Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES i5 DE MAYO DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 4. revés moifcéatoS, levantándose des- 1 pués, recogiendo unas veces graciosamente I las colas de sus vestidos, extendiéndolas más tarde á todo vuelo en forma de espléndido abanico, como si fueran las plumas de un arrogante pavo real... Las elegantes contempláronlas primero curiosas; pero al ver toda la ridiculez de la nueva original teilette alejáronse, sonriendo compasivas. Los hombres, repuestos de su estupor, indignáronse, y hasta hubo un grupo numeroso que protestó ruidosamente al pasar por delante de los tres modelos... Esto no quita para que luego, á la salida, os señores que protestaron deslizaran alguna tibia proposición en los oídos de as hermosas lanzadoras del atr délo. -En generosa porfía, tuvieron los extranjeros que apoquinar sus dineros para enjugar aquel llanto. ¿Quien quiere pitos del Santo- con el espejismo de liberales conquistas, quiere cazar periodistas en su ley del Terrorismo. Si alguno salva ese abismo, la ley de Jurisdicciones dará con él en prisiones... Este Maura es un encanto... ¿Quién quiere pitos del Santo. 3 i opinión? ¡Oh! No creo que la nueva moda sea imitada, por muchas y muy poderosas razones. La primera, porque para vestir estos trajes estilo Directorio con la abertura al costado hace falta ir mejor ves ¿Quien quiere pitos del Santo... tidas por dentro que por fuera. Esto recarga el presupuesto de la toilette... Y por eso Luis DE TAPIA. protestaban sin duda los señores que tanto se indignaron en elpesage. La segunda razón... Esta segunda debía ser la primera, y seguramente se os ocurre á todos... Para lucir la pierna entera es ab- naLa niña Rosario Patino y Losada, sobride la condesa de las Quemadas, se halla solutamente indispensable tenerla bonita, enferma de gravedad. ¿no es verdad? Y no todas las mujeres son eomo estos También se encuentra desde hace días en tres deliciosos modelos que esta tarde nos cama el reputado Dr. Suárez de Mendoza. enseñaban las pi ernas en elfresajede Longehamp De Biarritz ha llegado la condesa de San Félix con su hija Nini Castellanos. JOSÉ JÍMX C A D E N A S París, Mayo. A beneficio de la Sociedad obrera de enseñanza Fomento de las Artes se celebrará en la primera quincena de Junio una artísCOPLAS DEL VIERNES. tica fiesta organizada por la marquesa de la w Mina, la de Torre Arias, la señora PITOS DEL SANTO de Iturbe condesa aristocráticas damas. y otras En la mísera ladera A las once de la mañana verificóse ayer que da orilla al Manzanare. en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús se oyen bromas y cantares la boda de la bella señorita doña Antonia de la chusma bullanguera. Rolland con el joven capitán de Infantería ¡Ya se anima la Pradera... D. Tomás Owens y Pérez del Pulgar. ¡Ya se ven, en puestos fijos, Bendijo la unión el obispo de Madrid- Alde rojo barro botijos, calá. rosquillas de cal y canto... Fue madrina la condesa del Zenete, ma ¿Quién quiere pitos del Santo? dre del novio, y padrino, el padre de la novia, D. Guillermo Benito Rolland. Tiene nuestro Ayuntamiento Y testigos, por ella, D. Alejandro Miota, unos guardas de Consumos D. Lorenzo Rolland y D. Raimundo Fernánllenos de soberbios humos dez Viílaverde, y por el novio, los marquey vacíos de talento. ses de Lema y Montalvo y D. Luis Péiez Mientras con ellos contento del Pulgar. sigue el señor Peñaíver, Los recién casados han salido para el exsin regar y sin barrer tranjero. se halla Madrid entretanto... ¿Quien quiere pitos del Santo... La marquesa de Guadaíerzas está más aliviada de la fractura del brazo que sufrió días pasados. La Exposición del Retiro (cuna de actuales Ticianos nos hace cruzar las mano y lanzar hondo suspiro. IMPRESIONES Con desorientado giro PARLAMENTARIAS en Grecos y en Rafaeles, h saco entian los p nceles, I A NUEVA ORATOKIA Ayer tarde no del arte puro en quebranto. ocurrió nada ¿Quien quiere pitos del Santo... digno de nota en el salón de sesiones. Los comentarios en los pasillos versaban, prinLas corridas de Mosquera, cipalmente, sobre el debate que, á propósiante el buen aficionado, to de la Instrucción pública, se ha venido van á dejar demostrado sosteniendo estos días. Se comentaba el lo que es la gente torera. discurso del Sr. Cambó. Realmente, el señor En cuanto achucha unafio 1 Cambó ha logrado en breve tiempo ponerse ¡adiós el arte taurino... en primera fila en nuestro Parlamento. Hoy el torero más fino El Sr. Cambó es una personalidad muy va por el tanto y el cuanto... interesante; podría escribirse mucho sobre ¿Quién quiere pitos del Santo, él ¿Qué género de oratoria es el suyo? ¿Entre qué tipos de oradores habría que coloArdió el Rastro el otro día carle? ¿Es un tradicionalista ó un innova (catástrofe no pequeña) dor? La oratoria parlamentaria ha evoluy la gente madrileña cionado de pocos años á esta parte. Coexisse quedó impávida y fría. ísnj sin embargo, con tipos nuevos de ora- Mi patria está empecatada; libertad y honra perecen y ciencias y artes merecen una solemne pitada. Al final ce la jornada, siguiendo por esta senda, aquel que más pitos venda será el que acierte en su canto... DE SOCIEDAD dores, tipos viejosr en todo motnetito de ttaa evolución se da esta coexistencia, Pero el tipo viejo va perdiendo poco á poco terreno, va cediendo el paso á las formas nuevas. Ya lo he dicho otra vez: el tipo tradicional de nuestra oratoria, por lóamenos el tipo que ha imperado en la segunda mitad de nues. tro siglo xix, tiene una corelación perfecta, lógica, con la pintura y con el periodismo que han imperado en ese mismo período. ¿No recuerda nadie esos lienzos grandes, vastos, con asuntos dramáticos ó trágicos de historia? ¿No recuerda nadie esos artft ulos de periódico, artículos de fondo, difusos, con citas históricas, con hipérboles, con generalidades, con final es brillantes? Es raro que quede aún algún pintor de los indicados; prestamente han echado todos por otros rumbos (porque aquí la imitación es más plástica, más tangible) Pero quedan aún muchos periodistas del tipo indicado, abstraccionistas, divagadores (los mismos á quienes ahora, con cierta indulgencia, mezclada de ironía, se suele llamar maestros Pues en la oratoria parlamentaria se ofrece el mismo espectáculo. En tanto que- el ambiente ha cambiado, perduran oradores de un ambiente pasado. Hoy el propio Castelar, si resucitara, no lograría los éxitos de antaño. La oratoria de antaño, de hace pocos años, era una oratoria á la que cuadra admirablemente un adjetivo que todavía se suele prodigar en son de elogio: era una oratoria grandilocuente. El orador no tenía noción ninguna de la realidad, no concretaba jamás; su recurso principal, no eran los hechos, determinados hechos, sino la generalización. Y se puede generalizar con una base de realidad, después de un contraste y examen detenido de los hechos; pero, ¿á qué extravíos, á qué absurdos, á qué incongruencias no conduce la generalización por fantasía? Los oradores del período indicado eran también oradores de apostrofes, de ardorosos epifonemas. No se limitaban á la exposición y crítica del hecho; esto era para ellos desconocido. Sus discursos eran una amalgama de nociones históricas, de ejemplos traídos de lo que acontece en otros países y de vagos anhelos por un futuro paradisíaco ó de protestas de amor al progreso y á la justicia. Son éstas unas líneas breves en que no es posible hacer una investigación sobre las causas de esta neutralidad peculiar á los españoles de 1860 á 1890. Pero, si pudiéramos ahondar, ¿no hallaría mos una íntima relación entre las vaguedades del krausisnio y estas otras vagueda des de la oratoria parlamentaria, todavía subsistente, en algún caso notorio, en nuestro Parlamento? ¿No se deberá, principalmente, esta neutralidad á una carencia de una educación concretista, realista, de hechos y no de conceptos? El Sr. Cambó no pertenece á esta clase de oradores. Encaja perfectísimainente en el ambiente nuevo; de ahí la razón de su rápido éxito. Es un orador frío, escueto, impasible. Su cultura no la compone un milenarismo paradisíaco, un vago é inconcreto sentimentalismo (este era el f iido de la nebulosa filosófica krausista) Su educación la han formado los hechos. No tiene en se palabra frondosidades ni brillanteces. Expone descarnadamente el hecho y hace su crítica. No le desazona nunca el adversario; no interrumpe jamás. Es frío, impasible. Lo que él ve en el mundo de la política, no es la verdad convencional, el oropel, sino la realidad, lo que Maquiavelo llamaba la ver ¿Cómo en un Parlamento no se ha de colocar, súbitamente, en primera fila un hombre así? ¿Cómo no habrá de llevar él la mejor parte en la lucha parlamentaria, jucha que es sagacidad, impasibilidad é intuí ción rápida? AZ 0 R 1 N dad efeclual.