Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO a 3 DE MAYO P E 1908. EDICIÓN 4. EAG. 6. mente, se quiera plantear ó provocar ampliamente un debate que no há lugar y que por su resonancia y riesgos engendraría una responsabilidad que él elude y descarga sobre el ministro, si entiende que así y ahora se debe afrontar. El ministro de ESTADO insiste en lo que tiene manifestado; rechaza con indignación la sospecha de que ésta y otras interpelaciones se hagan de acuerdo con el Gobierno, y reitera que el Gobierno procederá siempre en inteligencias con las potencias que estuvieron representadas en Algeciras. Rectifica brevemente él señor duque de MANDAS. A las cinco, el Sn DÍAZ MOREÜ consume el segundo turno. (Continúa la sesión. del Gobierno han tratado este punto jtte se debate con el Sr. Moret, y la opinión del jefe del partido ha de ser forzosamente la que ha de seguirse. Rectifican los Sres ALBA y LOMBAS. DERO y queda desechada. Al mismo artículo hay otia del Sr. Albarado, que impugna el jefe del GOBIERNO. Defendida por su autor, queda desechada. Se promueve un ligero incidente eiiüo el Sr. TESTOR y la MESA, pues, siendo ya las siete y media, no le quedaba tiempo para defender la enmienda. El Sr. TESTOR apoya una enmienda del Sr. Muñoz Chaves al mismo artículo. Se suspende el debate, y dada cuenta del despacho ordinario, se levanta la sesión á las ocho menos veinte. SESIÓN DEL DJA J 3 DE MAYO DE J S OS. SESIÓN DEL DÍA I3 DE MAYO DE 1908 A bresela sesión alas cuatro, bajo la pre sidencia del general Azcárraga y con a siste cia dé los ministros de Estado, Marina y Gobernación. RUEGOS Y PREGUNTAS El ministro de MARINA brinda al señor Loygorri las noticias que de Cádiz ha recibido sobre la desaparición de los consabidos tubos en el arsenal de la Carraca, que, segin los informes oficiales, no tía tenido la importancia que se le atribuyó. El Sr. LOYGORRI da las gracias al ministro por haberle contestado y expresa su confianza en que p general Ferrándiz comunicará al Sena, el resultado r 1 sumaria instruida. LA CUESTIÓN DE El Sr. duque de MANDAS anuncia al ministro de Estado una interpelación sobre lo de Casablanca. La Mesa y el ministro no tienen inconveniente en aceptarla en el acto. Y el duque de MANDAS explana su interpelación. El orador recuerda la política que en nuestras relaciones internacionales, y singularmente cuanto al problema de Marruecos, tuvo y mantuvo el partido conservador bajo las inspiraciones y jefatura de Cánovas. Examina á grandes rasgos los compromisos contraídos por España en Algeciras, los derechos y deberes de nuestra nación y Ssl mandato que las potencias signatarias ¡hubieron de confiarle de acuerdo con Francia. Y á este propósito, y en orden á la misión actual de España en Marruecos, fíjase en la reclamación formulada en el Senado- sin duda no parando mientes en las consecuencias- -para que retire inmediatamente el Gobierno las fuerzas españolas de Casablanca. Contra esta medida extrema se pronuncia el orador, que, después de evocar el recuerdo de la retirada de Méjico de nuestro Ejército en muy otras circunstancias, á las órdenes de Prim, entiende y declara que el Gobierno no puede arrojarse á retirar las tropas de Casablanca mientras la gravedad de las cosas no lo reclame. Y ahora ño estamos en tal caso. Como no encuentra bastante claras las explicaciones que sobre el asunto dio el señor Allende en tardes anteriores, espera que el ministro hablará de forma que no quede duda, consignando ante la Cámara: i. Que no habrá ninguna precipitación en traer á España ningún elemento español de los que hay en Casablanca, y que el Gobierno, antes de tomar una tal resolución, se pondrá al habla con las potencias de que nuestra nación es mandataria en África. El ministro de ESTADO se complace en que el duque de Mandas haya sido quien, con su discreción y sereno juicio, haya tocado este asunto, dando al Gobierno margen para dar aquellas explicaciones posibles en cuestión sobre la cual tanto se divaga y tan apasionadamente se discute, aunque en sí entraña un gran interés nacional. Muéstrase de acuerdo con el interpelante en que medidas de esa índole no se adoptarían sin contar con las otras potencias. Cuanto á los sucesos últimos de Casablanca, el Gobierno no desconfía de que Francia dará á España cumplida satisfacción por él aliopelio de los soldados argelinos, comprendiendo la justicia de nuestra reclamación. Declara que los soldados que representan á nucstia nación en Marruecos no tienen por qué ser retirados ahora. Interviene el Sr. GÜLLON para alusiones. Elogia al d que de Mandas y cree peligroso qu? íti ra de razón, por invitación ó excitcic- ju del Üobieino, más ó menos directa- CONGRESO FINAL DE LA SESIÓN DE 21 DE MAYO DE 1508 LA E N S E Ñ A N Z A Sigue hablando el Sr. CANALEJAS. Considera defraudadas sus esperanzas de conocer el criterio del Gobierno en las importantes cuestiones que lo inquirió, pues el ministro de Instrucción públiea, con su habilidad dialéctica, ha evadido el dar una respuesta categórica, y en algunas se ha limitado á decir que se dictará una ley. Dice que el límite de la moral cristiana que la Constitución consigna en su artículo 11 no se refiere á la enseñanza, y que, en todo caso, no se debe confundir la moral cristiana con la moral católica, la cual, líeitamente, no se puede, ó al menos no se debe, imponer á los profesores para que expliquen con arreglo á la encarnación expresiva de un rito ó de una liturgia. Vuelve á preguntar al ministro de Instrucción pública si es lícita la enseñanza neutral en las escuelas. Termina censurando que el Sr. Rodríguez San Pedro no haya aumentado el sueldo de los maestros de primera enseñanza. (Bien en las minorías. p l S r APARICIO declara abierta la se sión á las tres y treinta y cinco miutttos. Escaso público en tribunas y escaños, y en el banco azul, el presidente del Consejo y los ministros de Fomento, Instrucción pública y Gracia y Justicia. RUEGOS Y PREGUNTAS Los Sres. D ANGELO y GALARZA for muían breves ruegos y se reanuda el deba te sobre la enseñanza, El ministro de INSTRUCCIÓN PUBU CA rectifica por terceca vez. Insiste en los argumentos expuestos eí sus anteriores discursos contestando á lof oradores que han intervenido en el debate El Sr. CANALEJAS rectifica también Manifiesta que el citar la ley de Instrucción pública de 1857 como norma vigente, no convence á nadie, pues se trata de algo que está taladrado en el transcurso del tiempo por decretos y Reales órdenes. Pregunta con insistencia al Gofoiermo cuál es su criterio respeeto de la ley que ha de regular la Instrucción pública, cumpliendo el art. 12 de la Constitución Explica lo que es, á su juicio, moral crisREGIMENbLOCAL tiana, que 110 tiene por límites los mis nos que la moral católica. R -i oü el debate sobre el proyecto de En párrafos de grandilocuencia veidade ley reformando el régimen local. rainente soberana é imposible de transcriEl Sr. JIMENO RODRIGO apoya una bir, trata de las grandes ramas del saber y enmienda al art. 109. de la mentalidad humana y de sus princiEs retirada después de aceptarse parte de pios fundamentales, y los relaciona con ella, y se rechaza otra del Sr. Arias de Mi- aquellos de carácter religioso y moral que randa al art. 110. se deben inculcar en el tierno cerebro de los Es desechada otra del Sr. ALCALÁ ZA- niños, pero en el seno de la familia, y ale MORA, después de defenderla en un largo jando de la escuela todo aquello que puede discurso. Es contestado por el señor presi- ser causa de provocar diferencias y sembrai dente del CONSEJO. odios, y deduce de sus asertos que el EsEl Sr. FRANCO defiende otra del mismo tado debe limitarse á dar una enseñanze artículo, siendo contestado por el Sr. BELL- neutral, dejando para los padres todo lo q e VER. También se desecha. tenga carácter confesional El Sr. JIMENO RODRIGO retira una, y Combate con frase vigorosa ia intransi el Sr. GUTIÉRREZ DE LA VEGA hace lo gencia, especialmente en la Ciencia, y sosmismo con otra que tenía presentada. Es tiene que la verdadera doctrina católica se desechada una del Sr. PÉREZ CRESPO. armoniza perfectamente en la moderna teoAl 112 defiende una el Sr. BELTRAN ría evolucionista. contestado por el Sr. LOMBARDERO; queDice ue el Sr. Rodríguez San Pedro, desda desechada. pués de haber pronunciado tres discursos, Al mismo artículo defiende otra el señor no ha contestado á las preguntas que le ha JIMENO RODRIGO, que la Comisión tam- dirigido, no por mera curiosidad, sino intepoco acepta, según manifestación del señor resándose, como es su deber, por aquello BOMBARDERO. que afecta á punto tan esencial para Espa Rectifica el Sr. JIMENO, y la Comisión ña como es la materia de la enseñanza pú acepta dos extremos de la enmienda pre- blica. sentada. (Continúa la sesión. Al 113 se desecha una del señor duque de Bailen. El Sr. ALBA defiende una del Sr. Muñoz Chaves al mismo artículo. El Sr. LOMBARDERO contesta diciénMad. Gübert, esposa del segundo secieta dole al Sr. Alba que, mereciéndole mucho rio de la Embajada de Francia, ha salidf respeto, no puede por menos de rechazar para París. esa representación de la minoría liberal en todos los asuntos que debate relacionados Ha fallecido en Oviedo el marques de con esta ley, porque la Comisión 3- el jefe Valero de Urna.