Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 9 DE JUNIO DE 9o8. EDICIÓN i. 8 PAG. 4. l, a gente, en tanto, apiñábase á las pueras, gritando: ¡Viva ZolaU ¡Muera Zola! ¡Más muerto todavía! Había terminado el icto oficial, y los invitados salían para presenciar el d íile militar que es de rigor en estas fiestas solemnes. Mr. regory dudaba, acariciando la culata de su revólver y preguntándose si sería aquél el momento oportuno, si estatía bien elegido el instan- te, si la celebridad vendría ahora... Dreyíus pasó junto á. él tranquilo y confiado... Dreyfus sabía que en la calle podía ser bjeto de una agresión; pero en el interior del sagrado recinto, no; porque todo aquel mundo ofieial había entrado con papeleta, y no es una costumbre muy generalizada todavía la de que asistan los invitados á una ceremonia fúnebre con el revólver envuelto en la invitación. Pasó, pues, Dreyfus al lado de Mr. reg ry; á éste, de pronto, subiéronsele á la cabeza las dos pintas de ajenjo, sacó el revólver y, apuntando á Dreyfus, le dio gusto al dedo. Y cuando creía que la multitud le iba á aclamar por su valor y su temeridad, se encontró con una lluvia de patadas y un culatazo en uu ojo que le despejaron por completo... 011! Pobre viejecito ridículo, lleno de golpes y arañazos y tratando de lanzar tina frase definitiva para que fuese telegrafiada hoy á todos los periódicos del mundo: ¡Yo no he querido atentar contra la persona de Mr. Dreyfus! -exclamaba gallardamente- ¡Yo he atentado contra el die vsmo 1 ¡Pobre viejecito ridículo! á consentir que el Gobierno apruesse cae rositas los proyectos que quiere sacar adelante contra viento y marea. La verdad es que ministeriales y oposicionistas pueden realizar sin molestia ese casi milagro- de estar hoy saturándose de oxígeno en la elevada montaña ó en la lejana playa y mañana en el salón de sesiones emitiendo su voto. Sin molestia decimos, porque hay trenes rápidos con depari a Asamblea de alcoholeros. tamentos cómodos que salvan en pocas ho Por separado reseñamos la pionera sesión de la Asamblea de alcoholeros cele- ras las mayores distancias. Y hay en el bolbrada ayer tarde en el frontón Beti- Jai. El sillo de cada representante del país un caracto, cuya importanci a es innegable, estu- net con un montón de papelitos trepados que se cambian en las taquillas de las estavo concurridísimo. ciones por el correspondiente billete de primera clase. El Estado paga. Lo dispuso así 1 mitin de Valencia. 1 el Poder legislativo, compuesto, como es saDa perfecta idea de la importancia que tuvo el mitin contra el fracasado proyecto bido, por los propios beneficiados con los billetes. de ley de represión del terrorismo celebraAsí se comprende ese viajar incesante de do en Valencia anteayer la fotograña que los padres da la patria, y que, con cualquier en tercera página put licamos, y que reproduce el aspecto que ofrecía, la plaza de to- pretexto, una primera piedra, rjor ejemplo, de un edificio, de un camino ó de un moros, donde se veriñeó el acto. 1 numento... que no se ha de concluir, se precipiten los representantes de la provincia á la solemnidad, ó que con cualquier mitin (la fiebre de los mítines se há recrudecido mu 8 enios visto en Las Novedades una intere- cho desc e que hay billetes kilométricos graa sante carta, escrita por un lector de pe- tuitos) haya algo semejante á una suelta de riódicos que debe ser persona culta y avi- palomas, volando los diputados al sitio del sada, con algunas observaciones de higiene acontecimiento para ejercer de principales pública muy dignas de tomarse en cuenta. actores. Entre ellas hay una que queremos recoTodo por el cargo, entre cuyos deberes ger, porque responde á cierta práctica se- figara también el de sostener incesante coguida de antiguo en esta casa. rrespondencia, cuyo franqueo es igualmente Se refiere el comunicante á la clásica cos- gratuito. Por eso suele ser tan copiosa. tumbre de finalizar las cartas con su besa Resulta, pues, que el sistema parlamentay o supongo que los Tribunales serán be- la mano que en la suya substituye por un rio, tal como se practica en nuestra casa, nevólos con Mr. Gregory euando llegue estrecha... Si tuviéramos el gusto de con- será defectuoso, estéril, hasta malo, si ustedes quieren; pero hay que convenir en que el momento de juzgarle, porque su delito tarle entre nuestros amigos, hubiese recibitiene muchas atenuantes. En primer lugar, do, seguramente, alguna carta de nuestro al país le cuesta caro. stjs ansias de celebridad... A los sesenta y director con esa fórmula, que le parece la cuatro años se es más impaciente que á los más acertada. veinticinco, por la sencilla razón de que ya Hace, en efecto, seis ó siete años que el ueda poco tiempo para esperar... Luego, Sr. Luca de Tena emplea esta fórmula de I os barrios bajos se estremecieron ae juel trato frecuente con la musa verde al- cortesía en su correspondencia. Sus primeras cartas con las abreviaturas consiguien bilo por la mañana. Los Reyes fueron cera las facultades mentales de estos infelices, que sueñan con una gloria imposible... tes (e. 1. m. motivaron la curiosidad de sus á la Paloma, la Pilarica de la villa, y sabido Sí. Seguramente los jueces serán piado- más íntimas relaciones, que le pedían acia- es que á los gatos como á los baturros, les sos con Mr. Gregory y le pondrán en liber- ración amistosa por esta pequeña reforma halaga que las personas de calidad se acuerden de su Virgen. Y entre piropos y benditad, aunque no sea más que para que goce de las costumbres. A todos sirvió de contesáurante los pocos años que le restan de tación una admirable crónica del ilustre ciones, la Reina desfiló por los madriles de vida la notoriedad tan bravamente conquis- Eusebio Blasco- -publicada en El Liberal, si allá abajo, donde una vez más se habrá contada. Dentro de algunas semanas, ó de algu- mal no recordamos, -donde el gran perio- vencido de que también la gente del pueno, meses, le veremos pasear arrogante entre dista disertaba, con su ingenio de siempre, blo tiene su corazoncito Saltó y vino una nueva Asamblea. Hacía las gentes- de su barrio, que le saludarán, di- sobre tan nuevo y sugestivo tema. ¡Estrechar la mano! Si eso es lo que se lo menos ocho días que no teníamos una. ciéndose los unos á los otros: Mirad... Ese es Mr. Gregory... ¡El que disparó dos tiros acostumbra en las relaciones personales, La de ayer fue de alcoholeros, para tratar contra Dreyfus! Cuando se siente á tomar ¿por qué mentir, á título de cortesía, ofre- de la defensa de sus legítimos intereses, en el aperitivo en la terraza favorita, el patrón ciendo en el papel lo que no hemos de ha- lo cual hicieron bien. Tampoco se les puede irá á saludarle cortés, el mozo le servirá con cer en la vida La higiene ha venido des- censurar porque se mostrasen contrarios al largueza y los contertulios harán corro en pués á añadir á esas razones morales otras cierre dominical, porque ¿á qué están? Pero más dignas de tenerse en cuenta. Si la ur- que un asambleísta dijese que Madrid patorno á la mesa del hombre célebre... un pueblo ¿Qué más? Las revistas militares, los banidad exigiera que besáramos la mano al rece no se abren muerto los domingos porlas tabernas no grandes periódicos, enterados ahora de las prójimo, esa ciencia que vela por la salud que ya que sobre la animaciónestá ya tan que tiene del individuo y de los pueblos nos lo pro- bien, brillantes aptitudes que posee Mr. Gregory hibiría terminantemente. Es decir, ya lo ha este pueblo, eminentemente dominguero, para desempeñar el gran reportage militar tiene la de la gente que antes se metía en le solicitarán constantemente pidiéndole ar- prohibido, puesto que ha decretado la su- las tabernas y que ahora frecuenta los papresión del beso. tículos, que le pagarán muy bien, y no fal Creemos que la gente no ha meditado seos y los alrededores, amén de que todatara editor que se brinde á publicar un vía no se ha registrado un crimen tabernagrueso tomo con las Memorias del célebre bien sobre la vieja é inútil fórmula del rio los domingos desde que hay cierre. Y b. 1. m. De hacerlo, la hubiese suprimido publicista. algo es algo. Es la felicidad tanto tiempo soñada la también hace tiempo, substituyéndola por Cosa nueva en los Tribunales fue la vista que entra ahora ds repente en el modesto la de e. 1. m. Porque la verdadera cordomicilio de Mr. Gregory. Y yo me figuro á tesía es ofrecer aquello que estamos dis- del proceso instruido á consecuencia de un puestos á cumplir en todo momento. choque de trenes ocurrido aquí cerca, del este pobre viejecito murmurar á solas: cual choque resultaron algunas víctimas. ¡Tonto de mí! ¿Por qué no se me ocuLo chocante será que resulte alguien resrriría antes pegarle los dos tiros al comanponsable. dante Dreyfus? No hay noticias nuevas del crimen misI óvenes que acariciáis sueños de gloria... ISTEMA CARO Los senadores y dipu- terioso. Nadie se ha suicidado siguiendo tados m i n i s t e r i a l e s el ejemplo del portero de la casa del cri 3 No os molestéis en estudiar, en resolver kjp problemas, en idear grandes obras para in- contestan á los requerimientos del Gobierno men, lo que hace creer que el incógnito crimortalizar vuestros nombres... Aprended de que no faltarán de Madrid si las Cortes es- minal tampoco quiere hacerse justicia. AdeMr. Sfcregory, que un día creyó hacerse cé- tán abiertas durante el verano. Si están au- más, se ha sabido que un prójimo á quien lebre escribiendo una táctica militar inno- sentes, cosa natural cuando el sol de Julio buscaba la Policía se ha hecho arrestar con nombre supuesto orno blasfemo, para burvadora y continuó siendo desconocido... La y de Agosto apriete, vendrán en seguida. i Lo mismo harán las oposiciones. No van lar de este modo la persecución, y notoriedad, amigos míos, hay que conquistarla bravamente... ¡Pegadle dos tiros al primer Dreyfus que se os ponga por delante, y vuestro apellido traspasará glorioso las fronteras! José JUAN CADgNAS. París, Junio. NUESTROS GRABADOS E ESTRECHA LA MANO MADRID AL DÍA CRÓNICA POLÍTICA