Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INFORMACIONES DE TODO EL MUNDO c x v POR TELÉGRAFO. CABLE Y TELÉFONO y recuerdos personales de los héroes, trofeos y restos gloriosos, documentos y curiosidades, más objetos que manifiesten la fisonomía de aquella época, el carácter y grado C u un artículo publicado ha hecho un año de adelanto de nuestras artes é industrias. el pasado 2 de Mayo del Centenario Mucho de todo ello se ha reunido en la indiqué la conveniencia de crear con tal mo- Exposición; mucho y más se hubiese consetivo un Museo histórico matritense, La Co- guido si nuestro p úblico se mostrara tan misión organizadora de esta conmemora- sensible como fuera de desear á este género ción centenaria (entre los cuales organiza- de llamamientos de- la cultura v el oatriodores figura mi nombre, pero cuyas tareas tismo. no he compartido por razones que no hacen Un examen cabal de lo que se ha reunido -al caso) estimó oportuno organizar una Ex- y expone en las salas del Arqueológico no posición que pudiera ser como comienzo cabe en estas líneas; una noticia completa, LA- EXPOSICIÓN HISTÓRICA cion ae objetos no bélicos, pero sí de la épo ca de los sucesos conmemorados. Es muy notable recuerdo el retrato en esmalte, que se supone de la fábrica del Buen Retiro, de la reina María Luisa llevando de la mano al infantito D. Francisco de Paula Antonio, vestido de uniforme. También es curioso el oratorio de viaje de este mismo Infante. Piezas capitales de la misma instalación aparecen las dos estatuas de Carlos IV y María Luisa, en biscuit, del Retiro con la siguiente dedicatoriaAi, BENÉFICO E. BSTÁTJRAUOK. JUJB; LA FABRICA DB PORCELANA, AÑO DI irw ral i i r- fe M A D R I D LA INAUGURACIÓN D E AYER LA. FAMILIA REAL AL SALJR DEL PALACIO DE BIBLIOTECAS Y MUSEOS, DONDE AYER SE INAUGURÓ LA E X P O S I C I Ó N H I S T Ó R I C A D E L C E N T E N A R I O Fot. Goñi. y en cierto ínouo base del Museo. Yo aplaudo lo primero y sentiré que lo segundo no se realice. Determinó también- la Comisión que la Exposición fuese instalada en el Museo Arqueológico, donde se conservan objetos varios de la época de aquel suceso, tales como armas de las que en la memorable jornada fueron esgrimidas por el pueblo de Madrid y una colección de trajes, de la cual no debo ser yo quien hable, aunque mucho podría decir de ella. El pensamiento déla Exposición responde á dos fines: reunir y ofrecer al público en elocuente conjunto los objetos referentes á nuestra lucha por la independencia, armas tampoco, ni en modo aiguno supliría al Catátogo. Pero el público gustará de saber, cuáles son las cosas que principalmente debe ver y los recuerdos á que debe rendir homenaje. Señalar unas y otros es nuestro propósito. La serie de gloriosos recuerdos comienza con la instalación de la Real Casa, en la que figuran armas de los reyes Carlos IV, José I y Fernando VII, uniformes y condecoraciones francesas, despojos de la épica lucha y proyectiles usados en memorables batallas. A S. A. R. la infanta doña Isabel corresponde el lugar primero en cuanto á exhibí- Jarrones de porcelana de Sévres y París y otras piezas de Ñapóles, una colección preciosa de abanicos y una caja semanario de concha y bronce con retratos esmaltados de jerarquías Reales, que perteneció á Carlos X de Francia, completan la instalación. Sitio de honor ocupan en la biblioteca áel Museo las banderas históricas, cuya ostentación memorable saludó Madrid en la procesión cívica del Centenario; las urnas ea que fueron trasladados triunfalmente en 1814 al monumento del Prado los restos de Daóiz y Velarde, el uniforme de este héroe y la colección de armas de dicha guerra que posee ei Museo de Artillería.