Francia. En 1781 se estableció modestamente la fábrica en la granja de Charbonnieres En 1836 ya contaba el Creusot con 2.700 habitantes, y entonces Mr. Schueider, padre del constructor recientemente condecorado, adquirió la instalación por el precio de dos millones y medio de francos; el crecimiento de la instalación fue verdaderamente esplendoroso, y en 1850 poblaban los vastos almacenes, talleres y edificios 28.000 almas. Hoy día existen 32.000, y de tal modo en el espacio de un siglo se ha convertido la aldea desconocida en una ciudad célebre. Los inmensos talleres, con sus fachadas majestuosas, se levantan en extensísimos patios con árboles gigantescos de la época de la fundación. Frente á la hermosa instalación, los montes, llenos de bosquef, cuyas cimas se pierden en lontananza, y iodo el horizonte inmenso rodeado por el río, que se desliza por el valle con sus aguas lentas que brillan como plata nueva al sol claro. Escribir la historia del Creusot es escribir ana página gloriosa de la Historia de Francia. La primera locomotora del mundo salió de los talleres del Creusot, en 1838. El primer martillo- pilón, invención de Scheneider, que causó una verdadera revolución en la metalúrgica, fue construido y experimentado en el Creusot, en 10 de Abril de 1842. Así, pues, súbitamente, la razón social Schneider adquirió en mar y en tierra una preponderancia sin límites y una fama universal merecidísima. Lanzaron al agua fragatas que luego sirvieron de modelos de construcción, y en la guerra de Crimea el Creusot construyó aquellas notables planchas de blindaje que en el ataque de Kinburn maravillaron á Europa entera por su solidez. En la campaña del 70, la patria recurrió con ansia á sus talleres nacionales, y entonces la actividad del Creusot fue formidable; rindiendo culto fervoroso á su patriotismo, en muy poco tiempo construyó 23 baterías de siete y 11 baterías de ametralladoras, formando un conjunto de 250 bocas de fuego y 37 carruajes, que en solo meses salieron de los talleres de la notable instalación. En 1884, el Gobierno italiano experimentaba en Spezzia planchas de blindaje inglesas, alemanas y francesas. Al tercer disparo el acero extranjero estaba de trozado, y sólo el Creusot resistió. Los navios italianos adquieren desde entonces el material francés. Finalmente, los talleres del Creusot son los que h a n fabricado los famosos cañones Bange. En cuanto al número de ooreros que actualmente trabajan en la fundición, se eleva á 20.000. Un obrero gana, por término medio, de siete á ocho francos diarios. A los veinticinco años de servicio tienen derecho á una pensión anual de 500 francos los solteros, y 750 los casados. La recompensa concedida al constructor célebre de cañones de tiro rápido ha sido muy justa. I A GRAN CRUZ EN En ía actualidad son EL EXTRANJERO muchos los extranjeros que se hallan en posesión de la gran cruz del Mérito Militar blanca. En Austria son caballeros de dicha Orden el teniente general archiduque Federico y muchos generales. En Inglaterra, el príncipe Arturo, duque de Connaught, y los generales Frenen y Hamilton. En Rusia, los príncipes Wladimiro y Boris. En Francia, los generales Brugere, Debatisse, Pedoya y todos los que tienen mando en el Gobierno militar de París, recompensa que les fue acordada por nuestro Monarca en Mayo de 1905, en ocasión de la revista celebrada en Long- Champs en su honor. En Alemania son muchas las personas condecoradas 1 con el Mérito Militar; entre otros, el príncipe Alberto, el príncipe Hohenzollern Siegmaringer, los g e n e r a l e s Moltke, Von Einem, ministro de la Guerra; Von Hülsen Haesselez, jefe del Gabinete militar, y el industrial Mansser, consejero de Comercio en Oberndorf. Bullers para darie parte de la muerte trágica de su general. El coronel Bullers interrumpió á su interlocutor con una enérgica mirada, diciéndole: Me sorprende, señor oficial, ei veros vivo y no muerto sobre el campo de batalla a! lado de vuestro general. El general Bullers implantó en el Transvaal el sistema de concentración y de requisa que con tanto acierto reglamentó antes en Cuba nuestro general Weyler. EJÉRCITOS EXTRANJEROS ALEMANIA Una de nuestras fotografí as reproduce un desfile en orden de parada, ejecutado 0 la plaza en de Armas de Coblenza por el 28. regimiento de Infantería prusiano, 2. del Rhin, y que lleva el título de Von Goeben, uno de sus coroneles honorarios. El regimiento Von Goeben realizó en Waterloo su bautismo de fuego, baUéndose heroicamente en la granja de la Btóle- Alliance alas órdenes del general duque de Wellington, y en homenaje y recuerdo á tan memorable hecho de armas y á combate tan histórico y sangriento es desde aquella época lord Wellington el otro coronel propietario del brillante regimiento, que luego ha acumulado en su glorioso historial justos títulos ganados en las campañas de Dip n su propiedad de Devonshire falleció el namarca, de Bohemia y en la guerra francc 2 del actual el general del Ejército de prusiana. Rindiendo culto al sistema implantado la Gran Bretaña sir Redvers Bullers, que en Octubre de 1855 desempeñó el importan- en Alemania en lo que respecta á la mamo 0 te mando de general en jefe de las tropas vilidad y localización de las tropas, el 28. regimiento prusiano guarnece la hermosa inglesas del África del Sur. Desembarcó en la ciudad del Cabo en mo- ciudad de Coblenza desde 1864. En la actualidad lo manda el coronel VOE mentos críticos en que las tropas británicas Tilly, uno de los jefes más entusiastas, bise batían en retirada hacia el Natal. Ladysmith estaba entonces bloqueado, y zarros y brillantes del Ejército alemán. Bl el general en jefe se apresuró á acudir al primer batalló a del regimiento guarnece la punto más peligroso de las orillas del Tu- antigua fortificación de Ehrenbreitsein, gela. El 15 de Diciembre atacó decidida- histórica eiudadela denominada El Gimente las alturas de Colenso; pero su valor braltar del Rhin, actualmente desmantelay enérgico entusiasmo no fueron coronados da, desde cuya terraza se descubre una de por el éxito. Rechazado por aquellos boers las vistas más bellas y pintorescas del heroicos, perdió en la refriega 1.000 hom- mundo. bres y 10 piezas de artillería. Impaciente y molestado por las críticas de que era objeto, pRANCIA Los alumnos de la Escuela el general Bullers pidió su retiro. de Guerra realizan actualEra el finado un jefe impetuoso y entu- mente un interesante viaje de instrucción siasta. en la frontera ste. En la expedición de Zoulonland, el oficial El 3 1 de Mayo llegaron á Toul para visK ayudante de campo del Príncipe imperial tar y estudiar los fuertes y las baterías de se presentó al entonces teniente coronel la defensa. EL GENERAL BULLERS UNA RÁFAGA DE VIENTO. O LA JERARQUÍA MILITAR