Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. 1 UEVES 28 DE MAYO DE 1908. EDICIÓN 4. a P 4 G. f. enérgicamente al Sr. Ochando, y se exculpa de las acusaciones que en oidea á, la disciplina lia arrojado sobre su historia militar. Para alusiones, interviene brevemente el senador y subsecretario Sr. MONTES SIERRA para hacer constar que en la gestión y dirección de los asuntos del ministerio ao hay ni ingerencias extrañas ni presiones. El general LÓPEZ DOMÍNGUEZ se lamenta de que el asunto que se debate haya tomado tales proporciones y aspecto, que conviene borrar, más ahora, que se hacen campañas antimilitaristas, y espera que, en atención á la respetabilidad de sus años y á su larga vida parlamentaria, la Cámara acogerá bien sus palabras. Excita á la presidencia, á los generales Ochando y Primo de Rivera y al Senado todo á que se ponga en seguida término á la cuestión promovida de modo satisfactorio y en bien de los prestigios del Ejército y de los intereses de la Monarquía y de la patria. El PRESIDENTE se muestra propicio á la oportuna proposición del general López Domínguez. No menos dispuesto á que el largo incidente acabe, el ministro de la GUERRA áíce que sólo si se le provoca hablará. El general OCHANDO responde ala invitación que se hace á su caballerosidad, asintiendo á lo propuesto y renunciando á leer documentos de gravedad que á previsión llevaba. Después desleídos y aprobados sin discusión varios dictámenes y proposiciones de escaso interés, se reanuda el debate del provecto de REFORMA. HIPOTECARIA Continúa su rectificación, suspendida ayer, el Sr. ALVAREZ GUIJARRO. Queda el orador, que representa á la Comisión, en ei uso de la palabra para mañana. Y después de leído el despacho ordinario se levanta la sesión. ORDEN DEL DÍA I S. F I G U R A S DEL DÍA D. JOSÉ RUiZ, PRESIDENTE DEL CONGRESO INTERNACIONAL DE EDITORES en cumplimiento de la ley de protección á la industria nacional. Termina diciendo que no desdeña el juicio de nadie, como no lo desdeñará ningún hombre público, pero que está seguro de que las acusaciones no prevalecen si no tienen un fondo de razón. (Bien en la mayoría. Rectifica brevísim amenté el Sr. BURELL, manifestando que la provisión de postes telegráficos en España será la ruina de la riqueza forestal en el país. El ministro de la GOBERNACIÓN reconoce que el tema es interesante, pero que como los propietarios de bosques tienen sobre sus productos pleno dominio, si no se les utiliza en España lo exportarían al extranjero, ó harían otra cosa eme no fueran postes. El Sr. SORIANO pide datos sobre las subastas de postes telegráficos, verificadas en los últimos cinco años, y especialmente cuando fue director D. Javier los Arcos. Se suspende esta discusión. ORDEN DEL DÍA CONGRESO PIÑAL DE LA SESIÓN DE 27 DE MAYO DE 308 LOS POSTES TELEGRÁFICOS El ministro de la GOBERNACIÓN rectifica. Reconoce la forma correcta en que el señor Burell ha tratado el asunto. Y voy á entrar á tratar de un asunto que no me afecta particularmente, p e r o que quiero esclarecer, porque veo que S. S. no lo ha interpretado bien. Me refiero á lo que S. S. dice son inexactitudes de los periódicos, entre los que S. S. se ha olvidado de algunos. Por ejemplo, El Imparcial de ayer, en el que, entre otras cosas, se dice de modo laxativo que el expediente excluye de dar maderas para los postes telegráficos á Cuenca. (Lee el párrafo á que se refiere. A lo menos que los gobernantes serios y dignos tienen derecho es á tratar de esclarecer lo que á su honor y delicadeza afecta. sHabéis censurado lo que se refiere al transporte de los postes en el pliego de condiciones, y os diré que la misma base está incluida en una subasta análoga, que yo no ataco, y que firmaron los señores conde de Komanones y Laviña, como ministro de la obernación y director del ramo, respectivamente. Lee copia de la subasta á que se refiere, que comprueba su aserto. Lee otra Real orden del Sr. Rosales, cuando fue director de Correos y Telégrafos, respecto de adquisición de postes, que es base del actual pliego de condiciones. (O Sr. Rosales p de la nalpbra) Exolica el Sr. LA CIERVA su resolución Apruébanse varios dictámenes, y se vota definitivamente la ley de Ascenso de los sargentos. RÉGIMEN LOCAL Reanúdase este debate, haciendo uso de la palabra el Sr. CALZADA, que defiende una enmienda al art, 118. Se desecha la enmienda. El Sr. ROSALES defiende otra al 119, y en el debate interviene el Sr. MORET, robusteciendo los argumentos expuestos en pro de la enmienda. Su argumento principal consiste en de mostrar que en todas las leyes municipales de Europa, aun cuando se trate de municipios verdaderamente autónomos, como en Suiza, los alcaldes no pueden disponer de la fuerza pública, por ser ésta una facultad propia y exclusiva de los Gobiernos. Agrega que los alcaldes no tienen más. que funciones delegadas en cuestiones de orden público, y para eso han de estar ratificadas por el Poder central, y en los demás actos gubernativos sólo tienen funciones policíacas; y todo esto no debe olvidarse en la presente ley. El presidente del CONSEJO contesta, procurando desvanecer los escrúpulos expuestos por el Sr. Moret. Dice que el alcalde ha de tener forzosamente auxiliares armados para imponer en determinados momentos su autoridad. Además, en las cuestiones de orden público el llamado á resolverlas es el gobernador, el sual, si tiene confianza en el alcalde, como no podrá menos, delegará en él sus facultades y el alcalde dispondrá por sí y ante sí de la fuerza armada. Agrega que se puede compaginar muy bien con la ley lo que el Sr. Moret propone y consiste en que se hagan las propuestas por el alcalde y que el gobernador haga los nombramientos; de este modo, la íuerza pública municipal será de la confianza del goRectifican los Sres. MORET y presidente del CONSEJO, y de completo acuerdo en el asunto que se discute, se retira la enmienda. El Sr. PÓRTELA- defiende otra enmienda, siendo contestado por el Sr. BELLVER, y rectificando ambos, se retira la enmienda. JSlSr. ARIAS DE MIRANDA deíiende