Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA VIDA mo prestan valiosa cooperación los oficiales del distinguido Cuerpo. Pero en los Círculos militares se ha lamentado mucho que en solemnidades tan excepcionales se presl ii. Cuerpo de Ejército, que tiene su cinda del boato, esplendor y exteriorización cabecera en Nantes y que comprende característicos de otros Ejércitos. Muehas los departamentos de Finisterre Loira in- veces, de ese ficticio esplendor surge su ferior, Morbitran y Vendée, acaba de efec- fama, y así, en ocasiones, es elaborada una tuar en estos días unos interesantes simu- representación engañosa y usurpada. Nuestra excesiva modestia HOS somete á lacros de provechosa enseñanza y de utilidad manifiesta, y en los que han jugado en juicios equivocados que de modo alguno combinación con las fuerzas de tierra tro- merecemos. Si en la ceremonia realizada en pas de marinería. Como es natural, la im- la explanada de Caballerizas del Real Palaportancia de esta acción combinada es muy cio hubiese formado la brigada entera de esencial, y ño es extraño, por tanto, que se Cazadores, cuyos seis batallones manda c. on trate de conseguir el mayor provecho de tanta competencia, acierto y entusiasmo el tal consorcio. A ello obedecen las manio- general Pintos, indudablemente el acto de bras en cuestión ya celebradas en años an- presentación de una muestra de nuestro teriores en otros Cuerpos íranceses y en Ejército á, un augusto Príncipe extranjero hubiera revestido más realce y esplendor. Italia, Alemania é Inglaterra. En Italia fueron varios los proyectos de El reciente licénciamiento que por causas maniobras combinadas, En su realización forzosas acaba de ordenarse ha motivado se suponía que el enemigo poseía la supre- la presentación mezquina de nn reducido macía en el mar, y por tanto 3 que su escua- contingente. dra aseguraba cualquier desembarco. Los 5.000 hombres que constituían esta columA título de curiosidad consignamos cuanna lo hicieron al Norte de Ñapóles, y mar- ío en los Ejércitos extranjeros xiste charon sobre el Volturno sin dificultad, reglamentado en lo que respecta á los coropues los fuertes de Ñapóles no podían opo- neles propietarios ú honorarios. nerse, y las defensas de las costas eran muy En el Ejército inglés, los coroneles honodeficientes. Las maniobras ejecutadas de- rarios no dependen para nada de las automostraron que la costa de Ñapóles está á ridades militares que ejercen mando supemerced de cualquier ataque, y que lo pro- rior sobre su regimiento. pio ocurre en los 6.000 kilómetros de costa Cuando el jefe honorario visita el país en italiana. que reside su regimiento, una comisión del En cuanto á los ejercicios de desembarco Cuerpo, presidida celebrados en Inglaterra, fueron un mo- á cumplimentarle. por su jefe efectivo, pasa delo de rapidez y de buena preparación. Al llegar el coronel honorario á la guarnición en que presta servicio su regimiento, suele pasar una revista, indicando de anteEJÉRCITOS mano su, deseo al Rey. Para desfilaría EXTRANJEROS toma previamentelalacabeza del regimiento, autorización de S. M. RANCIA En la semana actual realiza El coronel honorario no tiene en Inglaen la frontera del NE. el ge- terra deber militar alguno, y sus obligaciomeral Tremean un interesante viaje de Es- nes son de pura cortesía. tado Mayor. La concentración tendrá lugar El emperador de Alemania en Neufcháteau y á l a s prácticas asisten norario del primer regimientoes coronel hode aumeroso personal de los Cuerpos de In- del Imperio británico. Al tomar Dragones posesión, fantería, Artillería é Ingenieros. Guillermo II regaló al regimiento un retrato sayo, que- ¡envió por conducto del embaFvel 1 al 5 de Junio se verificarán en Fran- jador alemán en Londres. Regaló también cia las oposiciones para ingreso en la quinientas libras esterlinas con destino aun Escuela Politécnica. Los candidatos serán que el sometidos al examen de las materias si- fondo atenderregimiento ha creado para procurar á la guientes: Algebra, Trigonometría, Física, sus clases y tropa. educación de los hijos de Seometría analítiea, Mecánica, Química, El 16. de Lanceros, que manda el Rey Descriptiva, Cálculos, Idiomas y Dibujo. Alfonso, tiene un fondo análogo, cuyo objeUIZA El Ejército helvético acaba de to es socorrer á los soldados veteranos, y, realizar una notable é interesante claro está, que nuestro Monarca nutre el adquisición de materias de transporte para depósito de que se trata con toda la hermoia conducción de víveres, municiones y sa esplendidez de su carácter generoso. squipajes. Al servicio sanitario también se El emperador de Alemania, á poco de ser le dedica muy loable atención. Los ejercí- nombrado jefe honorario del primer regiaos de ensayo se realizarán en el mes pro- miento de Dragones, invito á una comisión rimo en Lausanne, y de su celebración y constituida por el primer teniente coronel y resultados daremos cuenta detallada. tres oficiales para ir á Berlín. En la memoria de todos perdura el grato recuerdo de las brillantes fiestas, ceremonias y recepciones verificadas en las diversas excursiones que CORONELES nuestro augusto Monarca ha realizado en HONORARIOS Inglaterra revistando su regimiento de Lan u n g í a n solemnidad se ha celebrado la ceros de Aldershot, singularmente distin toma de posesión del mando del bata- guido en la guerra de 1808, pues concurrió tón Cazadores de Arapiles por su teniente y se batió valerosamente en las batallas de oronel honorario, el duque de Connaught, Salamanca y de Vitoria. En el Ejército alemán, los mandos honoiríncipe Arturo de la Gran Bretaña. La presentación de Cazadores de Arapl- ríficos no están tomados en cuenta en la ss fue irreprochable, corroborándose la pro- Constitución del imperio ni en ninguna ley eehosa labor del teniente coronel efectivo, especial, no existiendo, por lo tanto, reglax. Ortega Lores, al que con gran entusias- mentación determinada. La elevada jerar- E MANIOBRAS COMBINADAS F S quía de las personas que ejercen los mandos, entre los que figuran Príncipes alemanas y Soberanos, motivaron el que dejen de cumplirse formalidades militares. El regimiento conserva como título el nombre de su jefe honorario, á semejanza de lo que se practica en Rusia. Los regalos que dedican los jefes nonorarios á los regimientos alemanes son verdaderamente suntuosos. En los regimientos llama la atención U riqueza de algunos presentes, que son donativo de los monarcas, y en el Casino del antiguo regimiento de Fusileros de la Guardia y del primer regimiento de Artillería son notables el confort y el lujo de algunas instalaciones. Existen regalos de t a n t a importancia como el de las corazas negras que usa el regimiento de Guardias, y que fueron donadas por el Zar Nicolás. El malogrado rey Luis de Portugal, al se nombrado jefe honorario de un regimiento prusiano, envió primero su retrato al regimiento y después unos ricos jarrones de plata, condecorando á todos los oficiales. En lo que respecta á las relaciones de los jefes honorarios con los génerales de la brigada y de la división á que el Cuerpo pertenece, no hay nadaMestablecido ni prescripto, pues el mando no se ejerce más que en un momento determinado y p o r pura fórmula. El Monarca ó Príncipe honorario que toma el mando lo hace solamente al aproximarse el regimiento al desfile, recibiéndole los jefes de la brigada y de la división. Las costumbres establecidas en el Ejército alemán con respecto á este particular y á casos análogos son tan raras é insólitas, que su narración resultaría mny extensa, pues sería preciso explicar y desvirtuar ese concepto exagerado que á todos nos inspira el sistema germánico. En el Imperio austro- húngaro, cuando se nombra á un- Soberano coronel honorario de un regimiento; espera á que se le presente la comisión del Cuerpo que ha de felicitarle, y que siempre acude á su corte. En las fiestas que celebran los regimientos, los jefes efectivos dirigen siempre telegramas de salutación á los coroneles honorarios. Los objetos que suelen regalarse en cualquiera de las ocasiones que se presentan, tales como jubileo del Cuerpo, aniversario del nombramiento del coronel honorario, etcétera, etc consiste siempre en un cubierto completo con los escudos reales para el comedor de los oficiales, pues, á semejanza de lo reglamentado en Alemania, cada regimiento tiene su mess. Otra ceremonia que se vermea con gran esplendor y aparato es la bendición de las banderas. En la que se celebró en el regimiento de que era coronel honorario tan Príncipe de Prusia rogó el Cuerpo que apadrinara el acto la Princesa eonsorte. Su Alteza Real aceptó, delegando en la esposa del coronel efectivo y regalando el Príncipe para la bandera del regimiento la corbata reglamentaria. Los corone es jefes de los Cuerpos mandan trimestralmente el estado de la fuerza presente en el regimiento al coronel honorario á fin de que pueda seguir el alta y baja de los jeies, oficiales y tropa. Entre los coroneles honorarios y los generales jefes de brigada, división y Cuerpo de Ejercitó no existen relaciones algnnas. Al tomar el mando de su regimiento la