Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA VIDA MILITAR LA CORTE IMPERIAL DE BERLÍN Del gran mariscal depeaden aquéllos, como asimismo todos los funcionarios, secretarios, consejeros y personal subalterno. Para las recepciones y desfiles ante el Trono está mandado observar el siguiente orden de rigurosa preferencia, que á continuación insertamos por la curiosidad que entraña. Los oficiales alemanes gozan de la mayor consideración en el país, y, como puede observarse por la lista que precede, ocupan preferentes puestos en las ceremonias que tienen lugar en la Corte. Iil oficial alemán es una figura original que no presenta la menor analogía con ex oficial español ni con el francés. Estos disfrutan de escasos privilegios, viven como todo el mundo, asistiendo á la sociedad y á las reuniones civiles. El alemán, por el contrario, envuelto en su enorme cuello, no frecuenta la sociedad más que para casarse, y el elemento civil no le profesa grandes simpatías. Una de las razones que más contribuyen al aislamiento de que se trata es la existencia de los Casinos que cada regimiento tiene y que los oficiales frecuentan de una manera exclusiva. He aquí el orden riguroso que se observa en los desfiles ante el Trono: r. JB 1 gran chambe lán. 2.0 Los capitanes generales, por oiden de antigüedad. 3.0 El presidente del Consejo de mirristros. El gran mariscal de la Corte. 4- Los grandes dignatarios de la Corte. 5- Los caballeros de la Orden del Aguide grandes dignatarios de la El númeroalemana es muy considerable. Corte 31. Los consejeros de segunda y tercera clase. 32. Los jefes de Administración local en las provincias. 33. Los directores de los Comités provinciales. 34. Los comandantes. 35. Los consejeros de cuarta clase. 36. Los decanos de la nobleza. 37. Los diputados. 30. Los capitanes. 39. Los gentileshombres de Cámara. 40. Los primeros y segundos tenientes. seis y ocho kilómetros, al decir del general de Artillería americano Crozier, constructor del cañón. AUSTRIA- HUNGRÍA El Boletín Oficial del Ministerio de la EJÉRCITOS EXTRANJEROS ALEMANIA La Emperatriz y el prínci pe Augusto Guillermo llegaron la semana anterior á Strasburgo, para inaugurar el palacio de Hohkoenisgbourg. El Hohkoenigsbourg es la reconstitución prehistórica de un viejo castillo feudal, ofrecido al Emperador por la ciudad de Scñlesstadt, en Alsacta. Hace tiempo que han circulado insistentes rumores asegurando que el Emperador aceptaría el hermoso parque, con objeto de establecer en él un gran cuartel general, en el caso de que la guerra estallase entre Francia y el Imperio. El Kaiser es también dueño del magnífico bosque y palacio de al lado de Saint Dié, es decir, á pocos kilómetros de la frontera francesa. El inmenso bosque está repleto de caza, pues sabido es que Guillermo II es un cazador infatigable, muy inteligente, y cuyas aficiones no vacilan ante distancias ni temporales de nieve y agua. Sus cazaderos de preferencia son Romin 6.0 ten, Konigswasterhausen y Hubertustocks. la Negra. El primero es un sitio delicioso que el mis 7. Los cardenales. mo Emperador ha mandado construir y 8. Los tenientes genei. itc- cu 1 vicio crear; bajo su inspección se ha erigido en el activo centro del inmenso territorio un pabellón y 9.0 Los ministros. un templo de estilo noruego. i ¿o s presidentes de las Cámaras. En cuanto á Wasterhausen, se remonta á 11. Los tenientes generales de cuartel y la época del Rey Sargento y está situado de la reserva. muy c c c i f 1 Portsdam. 12. Los ex ministros. 13. Los generales de división en activo. 14. Los arzobispos. 15. Los generales de división en situación de cuartel y reserva. 16. Los personajes que gocen el título de Excelencia (debiendo advertirse que este tratamiento no se obtiene en Alemania con a misma facilidad que en España) 17. Los vicepresidentes de las Cámaras. 18. Los generales de brigada en actividad. 19. Los consejeros de primera clas 20. Los obispos. 21. Los dignatarios de la Corte que no tengan el título de Excelencia. 22. Los generales de brigada en situación de cuartel y reserva. 23. Los coroneles. 24. El alcalde de Berlín. 25 Los canónigos de la catedral. 26. Los gobernadores de castillos y forta ezas. 27. Los ayudantes de eampo- del Empelador. 28. Los rectores de las Universidades. 29. Los directores, presidentes y secretarios de las Academias de Ciencias y de Bellas Artes. 30. Los tenientes coroneles. Guerra acaba de publica en Viena un decreto imperial inspirado en sentimientos de benevolencia y protección á la oficialidad y en contra de los préstamos usurarios de que aquéllos están siendo víctimas. En dicho decreto se trata, anta todo, de hacer comprender á los jóvenes oficiales por medio de advertencias é instrucciones el peligro que les oErece tomar dinero á réditos usurarios, y además de someter á los usureros á las leyes civiles, que es á lo que más temen, el referido decreto priva á los prestamistas de la base principal de sus operaciones más productivas, es decir, de la posibilidad de exigir á los oficiales intereses exagerados, amenazándoles con denunciarlos á sus superiores. Ca causa Ae qne los oficiales se vean obligados á aceptar esos contratos usurarios y leoninos, y lo mismo ocurre en muchos Ejércitos, es que el sueldo reglamentado es muy reducido. Muchas gestiones se realizan en el Ejército austríaco para la creación de una Caja de préstamos con la garantía del Estado y en forma análoga á la existente en Alemania. También se proyecta la creación y establecimiento de varias Sociedades de abastecimiento y almacenes para el Sjército, bajo la protección é inspección del Estado, en modo parecido á las organizadas en Alemania, Francia é Inglaterra. LOS COSACOS p l 17 del actual Itegó á San Petersburgo S. A. R. el infante D Fernando, comisionado por S. M. el Rey para entregar al zar Nicolás los uniformes del regimiento de Farnesio, de cuyo Cuerpo de Caballería es S. M. I. coronel honorario. Figuraban en el séquito del infante don Fernando el general Müáns del Bosch, los capitanes de Caba 1 ¿ría Sres. Pulido y Fernández de Córdoba y la comisión de Farnesio, presidida por su coronel, Sr. Huerta. pSTADOS UNIDOS El cañón de costa Acudieron á la estación á recibir á nues francés de 2 40 milí- tro Infante los grandes duques Vladimiro, metros probado en el Havre hace dos añosen Boris, Sergio, Nicolás y Alexis. Después se presencia del ministro de la Guerra y de las verificó una solemne recepción en el palacomisiones del Ejército es casi un jagaete si cio de KrasnoieSelo, y luego un espléndido se le compara con la pieza de 16 pulgadas banquete, en el que pronunció el zar Nicoconstruida para la artillería americana. lás el siguiente brindis: El cañón de que se trata es todo de acero Es para mí profundamente grata la pruemide 15 metros de longitud y pesa 130 x 100 ba de simpatía que S. M. el Rey de Bspaña kilogramos. Su calibre es de 406 milímetros; se ha servido darme al nombrarme jefe de su proyectil normal alcanza el peso de 1.089 uno de sus regimientos. Estoy orgulloso al kilogramos, y la carga de pólvora sin humo ostentar el uniforme de Lanceros de Farnenecesaria para imprimirle su velocidad ini- sio, regimiento glorioso y distinguido en cial, de 680 á 700 metros, es de 292 kilo- tantos campos de batalla durante los dos siglos de su existencia. Brindo y levanto gramos. La carga está repartida en seis sacos de mi copa por la prosperidad de España y por 48 kilogramos próximamente. Uno de ellos, el valiente Ejército español. el inmediato á la culata, tiene, además, alS. A. R. nuestro infante D. Fernando congunos kilogramos de pólvora negra de gra- testó can las siguientes frases: no fino para favorecer la deflagración de la Agradezco á V. M. I. la distinguida acopólvora sin humo. gida que nos ha sido dispensada á mí y á El preeio de esta pieza asciende á 500.000 la comisión de vuestro regimiento, y al lefrancos; cada disparo cuesta r. 000 daros, y vantar mi copa pido á Dios Todopoderoso no se pueden haeer más que de 30 á 35, por- conceda muchos años de felicidad y de prosque pasado este límite el cañón corre gran peridad á V. M. I. á SS. MM. las emperatrices y á vuestro caliente Ejército ruso, tan riego de estallar. Las distancias medias de tiro están entre querido en España.