Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS NIÑOS EN EL COLEGIO ii ENFERMEDADES INFECCIOSAS rá ea el pañal; una vez tranquilos, se les sumergirá de nuevo, y de esta suerte, no sólo no ilorarán, sino qtte se acostumbrarán 1 os maestros deben cuidar mucho del ais lamiente de los niños que presenten las llamadas estomatitis ó inflamaciones de la bo ca, caracterizadas por ulceraciones grises que sangran y van acompañadas de fetidez de aliento. Son también sumamente contagiosas las parótidas ó paperas, caracterizadas por abultamiento del cuello é infartos, con fiebre. La enfermedad más grave es la difteria, cuyos síntomas más salientes son las placas en la garganta, velo del paladar, etc Sería conveniente practicar un reconocimiento diario en la boca y fauces de los niños, separando inmediatamente á cuantos presenten el menor síntoma faríngeo ó laríngeo. I a tos bronca, perruna, que acompa ña al garrotiilo, debe ser inmediatamente tratada, pues aun cuando se trate de un falso crup, es decir, de una laringitis catarral, no es posible diferenciarlo en los primeros momentos. Las enfermedades del aparato digestivo, acompañadas de vómitos, fiebre ó diarrea, son casi siempre muy dignas de atención en FIGURA i. a. los niños. Las llamadas gástricas son poi terapia. StempieTCT lo común tifoideas- de- nie ia ar- H fcensi ad; ien no suelen empezar de modo brusco, prece- viene que se reaccionen bien. Se conoce la de la inapetencia, pérdida de fuerzas, fiebre moderada, dolores de cabeza de variable FIGURA 4. a intensidad, lengua sucia, que se hace seca; dolores de vientre, y, por fin, diarreas, cuhumedad en los sobacos é ingles, y espolvoyos productos han de ser convenientemente reando su cuerpo con polvos impalpables desinfectados. Por regla general, todo nmo de arroz ó de almidón, bien con una borla cuyo estado gástrico persista cinco días muy limpia, ó con la mano, vistiéndole endebe ser sacado- del colegio. seguida (Fig. 5. a pálida, es señal de que el baño no se diC bien ó le perjudica. Para sacar al niño del baño, con la mano izquierda sostendremos el cuello y la cabeza; con la derecha, los pies y muslos (Fig. 4. Se le envolverá en una toalla de las llamadas de pelo ó una sábana seca y caliente, secándole con suavidad, evitando que quede BAÑO En uno de los números anteriores se presentó gráficamente el modo de coger á los niños sin perjudicarles. Importa recordar estos detalles al hablar del baño, uno de los elementos de FIGURA 2. a higiene indispensables para la vida del niño. buena reacción en el color rosado de la piel. Las figuras i. a y 2. a muestran cómo debe Cwando ésta se pone lívida y demasiado introducirse al pequeñuelo en Ala bañera para sumergirle en el agua. La señala un buen medio de sostenerle á flor de agua con la mano izquierda, que abarca el cuello del niño para mantener la cabeza fuera del agua, en tanto que la derecha le lava ó fricciona suavemente con una esponja fina, que ha de estar siempre muy limpia, sumergiéndola en agua hirviendo cada vez que se usa. Por regla general el baño, salvo indicación médica, no debe ser largo, limitándonos á una verdadera afusión seguida de lavado. Haciendo la operación con precaución, tesiendo la temperatura tibia, de suerte que no experimente impresión brusca, el niño no gritará, experimentando bienestar. Pero si la impresión de frío es intensa, ó si le hace daño, el niño gritará. Los mayorcitos tienen verdadero miedo y sus gritos son agudos y de espanto. En tales casos se les saeará pronto del agua y se les enve. veFIGURA 3. ARTE Dfí CUIDAR m A LOS NIÑOS EL FIGURA 5. a El agua conviene que haya sido hervida, y la temperatura del agua debe señalar 37 del termómetro, ó, en caso de no tenerlo, que la mano experimente sensación agradable, nunca demasiado caliente.