Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S 20 D E MAYO D E 1908. E D I C I Ó N i. PAG. 4. tomando lecciones de corbata en casa de sir Reginald Marmaduka. En efecto, en liendres, este Sr. Reginald Marmaduka enseña el arte de ponerse la corbata, y vive muy bien con el producto de sus lecciones, que ningún inglés toma, pero que muchos snob del mundo entero vienen á aprender. Sir Reginald Marmaduka tiene en TraEalgar- Square un gran establecimiento de comercio, disimulado con el nombre de Academia, y allí ejerce su elevado magisterio al amparo de la protección que le dispensan el elegante Petronio VII y los más distinguidos miembros de la gentry. Sir Regittald no quiere llamarse comerciante y se átala, profesor. El elegante madrileño estuvo, pues, tomando lecciones de sir Reginald, y me explicó que la última creación del profesor inglés es la manera de hacerse el nudo de la íorbata para el frac. -jOh! ¡Es asombroso! -me decía. ¿No sabe usted la última? ¡Hay que hacerse el nudo á obscuras... Y me explicó la lección que le había dado tir Reginald... -La corbata de frac debe acusar descuido, desigualdad... A la luz, por mucho cuidado que pongamos en hacer mal el nudo, le haremos bien, y esto no es chic... El nudo de la corbata tiene que estar hecho con cierto abandono, ligeramente arrugado, desiguales las puntas, un si es no es torcido... Pero no hay que confundir este aparente descuido, puesto que por el nudo de la corbata se distingue al verdadero gentleman del que no lo es, y constituye una prueba indudable de dandysmei. Para esto hace falta que el resto de la toilette masculina sea de una impecable corrección, pues sólo le está permitido ¡al hombre verdaderamente elegante descuidar la corbata, bien entendido que este descuido es más aparente que real. Un hombre vulgar traspasará los límites permitidos y exageraC. GohzÁLEz CL 1 LFORD. rá imitando torpemente la nueva moda. El landres- 14- V- 1908. nudo que se haga en la corbata en fuerza de querer aparecer descuidado resultará detestable... Todo el que quiera triunfar en NUESTROS GRABADOS este arte de aprender á ponerse la corbata 1 a cogida de Fuentes. debe meditar el aforismo de que es autor el Como complemento de nuestra inforSr. Reginald Marmaduka: A dandy gises care mación telegráfica acerca del desgraciado to his nektie, but never extreme care. El hom- accidente sufrido por el espada Antonio bre elegante pone la mano en su corbata, Fuentes en la plaza de Valencia, reproducimos una instantánea del célebre espada, obpero jamás la última mano. Yo he salido encantado de mi entrevista tenida en el momento de tirarse á matar al con sir Reginald, y ahora, cuando llegue á toro que le cogió. Madrid, voy áepataré. toda la población cor- I I n buque de guerra en el Tíber. tesana implantando esta nueva moda. An El torpedero de alta mar italiano Gretes de un mes llevaremos el lazo de la cor- natiere (Granadero) ha subido por el río Tíbata completamente á la inglesa, y yo seré ber, hasta llegar á Ripa Grande, siendo el un verdadero gentleman... primer buque de guerra que realiza semejante travesía. Los oficiales de la brigada j o mi joven y elegante amigo... Usted no de Granaderos de Cerdeña regalan al buque será un gentleman. Ustedes, está visto una magnífica bandera de combate, para la que no sabrán nunca lo que- es un gentleman cual na esculpido un magnífico estuche el inglés. artista Adolfo Apolloz, y con objeto de reciEl gentleman inglés no Umita su vida á las bir el regalo ha llegado el buque al centro partidas de caza, á las sesiones en el Tiro de Roma. de Pichón, á las expediciones en automóvil y á hacerse torpemente el nado de la cor- oncurso aerostático. bata... El gentleman inglés es un señor que Publicamos una instantánea del parque trabaja mucho, que ha sido excelentemente aerostático de Barcelona, hecha en el moeducado, que tiene una extensa cultura y mento en que se daba suelta al globo Con que se levanta muy temprano para ocupar- dor, que es el primero que se elevó á los se de sus negocios... Terminada la tarea dia- aires. ria, resueltos los asuntos que le agobian, pf estival benéfico. despachada su numerosa correspondencia; En los jardines del Real Alcázar de Seen orden y al día toda la labor de su despa- villa se ha verificado un interesante festival cho al gentleman le queda tiempo para ser infantil benéfico, organizado por el ex alcalde de aquella población y muy querido alegante. Pero su elegancia no es rebuscada, sino amigo nuestro D. Cayetano Luca de Tena natural, porque el gentleman no va al esta- á beneficio de la Asociación Sevillana de blecimiento de Trafalgar- Square á dar una Caridad. Hubo concursos de patinadores, libra á Sir Reginald Marmaduka para que de diábolo, carreras dé cintas y bailes. Asistió á la fiesta distinguidísimo y nule enseñen una nueva manera de ponerse la corbata, ni se pasa las ñoras muertas meroso público, y los resultados pecuniacorabinandó figurines para lanzai ms ame- rios fueron muy satisfactorios. ricanas entalladas ó los chaquets de un solo botón. Ustedes viven equivocados, y así resultan el hazmerreír de estos sastres londinenses, que dicen á todo el que les quiere oír que nadie como los españoles é italianos para sacar de quicio las más severas elegancias y hacerlas ridiculas. Y con esa idea errónea que del gentleman tienen ustedes, jamás lie garán á ser gentlemans verdaderos. El gentleman inglés es un hombre de gran cultura y constituye lo que pudiéramos llamar clase directora. Educado para mandar, sabe hacerlo sin humillar al subalterno; es fuerte, es estudioso y disfruta del respeto y de la consideración de todos. En unas elecciones siempre veréis al pueblo preferir al gentleman, un poco por seguir la tradición, un mucho porque el gentleman es el hombre de estudios, de voluntad, de energía. ¿Que además de todas estas cosas es también alegante? ¡Miel sobre hojuelas! La Cierva no será jamás un gentleman... Anciano y achacoso, Chamberíain es el modelo del gentleman inglés. No basta tomar lecciones de corbata para imitar estos modelos ingleses que ahora están de moda en la corte española... Vosotros habéis acudido tarde ya; pero si queréis implantar estas sanas costumbres inglesas, resignaos á sufrir el retraso de una generación y consagraos, los que tenéis medios para ello, á hacer de vuestros hijos los verdaderos gentlemans del porvenir. No olvidéis la definición que del gentleman hizo un gran autor. El gentleman es. como los caballos de carreras, que constituyen una mejora en la raza y se distinguen á cien leguas del caballo vulgar... Ahora bien, mi joven y elegante amigo, aunque llegue usted á hacerse el nudo dé la corbata con arreglo á las disposiciones de Sir Reginald, ¿me quiere usted decir en qué carrera será capaz de triunfar como caballo de lujo? OPLAS DEL MIÉRCOLES CUANDO r lTOS, FLAUTAS. ¡Tenía que oir lo que antes, en cuanto había algún fuego, decía toda la Prensa contra el servicio de incendios! ¡Qué vergüenza! ¡Qué ignominia! ¡Qué poca aprensión! ¡Quéírescos! ¿En qué piensan los ediles? ¿Qué hace nuestro Ayuntamiento? ¡Y ocurrirá una hecatombe si no se pone remedio á ese punible abandono en que nos tiene el Concejo! Un día surgió un alcalde, el cual, con nobles arrestos yjsin miedo á las censuras que ahora, como en todo tiempo, se dan, como premio á todo el que realiza algo bueno, dotó á Madrid de un servicio verdaderamente espléndido. Hoy, digámoslo muy alto, nuestro servicio de incendios puede competir con todos. y pasa como modelo. Hay un material magnífico que costó mucho dinero; pero se pagó con gusto, sin reparar en el precio, porque ya iba siendo hora de que se fuesen al cuerno aquellas mangas y bombas de la época de Copérnico; y por si esto fuera poco, -se buscó un personal técnico, que es la flor de la canela en funciones de su empleo. Pues ahora que hay buenas bombas, y buenas bocas de riego, y un personal excelente con vistas á lo europeo, observamos con tristeza que siempre que hay algún fuego ¡falta agua! que es en tal caso el mas preciso elemento. Y si es que alguien pone en duda cuanto consignado dejo, ¡que lea la Prensa al día siguiente de algún incendio! MANutL SORJANO DE SOCIEDAD Los condes de Montarcose encuentra; cu Ciudad- Rodrigo. La duquesa de Sotomayor, la marquesa del Riscal, la condesa viuda de los Llanos y la señora de Ruata están recibiendo muchas felicitaciones con motivo de haber sido agraciadas con la banda de Damas Nobles de María Luisa. Por el alma del conde de Liniers se celebrará esta mañana, á las once, en la iglesia de San Ildefonso, un funeral. Pasado mañana, Santa Rita, celebrarán sus días la vizcondesa de la Alborada, las señoras de Gómez Acebo y viuda de Page y las señoritas de Travesedo, López Roberts, Chavarri y Olavide. Rl marqués de Ruvalcava ha regresado de Orihuela. Hoy celebran el santo la duquesa de Medina de Rioseco, las condesas de la Oliva y viuda de Benomar, el duque de Frías y el marqués de Benavites. Mañana lo celebrarán el marqués de Aulencia, el conde de Agüera y los señores Mora, Villar y Villate, Silió, Letona, Lloréns, Luaces, Llórente, Agüera y Donosa