Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES i. DE JUNIO Db i 9 o8. EDICIÓN i. PAG. CARTAS A FLORA ARIÑO FALSO Quiero hacerte obser var un peligro que no habrá escapado á tu perspicacia. Me refiero á esos cariños falsos con que nos brindan ciertas gentes sin corazón. Aun cuando difcen á cada instante que poseen exquisita sensibilidad, ni sienten ni padecen, y, en cambio, hacen padecer á los demás. Alardean, además de una suprema gravedad exterior, del puritanismo á que aludí anterior- mente, con el cual encubren sus pequeños vicios y miserias, sus bastardas pasiones, sus irremediables defectos. Indolentes y perezosas, aparentan actividad y diligencia. Traidoras y cobardes, simulan nobleza y valor. Hay no pocos hombres y mujeres de esa calaña convencidos siempre de que su fanfarronería deslumhra y domina. ¡Inocentes! Por desgracia, el género es más abundante en el sexo femenino. Ya recordarás cómo procedían las malas pécoras que padeciste al salir del Asilo, sirviéndolas con lealtad, sin que agradecieran ni recompensaran tus valiosos servicios. Te asombró la gran petulancia con que trataban á los desconocidos; con qué orgullosa dignidad hablaban de su aristocrática estirpe, á trueque de olvidar á cada paso el decoro, que la verdadera aristocracia no abandona iamás, aun en la decadencia ó ruina. Pero con facilidad suma perdían los papeles, como suele decirse, y dejaban de recitaría papel en la comedia humana; acogían las amistades recientes con transportes jubilosos, desplegando todas sus artes para hacerse agradables, aturdiendo á los incautos con falsos arranques de sensiblería, con f esando mentidos dolores morales y preseninctitnqs. de. la fatalidad ó del egoísmo ajeno para hacerse amat 5I esrSins lar simpática compasión. Se parecen á los prestidigitadores, que al exhibirse ante el público tratan de probar honrada seriedad, y muy sobriamente nos van presentando sus juegos con modestia y exquisita limpieza. Una de sus habilidades más sorprendentes estriba en ir sacando monedas de todas partes, las cuales van recogiendo en un sombrero ó en una copa de cristal para que resulte más maravillosa la suerte. Las monedillas caen en lluvia de oro, en tanto que el rostro del operador resplandece de alegría y bienestar. Falso es el metal, como el regocijo, pero parece de ley; el caudal es bien escaso, pero diríase cuantioso. I a operación se repite en todas las exhibiciones, con asombro de los espectadores inocentes é indiferencia de los desengañados. De igual modo aquellas desdichadas, bien conocidas por su desgracia, como tantas otras, van vertiendo raudales de cariño falso, mintiendo siempre, lo mismo cuando nos hace reir su gravedad grotesca de personas serias, como cuando nos entretienen con ruidosas y huecas carcajadas, que simulan alegría fría y estudiada. Huye siempre de esos comediantes como de la peste; haz que los tuyos los compadezcan y los olviden. comedor. Ocuparon otras estancias para colocar artefactos de repostería, y la gente menuda atisbo los platos montados, y de las cocinas surgieron olores gratos de cosas desconocidas y apetitosas. Los nuevos asilados, algunos de los cuales, antes de su orfandad, gustaron las delicias de la buena mesa en el hogar, creyeron que quizá les obsequiarían con lo sobrante de la mesa, pues recordaban los días señalados en que probaban las cosas exquisitas saboreadas por los invitados La mayoría permanecía impasible sin esperar ni pedir nada. ¡Pobrecillos seres, graves y silenciosos, como animales amaestrados; no merecisteis la menor migaja del festín! Y yo pensé: Si las gentes, cuando son felices, no se acuerdan de los desgraciados, j -nándo lo bm- án en la vida? V. F nienteinente. La dieta huirica es en ocasiones indispensable, y esto trae ala memoria los antiguos consejos de los viejos prácticos españoles, que aconsejaban la supresión de la lactancia, sustituyendo durante algunas horas ésta por infusiones diversas. En la alimentación de los niños, no nútrelo que se ingurgita, sino lo que se asimila. El estómago del niño no acepta siempre la leche de vaca, aun siendo pura, sana y normal. Es indispensable vigilar y favorecer la digestión y asimilación, dosificando tan precioso alimento y en ocasiones mezclándole con substancias diversas, como cocimientos de avena, infusión de malta papaína, etc. En cada caso, el médico establecerá el medicamento de elección. Lo que interesa que conozcan los padres es que en los casos más graves, aun en niños atrofíeos y atrépsicos, no se les puede, TUÍUN. MONUMENTO AL DR. GAMBA ni se les debe someter á alimentación excesiva. Obsérvanse verdaderas resurrecciones cuando se procede con medida y cuidado, DOCTO R GA efectuando tanteos prudentes con observaue el compañero é inspirador del conde ción de las deposiciones y del peso. Ricardo de Netro, que fundó las EsRousseau Saint Philippe diee que los nicuelas de Raquíticos. En la de Turín, cuya ños no mueren nunca de hambre, con lo vista publicamos en uno de los números cual quiere significar que es más peligrosa precedentes, la gratitud de la Junta admi- la indigestión que la dieta. Lo importante nistradora del benéfico asilo erigió un mo- es mantener la integridad del organismo, la numento mural á la memoria del insigne energía del sistema ner nw v la desinfecprofesor, en la sala de recreo de los niños. ción intestinal. Consta del busto en bronce, de admirable parecido, y una composion artística, de que da idea el grabado que publicamos. MI ESTAFETA Gamba fue nombrado Barón por el EstaUna madrecita. No solo es peligroso el do italiano en premio á su filantropía y al sino perjudicial, y tesón con que propagó la regeneración de automóvil en su estado, desistir de la excurmi opinión es que debe la raza por medio de tan útiles fundaciones. sión, á menos que el camino sea bueno y no violenten la velocidad. En- la ciudad, no veo CUADROS REALES en utilizarlo, siempre LA LACTANCIA EN LAS grave inconvenienteangustia el temor de los que no la produzca DIARREAS INFANTILES atropellos. Playa del Mediodía. PermanenLAS MIGAJAS P. L. G. I os chiquillos é la Casa de Caridad andaEl doctor Rousseau Saint Philippe, de cia prolongada. ban soliviantados. En la hermosa capi- Burdeos, nuestro ilustre amigo, ha hecho Soledad. Hagan la solicitud al duque de lla preparábase una solemnidad. La ador- una importante comunicación á la Acade- Veragua, presidente de la Sociedad Protecmia de Medicina de París respecto al uso tora de los Niños. naron con plantas y flores, ricos tapices y dorados sillones. Una feliz pareja celebraría del biberón. Estima que la lactancia por E. U. Reposo, aire puro y pocas drogas. susbodas, y los cánticos de los niños real- este medio se puede considerar como una medicación alimenticia, y exige en ocasiones zarían la hermosa ceremonia. su suspensión k fin de que las vías digestiUn ejército de camareros invadió el seve ro salón de actos, transformándole en lujoso vas sean litnníadas y desinfectadas conveBIENHECHORES DE LA INFANCIA F