Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 3o DE MAYO DE 1908. EDICIÓN 4. PAG. 8. p l ministro de la Gobernación ha manifes tado hoy que no se celebraría esta tarde la sesión de clausura de la Asamblea de médicos porque el principal y casi único objeto de esa sesión era el de hacerse cargo el Sr. La Cierva de las conclusiones votadas, y las conclusiones le fueron anoche entregadas por la Mesa y una n- presentación de asambleístas. NOTAS DELATARDE CRIMEN 1 as diligencias de ayer. A pesar de haber salido ayer de guardia, el Juzgado de la Universidad se constituyó por la tarde para seguir trabajando en la causa del crimen de la calle de Aceiteros. Entre ptras cosas de menor interés, tomó declaración á un detenido en el Retiro, algunas de cuyas señas coinciden con las del Juan Herrero que se busca. A última hora de la tarde se personó en el Juzgado el comisario señor Marsak Este señor, para comprobar lo anotado en el almanaque, se personó en la caliere Bravo Murillo, I I Allí supo que vivía, en unión dé su esposa, un sujeto llamado Juan Simón, y por si pudiera dar alguna luz en este asunto, lo mandó llamar. Juan aclaró ante el comisario, y fue comprobado por éste, lo que hizo durante los días 22, 23 y 24, en vista de lo cual no faé detenido. p n libertad, Ha sido puesto en libertad anoche el individuo detenido ayer tarde por coincidir sus señas personales con las de Juan Herrero; Comprobado que este sujeto no era el que se buscaba, el Sr. Rodríguez Marín se apresuró á dictar el auto de libertad. p l entierro. Ayer fue conducido á la última morada el cadáver de la víctima de este crimen. Los restos mortales de dofia Filomena fueron encerrados en una caja negra adornada de galón de oro, y conducidos al cementerio del Este en una carroza fúnebre tirada por dos caballos. Presidió el duelo D. Gaspar Villagrán, esposo de doña Filomena. Oegún telegramas recibidos en ción, ha quedado soluciona; dga de La Coruña. p l Sr. La Cierva, hablando h 1 ios pe riodistas del proyecto sobre el Terrorismo, ha. dicho que no hay por qué citar fechas ni suponer precipitaciones, y que lo ünico que puede asegurarse es que recaerá uno de estos días distamen y que el proyecto seguirá la marcha normal, como cualquiera otra iniciativa legislativa del Golbierno, p l ministro de Fomento ha recibido esta mañana el siguiente parte telegráfico: Zaragoza, 29, 12,35. Gobernador civil al ministro Fomento: Tengo la satisfacción de expresar á usted que cuantas autoridades y particulares asistieron ayer apertura pabellón Fomento Exposición híspano- francesa hacen grandes y justificados elogios de una instalación que honra á la vez al ministerio de Fomento, del digno cargo de V. E. y á los Cuerpos facultativos dependientes del mismo, colocando á gran altura su brillante estado y la grandísima utilidad de sus servicios al país. Uno mi felicitación á la general de cuantos la han visitado. TUlonsieur Lucien Layut, vicepresidente déla Sección francesa en la Exposir ción de Zaragoza, ha visitado esta mañana al Sr. González Besada para hacerle entre- ga de una medalla conmemorativa. La medalla es de plata, artíst c i; nte acuñada y de mucho gusto. I f na comisión de diputados provinciales, de Lérida, presidida por el señor go- r jlbernador de aquella capital, ha visitado hoy (también al ministro de Fomento para invitarle á que vaya á dicha población y personalmente compruebe la urgencia de fas obras públicas que vienen solicitando los representantes en Cortes. tra comisión de Almadén ha visitado á dicho ministro para solicitar la variación del trazado del ferrocarril de Almadalejos. H 1 Rey ha firmado hoy los decretos reno vando la mitad del pleno del Consejo de Estado. Los nuevos consejeros son los siguientes Señores ex ministros: Estado, Sánchez Román. Gracia y Justicia, Canalejas. Guerra, Polavieja. Marina, Sánchez de Toca. Hacienda, Salvador (D. Amos) Gobernación, Dato. Instrucción pública, García Alix. Fomento, Gasset. a Comisión que entiende en el proyecto sobre represión del terrorismo se ha reunido á las cuatro para seguir estudian do el dictamen que ha de emitir. L t ADRID. Cierre: Interior contado, 83,10; 4 fin próximo, 83,55; Amortizable, 100,55; Banco de España, 459; Banco de Castilla, 95; Río de la Plata, 407,10; Tabacos, 401; Explos vos, 536; Azucareras preferentes, 101,75; Cédulas, 101,25; Francos, 13,40; Libras, 28.47. DEL DÍA 3o Desde las ocho de la mañana constituyóse hoy en su despacho oficial el Juzgado instructor, ampliando algunas declaraciones de las prestadas anteriormente. Un alguacil fuá portador de una carta para el fiscal, Sr. Ruiz Andrés, rogándole que se presentara en el Juzgado, lo que hizo á las diez y media. Poco después eran introducidos en el despacho del Sr. Martínez Marín dos golfos, llevados á la presencia judicial por el cabo Latorre y el guardia Toribio. Estos agentes, cumpliendo órdenes del comisario Sr. Marsal, dieron de madrugada una batida por los sitios en que tienen sus guaridas los golfos. La batida dio por resultado el hallazgo de dos que con sus afirmaciones ponen casi al descubierto al autor del crimen cometido en la persona de doña Filomena Meliá, y que no es otro que Juan Herrero Sandoval. Ángel Fernández abeza y José Martínez, que son los dos golfos á quienes nos referimos, dijeron al cabo y repitieron ante el juez lo siguiente: Yo- -dijo Ángel- -conocía de vista nada más al sujeto á quien ahora se busca. La noche del miércoles estuve con él toda la noche. Vestía pantalón claro, blusa larga y cubría la cabeza con una gorra; llevaba un lío de ropa y puestas en la mano tres sortiJUAN HERRERO SANDOVAL, A QUIEN jas, una de ellas de señora, y por la que me PERSIGUE LA POLICÍA COMO PROBABLE dijo daban de empeño 13 duros; en el bolsiAUTOR DEL CRIMEN DE LA CALLE DE llo llevaba dinero, entre el cual figuraba un paquetito de dos pesetas en monedas de dos- ACEITEROS céntimos. Por la mañana nos separamos, y También en la casa núm. 11 do Bravo al ir por la noche á pernoctar á la cueva Murillo vivió otro sujeto, Uamado Juan Re- q e llamamos Raspada, en el Cerrillo de San careno, el cual hace tres meses fue desahu- Blas, volví á verlo, acompañado entonces ciado del cuarto que ocupaba por falta de de José Fernández. Ya no llevaba las sorpago, marchándose á la calle de Feijóo, nú- tijas. mero 3. De este sujeto no se había, á última Yo- -sigue diciendo el golfo- -había sabihora de la tarde, podido averiguar nada. do el rimen, y me enteré, por tanto, de que A las siete, el Juzgado se dirige á las cár- se buscaba á un tal Juan. Sospechando que celes con objeto de ampliar las declaracio- pudiera ser él, al entrar en la cueva y verle, nes, y, según rumores, tal vez se decrete la le dije: ¡Hola, Juan! El se sorprendió y libertad de alguno de los detenidos. me dijo que cómo sabía yo que se llamaba así. T joña Dionisia. Poco después, y como queriendo evitar Averiguaciones posteriores nos pe iten asegurar que doña Dionisia Sánchez, que yo le preguntara algo, marchóse, acomviuda de Marín, no ha sido nunca cajera ni pañado por José. El otro golfo, José Martínez, mzo iguales administradora déla víctima de este crimen. Doña Dionisia era, efectivamente, amiga ó parecidas manifestaciones, añadiendo que de doña Filomena, por haber sido la madre al salir de la cueva, de madrugada ya, Juan le invitó á tomar una copa de aguardiente, de ésta modista de aquélla. También se ha demostrado que dona uio- cambiando un duro para pagar. Siguieron nisia, aunque buena católica, no ha estado por las rondas, entrando en varias tabernas, nunca á punto de profesar en ningún con- en una de las cuales compraron un poco de bacalao, y siempre abonando el gasto el vento. Considerándolo un acto de justicia, hace- que ahora cree es Juan Herrero. El juez, después de oir las declaracionesi mos estas aclaraciones. de los dos golfos, trasladóse á las respecti- p n la cárcel de mujeres. vas cárceles para llevar á cabo algunas di A última hora de la tarde estuvo el ligencias. Juzgado instructor en la Cárcel de Mujeres, ampliando algunas declaraciones. p l juez instructor del proceso ha decretado Contra lo que se esperaba, y en vista de hoy la libertad de los cinco detenidos, que no está suficientemente probada la ino- y ha continuado tomando declaraciones y cencia de las detenidas, el iuez no las le- practicando nuevas diligencias encaminavantó la incomunicación. das al esclarecimiento dei hecho. p l Juzgado.