Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 6 DE JUNIO DE J 9 O8. EDICIÓN 4. PAG. 5. B Ü el caso de a 5 er no significa tanto el hecho de pretender recoger en un acuerdo Una palpitación de fuera de la casa como el espectáculo promovido, revelador de esa propensión al escándalo, que significa el olvido de las funciones que se ejercen y la preferencia por lo que allí huelga, porque pugna con los intereses del pueblo, délos que debe ser celoso administrador el conté a l Todavía será tolerable que Corporaciones que son modelo de administración- -y en el extranjero se dan casos- -puedan en determinados momentos expresar una opinión sobre determinados actos de la goberción del Estado. Pero aquí, donde las elecciones se hacen, como todo el mundo sabe, Sin llegar á str fiel expresión de la voluntad electoral, soportar Municipios que pretenden hacer política en vez de ufanarse por hacer administración es irritante, y ante ese mal crónico é incurable no es fácil hallar resignación. Si ese proyecto que discuten las Coites es remedio para tanta desdicha, tarda dejnasiado su aprobación. su actitud de ayer. La írase anticonstitucional aplicada al proyecto de ley no podía servir de fundamento porque ese calificativo se ha empleado cíen veces por todos los oradores que han censurado dicha ley. Finalmente, no faltó quien asegurase que los liberales proeedieron en la forma que lo hicieron porque tenían instrucciones para no votar. Usto es indudable, puesto que un concejal liberal, el Sr. Senra, declaró en plena sesión que los liberales se abstenían obedeciendo órdenes superiores. Y otro, el Sr. farrea, votó en contra. Al llegar al barrio de Toledo vieron á un individuo que vestía blusa á cuadros blancos y negros, pantalón obscuro y boina. Los guardias dieron el ¡alto! á dicho sujeto, el cual, haciendo caso omiso de aquella intimación, aceleró su marcha, obtenienc. 0 considerable delantera sobre sus perseguidores. Los subditos del coronel Elias, no pudiendo alcanzar al fugitivo, hiñéronle algunos disparos con sus respectivos revólvers, que tampoco dieron resultado alguno. Entonces los guardias vieron que el perseguido escalaba una tapia con una agilidad pasmosa y se internaba en una finca de p l alcalde visitó ayer tarde en el Congreso propiedad particular, inmediata á la esta al presidente del Consejo para darle ción de Goya (ferrocarril de Madrid á Villa cuenta detallada de lo sucedido por la ma- del Prado. ñana en la sesión del Ayuntamiento. Como los guardias iban á pie, y esta cirEL SR. DATO cunstancia les impedía perseguir al sospee l presidente del Congreso, en unión de choso, desistieron de su primitiva intención, toda su distinguida familia, marchó limitándose P practicar algunas averiguaanoche á Biarritz, en donde descansará ciones. Una mujer les dijo que el individuo á unos días, siguiendo después á Suiza. El viaje lo hace el Sr. Dato por prescrip- quien perseguían era moreno, chato y pica n ción de los médicos, que consideran nece- do de viruelas. Los guardias, al dar cuenta á sus jefes de saria una temporada de reposo para que el presidente del Congreso recobre por com- sus trabajos, dijeron que el perseguido había abandonado en su carrera una cuerda pleto su salud. A despedir al ilustre presidente del Con- de esparto, de la cual se incautaron, presengreso acudieron á la estación el Sr. Maura, tándola á sus jefes. casi todos 1 os ministros, los altos funcionarios y gran número de senadores y diputados de todos los partidos, que seguramente no bajarían de ciento, INFORMACIÓN POLÍTICA EN EL CONGRESO la sesión A rntes de abrirseun ruidosoen el Congreso se esperaba incidente. La aruuciada pregunta del Sr. Nougués sobre la ay del Terrorismo y la noticia del grande escándalo ocurrido por la mañana en el i Ayuntamiento daban pie para esperar un espectáculo patlamentario. No ocunió nada, tal vez por lo mismo que se esperaba mucho. El diputado solidario formuló su pregunta. Contestó el se 1 ñor Maura. El Sr. Nougués se dio por sat sfeclio, y un ¡ahhh! general en escaños y tribunas puso fin al breve y tranquilo inciIcnte. El Sr. Moret no estaba en la. Cámara. El Sr. Canalejas, sí, pero no creyó oportuno intervenir en el asunto. El marqués de la Vega de Armijo llegó tarde. Eso sí, expresó con viveza en los pasillos su descontento por no haberse dado más vuelos al debate iniciado por el Sr. Nougués, y manifestó del mismo modo su desagrado por la situación, á su juicio desairada, en que habían fquedado los concejales liberales en la sesión del Ayuntamiento; y mientras fuera del sa. lón de sesiones se discutía con vehemencia y se comentaba con calor, dentro continua ba el plácido debate sobre el inagotable tema de la enseñanza. Esta era la fisonomía del Congreso en las primeras horas de la tarde. CONGRESO A PROVINCIAS F 1 NAT. DE LA SESIÓN DE 5 DE JUNIO DE 1908. Se leLian ana enmiendas presentadas al arl. 158. Al 159 se admiten una del Sr. Pedregal y otra del Sr. Torres Guerrero, y es letirada. otra del Sr. M oret. El Sr. GARNICA defiende una al 160 y la retira, después de dar algunas explicaciones e presidente del CONSEJO. Igual sucede con otra del Sr. Vincenti al 161. f a m b i é n hoy saldrá para Santander el ex Al mismo artículo defiende otra el señor ministro Sr. Alba, para tomar parte en LLÓRENTE, que también se desecLx el mitin que allí se celebrará contra el proAl 162 defiende otra el Sr. ALBARADO, yecto del terrorismo. á quien contesta el Sr. CAÑAL, siendo éste el primer artículo que trata de la cuestión batallona de la Hacienda municipal. En su discurso combate el Sr. ALBARADO la municipalización de los servicios, por considerar que esto, en vez de beneficiar la yodo está igual. Hacienda Parece que fue ayer, y, sin embargo, do lo que municipal, la perjudica, recordanpasa actualmente han transcurrido muy cerca de dos sema- pios ingleses, que han tenidoen los Mum cique nas desde que doña Filomena Meliá fue ase- sus presupuestos en un 50 por 100 aumentar por musinada, sin que hasta el presente momento nicipalizar los servicios. histórico sepamos ni una palabra respecto Considera como un absurdo económico del paradero de su matador. que se establezca en esta ley como base de La Policía trabaja, y trabaja mucho; pero la Hacienda municipal tres impuestos por tiene tan poca fortuna en este asunto, que capitación ó sean personales: las cédulas ¡el uando el jefe del partido liberal llegó al es lo mismo que si no trabajase. Parece indudable que Juan tiene protec- repartimiento comunal y los consumos. Congreso venía del Círculo de su par Esto- -dice- -no se hace ya en ninguna tido, donde se habían congregado los con- tores que tratan de ocultarle á la acción de nación de Europa, donde se procuran los cejales liberales para explicarle lo sucedido la justicia; de otro modo no puede expli- ingresos por contribuciones indirectas. carse que, á pesar de la incesante persecuen la sesión del Ayuntamiento, Y termina pidiendo al jefe del Gobietno, t El Sr. Moret aprobó su conducta, enten- ción de que es objeto, no haya caído aún en que tan enamorado está de su obra, que poder de los que le persiguen. diendo que no podían votar la proposición acepte Nos consta que el Sr. Millán Astray, tan mejorartodas aquellas reformas que para de socialistas y republicanos por haber en interesado como el que más en que Juan senten. la Hacienda municipal se preella algo que pugnaba con el sentimiento monárquico y el espíritu gubernamental Herrpro sea detenido, excita el celo de sus El presidente del CONSEJO contesta, de del partido. De haber contado previamente subordinados para que su espíritu no se clarando que es inj usto el cargo que se le aquéllos con los liberales, acaso hubieran abata ni su ánimo decaiga ante lo infruc- hace de apasionado por esta ley, porque llegado á ana fórmula que satisficiese á am- tuoso de sus pesquisas. nunca se han admitido tantas enmiendas á 1 bas tendencias; pero en la forma que el un proyecto de ley como en éste. uan, visto. -asunto se llevó, la minoría liberal, según el Además, tampoco hay Parlamento alguTodos los días sabemos de algún feliz no en donde las leyes se discutan con una entender de sus individuos y del Sr. Moret, mortal que ve á Juan. no podía proceder de otro modo que absteamplitud y una minuciosidad como en el Ayer parece que tuvieron esa fortuna dos Parlamento español. niéndose ó votando en contra. El Sr. Canalejas no se recataba para de- guardias de Seguridad llamados Manuel Añade que no se puede pedir imposibles cir que había aconsejado á los concejales Ramírez Martínez y Benito Santos Medina. y hacer que el Congreso tenga un poder Dichos guardias, que, no obstante ser verdaderamente tratiniaturgo, porque queamigos políticos suyos que votasen en favor de la protesta, conforme á las bases montados, ayer funcionaban como de infan- rerer que en unos Sías se haga el milagro acordadas en el mitin del teatro de la Prin- tería, vieron en las inmediaciones de Cara- de fundar una hacienda municipal perfecta cesa. No se explicaba lo que pudo motivar banchel á un individuo cuyas señas perso- es querer un verdadero delirio. nales coincidían con las de Juan Herrero. I os Sres. Villanueva y incenti salieron anoche para Gijón con objeto de asistir al mitin que allí se celebrará el domingo contra el proyecto de represión del teirorismo. f on igual objeto saldrán hoy para Vdlen cia los Sres. D. Amalio Gimeno y D. Tomás Maestre y los diputados señores conde de Romanones, Alcalá Zamora y Testor. RÉGIMEN LOCAL C J