Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D O M I N G O 7 D E J U N I O D E 1908. E D I C I Ó N i. P A G 4 mente, herido por el mismo pistoletazo con que se arrancara la vida el brav general en una crisis de neurastenia sentimental. ejó de cantar la cigarra, y Paulusdespev tó de su. sueño de gloria... Como ocurre siempre al despertar de todos los sueños, el viejo cantor se encontró con que no tenía hotel, ni castillos, ni viñas, ni caballos, y, como el mendigo del cuento, tuvo que ir de puerta en puerta suspirando: ¡Una limosnita para este pobre viejo, que no ha sabido echar sus cuentas! Pero París sabe hacer las cosas bien, y le organizó una función benéfica que produjo 60 ó 70.000 francos. Esta sumarien colocada, podía producir una renta modesta que librara al artista de la miseria, y después de su muerte constituiría la dote de sus hijas. Paulus no cantó más, y retirado con su familia en un rincón de la costa azul vivía como un buen burgués... Hace cuatro meD. CESÁREO FERNANDEZ DURO ses fue á pasar unos días en Monte- Cario, ACADÉMICO, FALLECIDO EN MADRID y solicitado por una empresa de Niza tomó parte en no sé qué representación de gala que se celebraba en el Casino Municipal. Fue aquella noche la última en que PauDE PALACIO lus cantó le Fére la Victoire y En revenant de ¿Qué sucederá en este caso? ¿Habrá motivos para que estos señores sean creídos? Se puede extremar aún más el caso. Estos señores estando en el Poder han hecho una ley rigorosa, extraordinariamente restrietiva; á los pocos años- -dos ó tres- -otro Gobierno, formado por hombres de distinto partido, intenta hacer otra ley del mismo orden. Si los señores que hicieron la primera ley, se agitaran, chillaran y diseursearan, ¿podríamos creerles? Merecerían la confianza del pueblo? Y todavía podemos apurar más el caso. Uno de estos señores que gritan y manotean ahora- -como grita y manotea el conde de Romanones- -dos años antes, tenía el propósito de hacer una ley igual á la que al presente es objeto de sus furores. Yo- -decía textualmente- -yo, poco inclinado á las leyes especiales, he de presentar en plazo breve á la consideración de las Cortes, como ley complementaría del Código penal una, doude, sin llegar á definirse los delitos sociales, como término más genérico que el propio del to anarquista, se comprendan todos aquellos actos que ataquen los fundamentos del orden social, y sin detenerse en prejuicios que sólo tienen fuerza cuando se trata de la puta especulación teórica, proporcione á la Revue, saludado por las aclamaciones entusiastas de un público delirante Regresamos juntos á Monte- Cario y por el camino me fue diciendo que entre las canciones de su viejo repertorio figuraba una que había gustado muchísimo allá por los años 65 y 66, cuando él la cantaba... Y alborotó el vagón, gritando con voz destemplada: Pasan por el puente muchos matuteros, y los dependientes son muy embusteros. ¡Ay, Manóle! ¡Ay, Manóle... Luego nos habló de sus pasados es, sudores, pero sin tristeza, sin lamentaciones, como un gran señor que se hubiera arruinado en un mal negocio, y hasta casi encontraba que había sido muy conveniente porque su ejemplo servirá de escarmiento á las pobres cigarras de ca e- concerí. -Ya verán ustedes- -nos decía- -cómo no les pasa lo que á mí, á Mayol ni á Dranem... Sin llegar á cobrar los cachéis que yo (á mí me pagaban 1.000 francos diarios y ellos cobran 250) harán mucho más dinero... ¡porque no gastan! Y luego añadía: ¡Bien es verdad que tampoco viven! Cuando media hora después llegamos á Monte- Cario, el viejo cantor se despidió de nosotros y atravesó la plaza del Gasino can tando alegremente: ¡A Manóle! ¡Ay, Manóle! Y las gentes que salían del Casino le miraban benévolas, avisándose y diciendo: ¡Tiens... ¡Pauhts... José JUAN CADENA S París, Junio El Rey despachó ayer más temprano que de costumbre, á las ocho y media, con el Sr. Maura, y luego marchó JL jugar al polo hasta mediodía. Por la tarde fue al Tiro de Pichón. Ivas Reinas fueron de paseo por la cane tera de El Pardo. Sus Majestades asistieron por la noche á la representación de la compañía inglesa en la Comedia. Hoy no habrá capilla pública en Palacio. Ayer marcharon á La Granja ios guardias Alabarderos que han de prestar servicio durante la jornada regia. Hoy lo efectuará el batallón de Cazadores de Barbastro. IMPRESIONES PARLAMENTARIAS fURJOSO FENÓMENO Se notaba ayer a l g u n a animación en los pasillos del Congreso. Circulaban por ellos, en traje de marcha, muchos diputados liberales que habían de salir de Madrid por la noche. Estos señores iban á inflamar de fervor liberal á los buenos provincianos. Se reía y se charlaba á gritos. Y se comentaba esta efervescencia en que, súbitamente, han entrado los parlamentarios de la oposición liberal. En provincias, ¿qué es lo que haceu? ¿Pronunciar largos y entusiastas discursos? ¿Qué defienden en estos discursos? ¿La libertad, el progreso, la justicia? Un partido nuevo, que se forma de pronto, puede hacer estas propagandas ardorosas; á sus caudillos se les puede creer. El comerciante que está en su tienda, el artssano que trabaja en su taller, el obrero que se fatiga en la fábrica, el artista que imagina en su estudio, pueden creer á estos caudillos novísimos. Ellos no tienen historia; aseguran bajo su palabra que cuando lleguen al Poder lo harán bien; ponen entusiasmo é ingenuidad- en sus discursos, y no hay ningún mal en que se les crea. Si el comerciante, el industrial, el obrero, etc. resultan engañados, ¿podían ellos preverlo? El no creer las palabras de estos caudillos, ¿no hubiera sido pasarse de listos? Sin embargo, figurémonos que estos discurseadores han pasado muchas veces por el Poder; imaginemos que desde el Poder no han hecho nunca nada por el pueblo; sigamos imaginando que la prosperidad del país le ha importado siempre poca cosa. la sociedad española los mismos medios de defensa que se han procurado en estos últimos años las naciones regidas por las instituciones más liberales y democráticas Si uno de estos caudillos- -110 aludo al dicho conde de Romanones- -ha proclamado esto, como consejero de la Corona, ¿no será una falta de consideración para un público el que el mismo señor vaya á decir ante él todo lo contrario, cuando tan poco tiempo ha transcurrido de sw. primera manifestación? En la Cámara ayer se comentaba todo esto. Entre tanto, en el salón de sesiones seguía el debate sobre la enseñanza. Hace un mes que se están pronunciando docenas de diseursos sobre este tema. No sabemos para qué ni sabemos por qué. Esto se llama perder el tiempo; cuatro ó seis señores dicen una porción de cosas que han leído. Los diputados escachan con resignación. El tiempo pasa. Y el país va perdiendo la poca fe que tenía en el Parlamento. Si es que aun teuía alguna. AZORIN CRÓNICA POLÍTICA NUESTROS GRABA DOS pfl autor de un atentado. -Como complemento deja amplia infor mación telegráfica que opoi tunamente publicamos del atentado cometido durante la traslación de los restos de Zola al Panteón contra Alfredo Dreyfus, publicamos una instantánea de la detención de 1 periodista Shregory, autor de la gresión. I a ópera Zaragoza. También del estreno de la ópera, de D. Benito Pérez Galdós y el maestro Lapuerta hemos dado extensa noticia oportunamente. Del acontecimiento teatral, pues así debe ser considerado, damos una interesantísima instantánea, hecha en el momento en que autores é intérpretes se presentaban en el proscenio, llamados por el público, que los ovacionaba entusiásticamenle. MONADAS E S admirable esta facilidad J c o a q Ue p a s a m o s e n política de los grados de calor del rojo cereza á los del frío de la indiferencia. Hace pocos días los Centros políticos, esos lugares á los que tanta importancia se da entre las gentes que no los conocen más que de v sta ó de oídas, eran hervideros de vivas discusiones, de apasionados comentarios, de empeñada lucha de opiniones. Ayer reinaba en ellos el aburrimiento Diríase que vivíamos en el país más feliz y próspero del universo mundo. Es necesario que el cable nos dé de vez en cuando un susto para acordarnos de que allende el Estrecho hay un Marruecos, y en Marruecos un problema más obscuro y amenazador que noche tempestuosa. Los liberales y demócratas requieren un proyecto de ley de Terrorismo para animarse un poco y recordar el Juego de pelota y los esfuerzos de los que se llamaron Mendizábal, Prim, Sagasta y Castelar. Los conservadores necesitan el Poder para dar testimonio de su. existencia política; porque eñ la oposición apenas si saben más que asustarse, predecir guerras cu es ante una reforma atrevida, ó amenazar con retirarse á la vida privada. Obra constante, concienzuda, desintere sada; labor puramente nacional, que desde la oposición como desde el mando sea exclusiva para el bien común, 110 para el pro-