Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 9 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN 4. PAü. y llegará á Segovia a la una y cuarenta y cinco minutos. Los Reyes almorzarán en el tren y desde Segovia se trasladarán á La Granja en automóviles. Las obras terminadas en el palacio de San Ildefonso son de verdadera importancia, pues además de las de alumbrado, calefacción, etc. se han decorado en estilo inglés de nuevo por completo 24 salones. Los oficiales, sólo se han retocado pero respetando el decorado estilo Imperio que tenían. Faltan por arreglar las habitaciones llamadas de D. Alfonso XII, que se destinan á la Reina doña María Cristina. Por cierto que se considera muy probable que la Reina madre marche á La Granja el 13, día en que saldrá para Zaragoza don Alfonso. Ayer recibió el Rey en audiencia al genetal March y al Sr. Alvarez de Toledo, y la Reina doña Victoria, á las duquesas de Montellano, Almodóvar y Hornachuelos y á las marquesas de Atarfe y de Hoyos. Ssta mañana se recibió en Palacio el artístico busto de la princesa de Asturias, que regala al Rey el insigne escultor don Agustín Querol. Otro busto muy artístico, hecho en Roma, Se recibió en el regio alcázar. El de la rei- na Victoria de Inglaterra, que el marqués de Corvera ofrece á nuestra Soberana. Y siguiendo la racha de noticias artísticas, se hablaba hoy del telegrama que la Asociación patriótica de Buenos Aires ha dirigido al Key participándole el triunfo que acaba de alcanzar el ilustre escultor Blay, ganando el concurso para realizar las obras del monumento conmemorativo de la Independencia de la República Argantitia, 1 El Rey ha contestado con un expresivo telegrama manifestando su satisfacción por íl triunfo del arte español. Y como remate de estas notas, puede apuntarse la de haberse enviado al pintor Andmenti, de la Academia de Bellas Artes de Venecia, varias fotografías de los techos pintados por Tiappolo en Palacio para que las utilice este artista en una importante publicación editorial ya comenzada. vayan á la Junta de Reformas seeiaies, en v vez de ir al Gobierno civil ó á los Juzgados municipales, con el pretexto de que existe un desacato á la autoridad. El secretario de la Asamblea, Sr. Morillo, lee las siguientes conclusiones, que la Asambleaa aprueba: i. Que se reconozca que el caso i. del art. 2.0 de la ley del Descanso dominical causa un grave perjuicio á la industria. 2. a Que, de acuerdo con el casoj 4. de ese mismo artículo, puedan los gremios y Sociedades pactar eon su dependencia el descanso de veinticuatro horas seguidas cualquier día de la semana. Se levanta la sesión á las siete y veinticinco. CUENTOS ILUSTRADOS La duquesa viuda envió el dinero exigido á La y mandó recoger las cartas par evitar el escándalo Pero La tenía más de industrial que de artista y que de enamorada; sólo entregó parte de las cartas, y cuando le vino en gana volvió á sus amenazas de publicar las cartas que le quedaban en el vargueño. LAS CARTAS DE LA... A fines del siglo xvín asegurábase en las tertulias y en los mentideros de la corte de España que un alto personaje nada menos que el gran duque de había sido encautusado por la comedianta apodada La célebre por las tonadillas que cantaba con portentosa voz y singular gracia picaresca, mientras dirigía miradas fulgurantes á lunetas y estancias ocupadas por los señorones más adinerados. El notición era cierto; pero la mayoría de la gente llegó á dudar que lo fuese al ver constante la buena armonía entre el gran duque y su esposa, á pesar de hablarse en los corrillos de entrevistas amorosas entre el magnate y la comedianta en una pintoresca finca próxima á Vallecas. La duquesa estaba muy bien enterada de la infidelidad de su marido; pero, mujer de talento, supo acaTTar sus sentimientos de esposa ofendida, ó, por lo menos, supo ocul tárlos, y consiguió que, por su parte, nada trascendiera al público, á fin de no menoscabar el buen nombre y prestigio de su esposo. Retirada la comedianta del teatro, cuyo sueldo ya no necesitaba, quedó medio eclipsada; se la nombraba muy pocas veces, y sus amores con el gran duque se dieron casi al olvido. -Falleció el gran duque, y entonces empezó para la duquesa viuda una serie de aisgustos con los que no había co tado- t D. José María Ortiz, secretario de la Comi Saría de Buenavista, se opone á que trate la Asamblea del cumplimiento del descanso dominical, alegando que no tiene órdenes jjara autorizarlo. Mientras dicho inspector consulta por teléfono al gobernador, suspéndese la sesión, que se reanuda con la autorización del señor Martos O Neale. Ocupa la presidencia D. Enrique López áe Balboa. El Sr. Senra, representante de la Federación gremial de Cartagena, aboga por la unión entre todos los gremios de España y por la frecuencia de las Asambleas. El Sr. Joglar, presidente de la Federación spañola de productores y expendedores de vinos, combate la ley del Descanso dominical. Dice que los domingos Madrid parece una ciudad muerta, y afirma que urge la tinión de todos los gremios para la defensa de los intereses comunes. El Sr. Lastra (D. Eduardo) entiende que la ley del Descanso dominical prohibe el trabajo material ejecutado por cuenta propia, y es un verdadero ataque á la libertad individual; que el alcalde no debió consultar al ministro de la Gobernación, sino á lí Junta de Reformas sociales. Protesta de que las decuncias que nacen de una infracción de la ley del Descanso no El descanso dominical. del gobernador, El inspector delegado ASAMBLEA DE ALCOHOLEROS liste productivo j u e g o lo repitió varias veees l a célebre comedianta, y con las ga ¿nancias s e presentó de n u e v o en pública con u n boato superior al de muchas de l a s m á s encopetadas aristócratas. Todo Madrid se enteró de dónde procé dían aquellas misas, y no p u d o evitarse el (escándalo, por m á s q u e hizo p a r a evitarla la dignísima viuda -L a eomedianta llevó su inverecundia naS, t a m i r a r con fijeza insolente á la duquesa cuando l o s coches de ambas se cruzaban e la calle, en ocasión en que L a había anutt ciado l a existencia de otras cartas del g r a i duque m á s comprometedoras que las ante? n ó r m e n t e negociadas. Entonces l a duquesa determinó castiga á l a comedianta, tomándose el castigo p o r su mano, y a q u e la justicia ordinaria care- í cía de medios p a r a ello. U n a tarde d e g r a n concurrencia en el pa ¿Seo ñel Prado, La... bajó de su magnífico ca fruaje p a r a ciar u n paseo á pie. A poco se vio rodeada de media docena 4 e- i dividuos cerrándola el paso; u n o s l a cogieron y obligaron á doblarse reverente- mente por la cintura, mientras otros l e v a n tábanle l a s faldas, enaguas y cuanto h a b í a que levantar, y, en medio d e l a chacota de g r a n corro d e petimetres, propinaron á la industrial cantante de tonadillas unos cuantos azotes á mano limpia y m á s sonoros que fuertes. Y tanto fue el bochorno de la comedian ta, q u e desde entonces desapareció como si la tierra se l a hubiera sorbido. E l proceder de la g r a n duquesa v i u d a n o será legal; pero es m u y recomendable p a r a comediantas que proceden como L a MELITÓS GONZÁLEZ EN LOS MINISTERIOS La comedianta guardaba en su poder, me tidos en precioso vargueño de concha, marfil y oro, u n a colección de cartas escritas d e p a ñ o y letra del gran d u q u e de y amenazó con publicarlas si por ellas n o se le entregaba importante suma. pOMENTO En cumplimiento de las nue i V 3 disposiciones consigna das en la organización de los servicios de Agricultura zr Ganadería, ha sido instalada el pasado mes, en el vecino pueblo de Buitrago, por la Granja Central de Castilla la Nueva, una parada de sementales vacunos