Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 6 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN i. PAG. Cogimos una buena corriente que- nos llevó con dirección á Zaragoza, aleatizando Por la tarde fue el Rey á visitar el estudio una de las veces la altura de 6.000 metros, ú ilustre escultor Agustín Querol, y des- desde los cuales bajamos á 900, en que nos pués al Tiro de Pichón de la Casa de Campo. equilibramos, y así continuamos un gran S. M. en el largo rato que permaneció en rato, que aprovechamos para comer. casa del ilustre artista, admiró, entre otras Nos hallábamos en el término de Sástago obras, el busto que Querol regala al Monar- y en una finca llamada Gertrusa, de la que ca, un prodigio de arte y de parecido, que es dueño el Sr. Vidal (según luego supe) y valió calurosas felicitaciones á su autor. al ir á razar una de las revueltas del río También vio el Rey las maquettes de otras Ebro noté que la tela del globo flameaba; importantes obras, entre ellas la del magní- en esto comenzó á girar con gran rapidez, fico monumento de los Sitios de Zaragoza comprendiendo que había sido cogido por y una fotografía del monumento al general un remolino. Intenté salir de él arrojando argentino Justo de Urquiza, que acaba de cinco ó seis sacos; de lastre sin poder consevalerle en reñido concurso á Agustín Que- guirlo. rol el primer premio y la adjudicación de la Viendo que forzosamente tenía que tomar obra. tierra, procuré desgarrar, sin poderlo tamL, as Reinas doña Victoria y doña María poco conseguir. Entonces fue cuando dio el bote el globo en mitad Cristina pasearon juntas ayer por la Casa primer fue en la orilla opuesta, del río; el segundo quedándose de Campo. enganchado en un pino durante un rato, el Aplazada por causa del mal tiempo la sa- que aproveché para intentar desgarrar nuelida de los Reyes para I, a Granja, es lo más vamente, no consiguiéndolo por haberse probable que se verifique el lunes próximo, roto la cinta por el empalme con la cuerda. Comprendiendo lo peligroso que sería salvo orden en contrario. proseguir el viaje en estas condiciones, me También cumplimentaron al Rey el mi- esforcé por sujetarme allí abrazado al pino, nistro de Méjico, el marqués de Martorell y encargando á mi compañero procurara colos generales Sres. Suárez Valdés, Polavie- brar la cuerda del anda para amarrar el ja, Barraquer, Suárez yD. José de laPuente. globo al árbol. No lo pudo conseguir por Este último fue á dar las gracias á Su, su pese, aumentado por estar mojada por el Majestad por haberle concedido la gran agua del río. cruz de Isabel la Católica. E 1 viento abajo era muy fuerte y el pino amenazaba romperse (luego he sabido por el Sr. Vidal que había sido arrancado de cuajo) me iban faltando las fuerzas cuando me obligó á ü 1 ministro de la Guerra acompañará á Su una ráfaga de viento que temía, y soltarlo. Ocurrió entonces lo fue que Majestad el Rey á la inauguración de empezó un terrible arrastre, subiendo una la Exposición de Zaragoza, acto que tendrá ladera por entre pinos y rocas, sufriendo ugar el 14 del corriente. y sin Ya que del viaje del Monarca hablamos, fuertes contusionesglobo esperanzas de que terminara, pues el estaba completadiremos que es posible que la Corte no se mente inflado. traslade á I a Granja hasta que D. Alfonso Mi compañero se quejaba y expresaba teregrese de la ciudad aragonesa. mores de haber sufrido la fractura de una p n breve se publicará en el Diario Oficial pierna. Aprovechando un momento favora el Reglamento de ascensos de los sar- ble, quise coger la cuerda de la válvula (que gentos y el plan dé estudios que habrán de iba por fuera del círculo de suspensión) y cursar dichas clases en las escuelas regi- para poderlo hacer me puse de pie en el borde de la barquilla, sujetándome con la mentales. El referido plan es muy sencillo, como mano izquierda á la cuerda del apéndice, y conviene á individuos q u e tienen como por encontrarse la tela bastante endeble, base de su nuevo empleo una larga prác- quizá por la fermentación del barniz, cedió ésta, viniéndose abajo con el círculo de matica. dera, siendo yo entonces C e ha firmado una Real orden disponien- tamente y cayendo desde despedido violenuna altura de cin do que el próximo día 10 marchen á co metros. Zaragoza, al mando de un capitán, 21 sol Me levanté aturdido y pude ver alejarse dados de los que actualmente prestan servicio en la Exposición Histórica de Madrid. el globo rápidamente, quedándome muy iny pudiera Dichos individuos, con los trajes de la quieto miapenado por la suerte pueesperancompañero. Abrigaba la época de la guerra de la Independencia, que correr que el globo tomaría pronto tierra, actualmente usan, desempeñarán, en el cer- za de como tamen industrial de Zaragoza, funciones de remití así ocurrió. En cuanto me recogieron un telegrama al gobernador de Zaraceladores. goza, explicando lo ocurrido y la forma en que seguía el viaje el globo, anunciando su probable descenso en el término y suplicándole previniese á las autoridades que EROSTACION El Sr. Montojo, repues- estuvieran al cuidado. -TM to de las heridas que I demás lo sé por los relatos de la Prensufrió en la ascensión del Quo Vadi s, ha sa- sa Yo, afortunadamente, estoy bien y siento lido á la calle. Ayer nos contaba los inci- en el alma se haya confirmado la noticia de dentes del viaje en estos ó parecidos tér- la lesión del amigo Cortada. minos: Y tal como escuché el relato lo cuento yo. Debía acompañarme Avial; pero como RUBRYK no fue á Barcelona, pensé subir con un empleado del Parque. Pero habiéndome indicado Salamanca que el capitán Cortada había dejado entrever que tomaría parte con gusto en el Concurso, le escribí ofreciéndole el puesto en la POR TELÉGRAFO barquilla. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR Me contestó rehusando; pero al día siCÓRDOBA, 5 I O H guiente, fecha del Concurso, me sorprendió oy se ha visto ante la Audiencia la cauagradablemente presentándose para acomsa instruida por el Juzgado de Fuentepañarme. Accedí gustoso á su deseo y emprendimos la ascensión juntos. I, a primera ovejuna contra Clemente Moyano Medina por robo y homicidio. yarte de ésta no merece ocuparse de ella. DE PALACIO El procesado fue á una choza, en la cual estaba durmiendo Jorge Bravo Narváez, le machacó la cs. beza coa una piedra y le robó quince reales que poco antes se había ganado á la brisca en un café de Pueblo Nuevo del Terrible. Después, para ocultar el crimen, prendió fuego á la choza. El fiscal, Sr. Ruiz Bricen, eu su informe, ha calificado el hecho de homicidio, con las agravantes de alevosía y nocturnidad. El abogado defensor ha informado en el sentido de que el interfecto falleció á consecuencia de haberse desplomado la choza. El veredicto del Jurado ha sido de culpabilidad, con las agravantes señaladas por el fiscal, y, en su consecuencia, el procesado ha sido condenado á muerte. POPLAS DEL SÁBADO SENATUS CONSULTUS Entrad en la Alta Cámara despacio, que allí la alfombra muelle es como pluma, cede el asma y espántase el reúma en la tibia quietud de aquel palacio. Si á veees algún díscolo curiacio quiere el lago agitar con leve espuma, tal la espantosa soledad le abruma, que su discurso, al fin, se arrastra lacio. En los pasillos la campana suena eon eco acompasado y agorero, que remeda él desfile del Viático. Y en tanto un orador las horas llena, s pierde un día, un mes, un año ente o, donde sólo el sopor es democrático JUAN ERRANTE Dicen que es otro Assavero el presunto criminal, que, advertido en todas partes nadie sabe dónde está. Despierta la gente sueña con el vivo sacristán que, tras despachar de un golpe á la devota Meliá, se zafa de los sabuesos con maña tan singular que parece que disfruta del don d e la ubicuidad ó que ha quitado á Mercurio sus alas para volar. ¿Quién le sigue? ¿Quién le alcanza? ¿Quién corta el vuelo á este Juan? Bien canta el público, á tono de zarzuela popular: ¿Serán de roca los lentes ahumados o sin ahumar que gasta la policía que persi gue al criminal? O es que el ambiente está turbio y no aciertan á mirar, ó que son de roca viva y no es roca su cristal. Argos, sin duda, ha cegado al quererle reformar, y al dar sus palos de ciego no da ninguno á éste tal. Ni el consuelo se le alcauza de poder olfatear la guarida en que seguro va á dormir sueño de paz, pues, por un catarro crónicc ya su apéndice nasal apenas é oler acierta donde guisan y no más. ¡Pobrecitos policías! ¡Vaya un tute que les dan ¡Y pensar que todo acabe en música celestial! ¿Dónde estará? Dónde estará? RODOLFO GIL. NOTAS MILITARES ¿Dónde estará? ¿Dónde estará? DE SPORTS A CONDENADO A MUERTE H