Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 27 DE MAYO DE J 908. EDICIÓN 2. PAG. 16. M. (Inmutándose visiblemente) -Pues me pareció que era joven... por la voz. J. -Adelante. ¿Y usted volvió al día siguiente, como había convenido con doña Filomena? M. -No, señor. V J. ¿Por qué? T eclara María Cruz. M. -Porque tuve que ir al Canalillo á la Seguidamente compareció ante el se- var unas píesas de ropa de mi parroquiana. ñor Trassierra María Cruz, la asistenta de J. ¿Y no volvió usted á la casa? doña Filomena, que, como aates consignaM. -Sí, señor; el lunes por la mañana fui mos, está Incomunicada desde la llegada del son el cántaro del agua, llamé repetidas veJuzgado de guardia. ces, y como no me contestaban dejé el cánEl interrogatorio comenzó en esta forma: taro en la portería y me marché á mi casa. Jaez. ¿Cómo se llama usted? La declaración de María duró más de dos María. -María de la Cruz, horas. J. ¿Astado? Ss W juez tomó buena nota de las diversas M. -Casada, V contradicciones en que la declarante incuJ, ¿Cuánto tiempo hace que conoce us- rrió en el transcurso de la declaración. ted á doña Filomena? M. -Hace un año, aproximadamente. $I a portera. Juana García, de cuarenta y nueve J. ¿Y cómo fue? -w M. -Una mañana la encontré en la ígle- años, portera de la casa del crimen, ha con 4 sia de los Angeles, á la hora de la misa, y firmado en lo eseneial algunas de las manime preguntó si conocía á alguna mujer que festaciones hechas por María. Quedó conquisiera servirla de asistenta, y como yo la firmado lo del cántaro del agua. contestara que no sabía de ninguna, ella me onjeturas. propuso si yo quería desempeñar aquel car- De todo lo actuado hasta las cuatro de go. Yo acepté desde luego, quedando eonel hevenidas ambas en que me daría dos reales la madrugada parece deducirse quecuando cho ocurrió muy temprano, es decir, diarios. doña Filomena acostumbraba á oir sus tres J. -Y usted ¿qué obligaciones tenía? misas. Í M. -Subir el agua, limpiar la easa y haSupónese que el criminal cerla los recados. En esta forma estuvimos llamó á la puerta, y cuando llegó á tal hora, doña Filomena unos cuantos meses. Un día me llamó y- me abrió se abalanzó sobre ella, dándola el dijo que había pensado tomar una criada, golpe con objeto de estar mejor servida y más vaba. con el ladrillo que á prevención lleacompañada; pero como ya la conocía, preRobustece esta creeneia el haberse hallafería que fuese yo, mejor que otra. do sobre un baúl el libro de oraciones, el J. ¿Y usted aceptó? rosario y el Uavín, y junto al cadáver la llaM. -Sí, señor; pero, pensándolo mejor, de- ve de la puerta de la calle, sistí por la mucha sujeción que suponía para mí y porque me obligaba á desatenI a policía. der á mi marido y á mis hijos, y además á Se ha comentado mucho en la Casa de las personas que me utilizaban como lavan- Canónigos que desde que se tuvo noticia dera. Hace unos quince días supe que mis del suceso no se haya presentado ningún cuñados Atanasio y Librada dejaban la policía en el Juzgado con objeto de obtener habitación que les daba doña Filomena. SI algún dato que pudiera servir de pista. mismo día en que supe esta noticia recibí También ha sido comentado el hecho de un aviso de mi cuñada para que fuese á que el comisario de la Universidad hubiese ayudarla á llevar los muebles á su nueva admitido la denuncia que le presentó el casa. Fui, y cuando llegué ya estaba hecha dueño de la casa del crimen, ignorando la mudanza. Después estuve unos días enaquella autoridad que la mencionada casa ferma en cama. Cuando volví á casa de do- pertenece al distrito de Chain í. N ña Filomena me dijo que si quería volver de nuevo á asistirla, y yo la contesté que I as actuaciones de hoy. no tenía inconveniente. Fui al otro día, por A las tres y media de la madrugada la mañana. Entre las dos arreglamos la comienza á declarar Librada Martín, que casa, hicimos las dos camas que había en la terminó su declaración cerca de las seis. akoba, una en la que ella dormía y otra Por rumores que han llegado hasta nosque estaba siempre sin sábanas, sólo con otros podemos decir que Librada se limitó los colchones; y me encargó que al día si- á manifestar su conocimiento con doña Figuiente, domingo, fuese temprano para su- lomena, que tuvo principio en la iglesia de bir el agua. Cuando yo me marchaba, á eso las Teresas; que con la difunta sirvieron de las dos y media, llamaron á la puerta. ella y su hermano Atanasio hasta el miérFui á abrir, y doña Filomena me detuvo, coles pasado, en que, por no congeniar con diciéndome: doña Filomena, abandonaron su compañía. -No abra usted; yo abriré. Que la muerta recibía muy pocas visitas, Abrió dona Filomena la puerta, diciendo ninguna de hombre, y que desde el miércoal mismo tiempo: les, día en que se mudaron á la casa de la S- ¡Ya viene el pelma! A lo que él con- calle del Caballero de Gracia, no han vueltestó: to á saber nada de doña Filomena. Al enseñar á la declarante el pañuelo, las -Hoy no me marcho de aquí hasta que cuerdas y la piedra que hasta ahora forman nsted me eche á palos. las piezas de convicción en esta causa, no J. ¿Y qué señas tenía el que entró? reconocíó más que la tomiza que sirvió de M. -No lo puedo decir, ligadura para sujetar las manos de la muerJ. ¿Por qué? ta. Agregó que esas cuerdas estaban cuanM. -Porc ¡ue no le vi do abandonó ella la casa, en el cuarto conJ. ¿Y cómo es eso? M. -Porque doña Filomena tenía la cos- tiguo á la alcoba, sobre un baúl, y que eran tumbre de tener cerrada la madera de los restos de las que se utilizaron para coser las balcones; así es que en la casa reinaba la esteras. más completa obscuridad. En seguida me Análogas manifestaciones hizo ante el marché, y al pasar por la portería la dije á juez en su declaración Atanasio Martín. la portera: Ya he terminado, y me voy. Ahí dejo á clona Filomena con un joven. ambién declaró hoy ante el Sr. TrassieJ J. ¿Y cómo abe usted que el hombre era rra Román Martín, esposo de la María joven si acaba usted de decir que no le ha de la Cruz. Su declaración parece que no se visto la cara á causa de la obscuridad? halla en todo conforme eon la prestada por modo de vivir, ai las visitas que recibía, y no sospecha quién pmeda ser el autor del crimen. Se propone costearle el entierro y el f l su mujer, con la que incurre en contradicciones. i Después de tomar esa declaración, e! juez dispuso que los tres hermanos y la María de la Cruz quedasen detenidos é incomunicados en los calabozos del Juzgado y á disposición del juez del distrito de la Universidad, que es á quien corresponde la causa, y á quien al mediodía se hizo hoy entrega de lo actuado desde anoche. esde las diez y media de esta mañana J presenció lo actuado el fiscal de la Audiencia, Sr. Ruiz Andrés, sin duda con objeto de seguir interviniendo en el sumarie, VALENCIA POÍ TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR MARTES, 26, 12 M, na Exposición. El jueves se inaugurará la Exposición de Arte Retrospectivo, en conmemoración del natalicio de D. Jaime I, organizada por Lo Rat- Penat. Se celebrará en un local del marqués de la Scala, convertido en mansión señorial del siglo xv, con su cocina, comedor y sala de armas, donde hay muchas de la Armería Real. X, a capilla es leproducción exacta de ¡a que existe en el convento de Santo Domingo. puentes. El diestro Antonio Fuentes abandonó hoy el lecho, después de practicársele la cura. La herida presenta buen aspecto. DE SPORTS; TRÍADA DE CON- Ayer se verificó SOLACJON en el tiro de la Casa deCampola tirada de Consolación para los tiradores que no habían alcanzado premios en la temporada. Qomo la tarde estaba hermosa, la aminamación fue grande. Poco después de las tres, á continuación del tiro de prueba, comenzó la tirada, siendo la lucha reñida desde el primer momento. Como un cero excluía en la tirada, rápidamente se hizo la eliminación de la mayoría de los 43 tiradores que tomaron parte. Quedaron tirando en último lugar el barón de Yecla y el Sr. Sanjuanena. Ganó el primero. 2 El premio consistía en u n a magnífica copa, costeada por los ganadores de las anteriores tiradas. NOTICIAS C e encuentra por completo restablecido de la dolencia que lo tuvo algunos días alejado de su despacho oficial el distinguido hombre público, gobernador civil de Madrid y querido amigo nuestro, señor marqués del Vadillo. p l duque de Tovar, el de Maqueda, Cen dra y otros distinguidos aristócratas han adquirido el Amphion (nuevo- Gi amófono) que sólo vende en Madrid Ureña. Preciados, 20, La Funeraria. Teléfono 225 Agua Colonia de Onve. Bouquet: e- f eciaíísi mo; mejor que las extranjeras de precios elevadísimos; para prueba, 3 rs. frasco. E 7 n librerías pida usted Películas, el l bro de moda. Peseta volumen.