Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 22 DE MAYO DE J 908. gDICION 2. a PAG. HORRIBLE CATÁSTROFE POR TEt- ÉGlíAPO victimasMe la catástrofe ocurrida en dicha estación. El público aplaude, y el presidente al orden al orador. OTRA CATÁSTRGFE SAN PETERSBURGO, t, J T. DE NUESTRO SERVICIO PART 1 CUU 11, 4 T. nueve minuntos ha chocado con otro de viajeros, procedente de Turnhout, en Continche, á diez kilómetros de esta capital. Las primeras noticias que se recibieron de la catástroíe elevaban el número de muertos á 60, y á mas de 100 el de heridos. Organizados rápidamente los socorros necesarios, hemos llegado al lugar del siniestro, presentándosenos un horrible espectáculo. Entre inmensos montones de astillas y hierros retorcidos yacían los viajeros, muertos los Tinos y otros espantosamente heridos, profiriendo éstos últimosayes y lamentaciones que inspiraban compasión y h Drror. No es posible precisar aún el numero de víc 4 mas. Hasta estos momentos van extraídos 26 cadáveres, que se han enviado á un cuartel inmediato á la estación, quedando ésta convertida en hospital de sangre lleno de heridos, entre ellos, muchos de suma gravedad. La catástrofe ocurrió, según se ha comprobado, á las nueve y seis minutos de la mañana, originándola una equivocación en la colocación de las agujas de la vía. que había esta estación U n tren mañana á salido de y cuarenta y esta las ocho de los rieles A consecuencia de la rotura de viajeros en ha descarrilado un tren las inmediaciones de Penza, precipitándose todos los vagones desde lo alto de un terraplén, resultando diez muertos y treinta heridos. EL PROYECTO DEL TERRORISMO E L INFORMACIÓN DE ANOCHE l Sr. Ruiz de Grijalba. Da comienzo el acto á las diez menos cuarto, con igual concurrencia que en noches anteriores. Usa de la palabra J Alfonso Ruiz de Grijalba, después de rogarle el presidente que procure ser breve, pues son muchas las personas que desean informar y joco el espacio de que dispone ya la Comisión. Dice que viene- á defender la libertad de pensamiento, amenazada con el proyecto, y afirma que se deshonrarían las Cortes que lo aprobasen. Dice de él que es un reto insensato del Gobierno á la Prensa y á la intelectualidad española, pues no encierra más que una provocación imbécil. La Prensa- -dice- -al combatir este proAMBEEES, i l 6 T yecto, no sólo defiende sus intereses, sino Ailás detaues de la catástrofe. los de todos los ciudadanos españoles. r Tratando de obtener mayores datos Combatiendo el art. 15, dice que él solo sobre las causas que motivaron el choque cualifica la ley, convirtiéndola en terrorista, que tan funestas consecuencias ha tenido, en vez de ser una ley para perseguir el tefie averiguado que en el apartadero ó vía rrorismo. de resguardo se hallaba parado un tren de Defiende á la Prensa de los ataques que peregrinos, procedente de Turnhout, espe- se la quieren inferir con el proyecto y enrando que pasara el expreso de Amberes salza la misión de aquélla en los pueblos por la vía general modernos. Un error en el cambio de agujas hizo que Hace resaltar el agravio que supone conel expreso, marchando con velocidad ver- fundir á los periodistas con los autores de tiginosa, entrara en la vía de resguardo en los atentados terroristas, pues analizando vez de la principal, precipitándose sobre el la ley, su finalidad no tiende más que á ese tren apartado con tal impetuosidad, que en objeto. an instante lo convirtió en añicos. Atribuye la paternidad del proyecto á la Los gritos desgarradores, los gemidos y derecha del partido catalanista, que es voces angustiosas de los heridos, salían de quien lo ha impuesto. sn medio del imponente montón que formaDirige con este motivo censuras contra el ban los vagones destrozados. Sr. Cambó, que son aplaudidas por el púLos que quedaron con fuerzas para huir blico. El presidente le llama al orden, y encorrían espantados, locos, presas de un pá- tre el orador y el Sr. Bergamín se produce nico horrendo. un vivo diálogo, El personal de la estación recobró bien Termina proponiendo á la Comisión que pronto la presencia de ánimo necesaria para retire el proyecto. acudir en socorro de las víctimas, pidiendo J 7l Sr. Dicenta. también á Amberes los auxilios comple- Empieza manifestando que la ley ha mentarios. sido ya discutida y condenada desde todos Después de mi anterior telegrama se na los puntos de vista imaginables. continuado extrayendo cadáveres, llegando Afirma que la ley viene á poner en pugna fiasta ahora á 38, y 79 los heridos graves. dos mundos distintos, uno de ellos oficial y La mayor parte de las víctimas son aldea- raquítico, y otro pujante y poderoso, que es MOS ó cargadores del puerto. Su identifica- el de la opinión, y añade que si las Cortes ción se hace punto menos que imposible. de los políticos la aprueban, las Cortes de la ¿os cadáveres se hallan horriblemente mu- ciudadanía la desecharán. tilados; las cabezas y los miembros, separaDice que viene á combatir el art. 15 del dos de los troncos; éstos cortados por la proyecto en nombre de los autores dramátimitad, unos y otros aplastados, formando cos y de los compositores españoles, y, al una pasta de carne sanguinolenta sin nin- efecto lee una razonada protesta que va guna forma humana. suscripta por numerosas y valiosas firmas. (En este momento entra en el salón el Algunos de los viajeros que han logrado salvarse dicen que sólo á un milagro deben marqués de la Vega de Armijo, y es objeto ¡la vida, pues al producirse el choque fue- de entusiastas aplausos. Continúa el orador combatiendo el citado ron lanzados á través de enormes agujeros 1 que se abrieron en los vagones, cayendo á! art. 15, y dice que él es una cortapisa para la vía sin más daño que algún rasguño y li- la inspiración dramática. Dice que también protestan los artistas, geras contusiones. porque el arte sólo puede vivir en un amF 3 U 5 PLAS, í l S i biente delibertad, y este proyecto es deten risitando las víctimas. tatorio de ella. 131 príncipe Albert ha desistido de asisAfirma que esta ley producirá atentados, tir al banquete que en su honor iba á dar y pone como ejemplo el regicidio de Lisesta noche el segundo regimiento de Guías, boa, del que hace responsable, no á Brissa, salicido para Cmitlnchi para visitar alas sino á Joao Flanco con sus duros decretos. desde Barcelona, y el presidente ruega al público que sea tolerante, si se diera el caso de que en el curso de la información se expresasen ideas contrarias á las que hasta ahora se han expuesto. Declara el orador que viene expresamente comisionado para informar por el Comité de la Defensa social de Barcelona. Afirma que de buena fe entiende que el proyecto que se discute peca de blando, y que si no lo apoya es porque todavía lo considera poco eficaz para los fines que in- tenta perseguir. Dice que de los informes expuestos por los oradores anteriores se deduce que se hace necesaria la ley que trataban de im pugnar. (El público da repetidas muestras de impaciencia y se oyen algunas protestas, que son acalladas por la presidencia. Continúa el orador defendiendo la constitucionalidad del proyecto y alabando su finalidad. Preconiza- los principios de la Iglesia católica apostólica romana para dirimir las contiendas entre el capital y el trabajo. El orador cree oir algunos siseos y se vuelve hacia los que los profieren; pero se le hace ver que los siseos tendían á acallar algunas protestas que se inician, ante cuya manifestación el informante dice que, aunque estéticamente le molestan los siseos, en esta ocasión los agradece. Impugna las teorías anarquistas y afirma que los que las profesan son quizá los más autoritarios. Pide que se ejercite el derecho para defender á los oprimidos por los oradores de club y por los demagogos, que esclavizan, subyugan y dominan á los ignorantes que escuchan sus doctrinas. Afirma que en el proyecto actual no se esta blece ningún p rincipio que no tenga su an tecedente en la legislación española. Pide también que se supriman las escuelas de terrorismo, de las cuales sólo existen catorce en la provincia de Barcelona. Termina suplicando á la Comisión que influya con el Gobierno y con el Parlamento para que se impida esa enseñanza. de El Progreso, de Barcelona, que á su vez representa, por lo menos, á 23.000 ciudadanos que expresaron su voluntad en los comicios. Declara que el terrorismo no tiene nada que ver con el anarquismo. Hace la historia de los atentados terroristas en Barcelona, suponiendo responsables de ellos, no a los individuos, sino á determinadas colectividades. Atribuye dichos atentados á la burguesía catalana, que odia á las clases trabajadoras y que unas veces aparece sumisa ante el Poder oficial y otras abomina de él. Fundamenta sus afirmaciones en hechos, solicitando repetidamente el testimonio del individuo de la Comisión Sr. González Rothwos, por haberse realizado muchos de ellos durante la época en que el expresado señor ejerció el cargo de gobernador de Barcelona. Para demostrar sus asertos, que el público escucha con visible interés, va relatando uno por uno los diversos atentados y refiriendo las circunstancias en que se realizaron. Dirige violentas diatribas contra la burguesía catalana, documentando sus censuras, lo mismo que todas sus afirmaciones, con hechos que refiere, solicitando también el asentimiento del Sr. González Rothwos. Lee asimismo textos de foletos con one Emiliano Iglesias. D c nDice que viene en representación E 1 conde de Santa María de Fomer. Ha venido exclusivamente á informar