Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C S Á B A D O z 3 D E M A Y U Ut, 1908. fcPUJION 2. a P A U 7. V Los marqueses de Periiaa han regresado de la Habana. Bl baile anunciado en el hotel de los condes de Casa- Valencia se celebrará el día 30 n lugar del 29. Con gran concurrencia verificóse ayer tarde en las Calatrayas la ceremonia de ar a r caballero y vestir el hábito de la Orden ele Alcántara al marqués de las Cuevas del Rey. J Se üaüa enrermo le gravedad U. Cesar Cañedo y Longoria, nieto del senador don Manuel González Longoria. EL PROYECTO DEL TERRORISMO LA INFORMACIÓN DE ANOCHE I os alrededores del Congreso. ka expectación por escuchar la palabia elocuente de D. Joaquín Costa era inmensa. A las tres y media de la tarde empezó á formarse ya la cola en la puerta del Congreso de la calle de Floridablanca, siendo requeridas por los guardias las personas que la formaban á trasladarse á la calle de Zorrilla, junto á la entrada de la tribuna pública, Ya á las siete empezaron á formarse grupos en la calle de Floridablanca y en la Carrera de San Jerónimo, que fueron engro- sando poco á poeo. Los agestes de Seguridad se vieron obligado 1) á replegar el público, dejando despeijado un amplio semicírculo para permitir el I libre acceso al interior de la Cámara. Después de las ocho formóse la doble fila, extendiéndose una de ellas hasta cerca del- teatro de la Zarzuela, y la otra hasta el pa ¿lacio de Vistahermosa, 1 Las precauciones adoptadas por las autoridades gubernativas eran extraordinarias. vl La entrada en el Congreso era limitada á- jlos diputados y á los periodistas que iban ¿rovistos del correspondiente pase. í Poco después de las nueve de la noche se ñejó penetrar al público en el local, no permitiéndose más número que al que podía Colocarse en el Salón de Conferencias. p j l Salón de Conferencias. Por sus condiciones de espacio, fue, se gún ayer anunciamos, el sitio elegido para la información de anoche. JÍ El salón se dividió en dos partes: una para los diputados, senadores y periodistas, y otra para el público. E n uno de lps frentes se colocó la mesa para los individuos de la Comisión, y cinco más pequeñas, una para los informantes, ¡Otra para los taquígrafos y las tres restantes para los periodistas. A las nueve estaba el salón totalmente lleno, y á las nueve y media el presidente declaraba comenzado el acto. E l aspecto del salón era imponente r? j l Sr. Barriovero. Empieza declarando que constituye u n a verdadera temeridad distraer la atención de la Asamblea cuando se halla impaciente por escuchar la voz del primer cere ¡t ro de la nación. (Viene á hablar en nombre del anarquls ¡jno, y combate rudamente la ley, aunque ¡dice de ella que es un verdadero explosivo, y debiera, por tanto, mostrarse conforme con que se implantase. Este proyecto es inicuo porque combate á las Sociedades y á las colectividades; ade más es un ataque al Poder judicial, porque al establecei en su art. 15 la Junta de autoridades establece un tribunal que va á en- F 1 GURAS D E L DÍA D. JOAQUÍN COSTA, EL SOLITARIO DE GRAUS AL SALIR AYER MAÑANA DH LA ESTACIÓN DEL MEDIODÍA, ACOMPAÑADO DE LOS SRES. MOYA Y CA! 7 ADA. Y PRECEDIDO POR EL SR. MORÓTE ¡juidar sin seguir las fórmulas de un iuicio señalado por las leyes. Por medio de esta ley queda la dignidad del ciudadano á merced de un confidente de la Policía, y ya sabéis cómo las gastan v quiénes son esos confidentes. Termina diciendo que la ley es un alarde de matonismo, y confía en que jamás tendrá vigor en España. l Sr. González Blanco. Lee unas cuartillas, manifestando que viene en representación de sí mismo. El público no oye bien al informante y prorrumpe en murmullos, rogando el señor González Blanco á la presidencia que reclame la atención del auditorio para eme le escuche. Los rumores continúan y es imposible oír lo que lee el informante. El Sr. González Rothwos exclama: En esta forma no podemo? continuar: ó se calla el público, ó nos marchamos. El Sr. Bergamín: Si esos murmullos se repiten, mandaré despejar el local. El Sr. González Blanco continúa sn informe, declarándose partidario del proyecto. Cita algunos hechos para demostrar que esta ley tiene antecedentes en los Gobier nos liberales de Eispaña. Dice que el socialismo es fuerte y n 6 pue de combatir la ley del Terrorismo. Afirma que está ley ha tenido un momento oportuno al ser traída á nuestra vida política. trada en el salón el Sr. Costa, cuya presencia es acogida con una atronadora salva de aplausos y vivas á Costa. Entra el orador apoyado en el Drazo de los Sres. Moya y Calzada. Detrás del popular tribuno penetra en el local una verdadera ola humana. Muchas personas, no teniendo sitio para colocarse, se encaraman en las ven tanas. El Sr. Bergamín advierte que si el público se entrega á nuevas manifestaciones mandará despejar el locs. l. Con voz fatigada, el orador da comienzo á su discurso. Eso no es veraaa, aije cuanao me enteré del proyecto contra el terrorismo que hoy vengo á combatir. Ninguna de las utopias que ha producido la imaginación, de los filósofos tiene seCosta. E 1 Sr. las diez y cinco minutos hace su enA E