Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 27 D E MAYO DE i 908 EDICIÓN PAG. 4. IMPRESIONES PARLAMENTARIAS I J N ALBOROTO Y UNA. Voy á r e l a t a r con frialdad y DECLARACIÓN b r e v e m e n t e l incidente de ayer. En la tarde del lunes se tnició en la Cámara un debate sobre una subasta de postes telegráficos, Este debate ha sido presentado como un triunfo de un distinguido diputado liberal. Nada más falTO. El lector lo va á ver. El Estado necesitaba ochenta mil postes para reparar las l í n e a s telegráficas. Se anunció una subasta. Se presentaron á ella varios postores. Se presentó, entre ellos, uno extranjero. El Tribunal eneargado de adjudicar la subasta, la adjudicó á un postor español. El extranjero, ofrecía más ventajas para el Estado, pero su documenta- EL MARQUES DE CUEVAS DEL BECERRO ción- -la presentada á la subasta- -era in- MUERTO ANTEAYER EN UN ACCIDENTE completa. Se trataba de una pequenez de DE AUTOMÓVIL Fot. Franzen. expedienteo. Al conocerse el resultado de NUESTROS GRABADOS la adjudicación, el diputado Sr. Burell se levantó en la Cámara é hizo por ello un car- tando el ministro de la Gobernación á uno A plech carlista. go al ministro. La reclamación del dicho de los interpelantes sobre este asunto, cuan- Eí telégrafo nos comunicó la noticia diputado era justa y pertinente. El postor do el Sr. Celleruello, á grandes gritos, re- de la excursión al Santuario de Nuestra extranjero ofrecía al Jtetado una ventaja de prochó al subsecretario de Gobernación eí Señora de leva y del mitin organizado por setenta mil pesetas. ¿Cómo por una peque- que se riera. Con los liberales no puede uno la Juventud carlista de Vich con motivo de nez no se le había adjudicado á él la su- reifle. El subsecretario replicó vivamente. la bendición de su bandera. Concurrieron basta? Se promovió un alboroto. Se caifibiaron al acto carlistas de diferentes poblaciones JÜ ministro de la Gobernación, cuando frases duras (las recuerdo, pero no hay por de Cataluña, senadores, diputados y repretuvo que resolver en firme- -aprobar ó ne- qué repetirlas) entre D. Manuel Pidal y el sentantes de la Prensa. Por la mañana hugar- -sobre el asunto de la subasta, lo estu- Sr. Soriano. Él Sr. Pidal se levantó de su bo misa al aire libre y bendición de la bandió detenidamente. La consecuencia fue asiento y lentamente- -el detalle es preei- dera, y poi la tarde, mitin en la plaza, donanular la adjudicación hecha por el tribu- so- -se dirigió á ios bancos de la minoría de dirigieron la palabra al público los senal y adjudicarle la subasta al ventajoso republicana. Ya en ellos, el Sr. Pidal, con la ñores Puigrefagut, que presentó á los ora postonextranjero. Y llegamos á la etapa ac- misma lentitud, con la misma tranquilidad, dores; Bordas, Alier, Argemi, Alcocer, Sdlatual. Ahora se piete. ideque la adjudicación se sentó en uno de ellos, tres ó cuatro filas beirry y Junyent. dicha sea anulada otra vez. Se pretende más abajo de donde se sienta el Sr. Soriano. más: se pretende que se modifique el plie- Este señor al ver avanzar al Sr. Pidal, se go de condiciones y se haga subasta nueva. puso en pie; luego intentó, -sin hacerlo, ba- ongreso y Asamblea. Por qué? jar al encuentro del Sr. Pidal. Lo que sí En este mismo número damos cuenta En el fondo de este asunto, lo que hay es hizo fue coger su bastón por un extremo y de las primeras sesiones del Congreso interx nacional de editores y de la Asamblea de ana rivalidad económica, una lucha de in- mostrarlo. Se produjo un escándalo ruidoso. Se apla- médicos titulares que se celebraron ayer en tereses. Hay unos postores, unos madereros que aspiran á quedarse con el suministro de có luego y siguió el Sr. La Cierra hablan- esta corte, y á los cuales se refieren dos áe los postes. ¿Motivos en que se quiere fun- do. Decía el- ministro que era imposible á la nuestros grabados de hoy. dar la anulación pretendida? El más funda- presidencia reprimir incidentes como el que mental, el único, es el de que en el pliego acababa de ocurrir. Entonces vimos al señor p l marqaés de las Cuevas del Be. cerro. de condiciones de la subastarse excluyó de García Prieto levantarse airado y exclamar: Del triste fin que ha sufrido el marelía á ¡as maderas de los bosques de Cuen- ¡Eso es un ataque alevoso á un presidente qués de las Cuevas del Becerro, que murió ca. Aquí está el intríngulis del problema. enfermo! La cosa era extraordinariamente el lunes último á consecuencia del vuelco Pero no quedaron excluidas las maderas de absurda. Esa frase es indigna de S. S. re- del automóvil en que se trasladaba de SeChenca (y por lo tanto no tienen que re- plicó el Sr. Cierva. Y esto fue bastante para villa á Córdoba, ya tienen noticia detallaclamar aquellos madereros) Lo que sucede q e el escándalo se reprodujese. ¿Había mo- da nuestros lectores. es que el Estado compra la maderas y fija tivos para esta exasperación de la minoría Hoy publicamos el retratodel infortunaW Jestaciones en que ha de recibirlas. Para que liberal? SüL Sr. Cierva explicó su frase. J su- do aristócrata, (q. e. p. d. Jas maderas no le resulten earas, el Estado ponei que él atacaba al Sr. Dato, ¿no era hatiene contratadas tarifas económicas de cerle una ofensa, no era hacer una supositransportes con varias lineas españolas. Las ción de suma gravedad para él? Y esto, ¿era estaciones de estas lineas- -aquellas estacio- acaso digno del Sr. García Prieto? DONATIVO DEL nes más apropiadas- -son las que se desigContinuó el debate. Al terminarse, el seHan para recibir las maderas. Ahora bien, ñor Aparicio, presidente de la sesión, hizo CONDE DE HEEREN si próximas á los bosques de Cuenca no discretas y hábiles declaraciones y el incitiene el Estado líneas en que haya contra- dente se dio por concluso. elación de los socorros distribuidos á los tado estas tarifas, ¿cómo ha de indicar en damnificados por el incendio de Las Esto es lo que pasó ayer. Pero, de aquí ellas líneas para la recepción? El transpor- en adelante, esto es posible que pase mu- Américas. te caro de estas maderas, ¿t; resultaría gra- chos días. Hay una irritabilidad latente en Clemente Olivares, 2.300 pesetas; Petra voso, ruinoso para el EstadorLos madereros las oposiciones, singularmente en la libe- Rodríguez, 900; Benito González, 2.000; Sede Cuenca no están excluidos de la subasta; ral. El proyecto de Administración local es gundo Molina, 400; Eugenia Alonso, 400; pero, ¿pueden ellos en las condiciones indi- la causa de tal irritabilidad. iOué quieren, Sergio Yepes, 4.200; Salvador Fermín, 2.300; cadas competir con los otros? qué persiguen ios liberales? Ni ellos mismos Julián Fuentes, 400; Roque Fernández, 4.00; Se adjudicó la subasta á un extranjero; lo saben. Pero tal estado de esoíntu existe, Saturio Velásco, 1.100; Vicente Gil, 100; Es na ley- -la de Protección á la Industria na- Ayer se vio Hen claramente Se pretende teban Lizano, 100; Hijos de Nadal, 200; Juacional- -le obliga á que los postes sean es- tal vez acabar con la paciencia del oresidén- na Tártaro, 700; Manuel Calvo, 200; Antolín pañoles; el abastecedor puede comprar los te del Consejo, se confía acaso en una su- García, 200; Fernando Faro, 200; Victoriano postes en uenca ó en donde quiera- -no 1 c- puesta impetuosidad. Si así se piensa se Serrano, 200; Telipe Antnñano, 150; Enear; stá en un error iameataoie. tíi lunes mis- nacLón Jarabia, 100; Severo del Rincón, 150; dude el Sr. Burell- -siempre que sea dentro no decía el Presidente en un discurso del Pedro Rivera, 50; Joaquín Pérez, 50; Eloy deSEsuafía v puestas en las estaciones inFernández, 25; Julio Alba, 25; Pedro Sacrisdicadas, ¿ae uticos formidables no se hu- Senado: No; la ley de Administración local es tán, 25; Jacinto Rodríguez, 25; Antonio Orebieran hecho contra el ministro si en vez de jara el Gobierno, ya lo tte dicho, una parte llana, 25: Emilio Oliva, 25; Ramón Rodríadjudicar la subasta á se postor que ofreundamental, importante, de una obra de guez, 25; Mariano Revuelto, 25, Francisco cía al listado una- ventaja de 70.000 pese eforma que implica una considerable gor- Urda, 25; Manuel Folquería, 25; Francisco tas- osa que no han dicho los periódicos- ión de la reforma misma y es asiento de Fernández 25; Ángel Neira, 2 Válatitín se la hubiera adjudicado á otro Hcitador? Y pasemos al incidente. Estaba contes- j tras retormas; y como el Gobierno ree qué Barredo, 25 Joaquín Apacho, 10. las necesidades públicas la piden, procura, se afana, se seguirá afanando tranquilamente por la aprobación de dicha ley y con una ilimitada paciencia, y crean SS. SS. que la palabra ilimitada se puede poner en versales en el Diario de las Sesiones. Si la cuestión de Gabinete se busca por ahí, me parece que se va á dar la vuelta al mundo, y que no hay camino más largo que ese que se toma. La declaración es importantísima, terminante. El camino emprendido es, pues, largo, y además, errado. Al Gobierno no puede importarle el que el proyecto se discuta más ó menos, ó el que sea ley ahora ó después. Aquí la única cuestión grave que podía haber para el Gobierno es el que la mayoría no le acompañase en esta empresa. Y la mayoría está y estará lealmente con el Gobierno. AZOR 1 N R