Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INFORMACIONES DE TODO EL MUNDO POR TELÉGRAFO, CABLE Y TELEFONO DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARJ Se han inaugurado los dos Salones de Pintura; han abierto i su Exposición anual los humorista, 1- salimos en este momento de la apertura del Salón de los Poetas; el calor aprieta cada día con más fuerza, y todavía no ha surgido la moda definitiva de los vestidos de verano. ¿Qué pasa? ¿Es que se han agotado los modistos? ¿Es que no son capaces de crear nada nuevo, nada sensacional nada verdaMODELOS ATREVIDOS Estos grandes artistas de la tijera y el patrón se esfuerzan por decirlas que van monísimas. pero lo hacen sin convencimiento, como si hubieran perdido aquella confianza que tenían antes en sus obras. Y ponen á contribución el talento de los dibujantes para que inventen cosas nuevas, toilettes sensacionales, algo original, algo al mismo tiempo tan sencillo que á todas las mujeres las siente bien, á las altas y á las bajas, á las delgadas y á las gordas. I OS acuarelistas del figurín hacen obras maestras de dibujo y color; pero no aciertan con el modelo chic, y las damas se pasan tardes enteras en los entresuelos de la rué de Figuraos tres mujeres espléndidas, tre deliciosos maniguies de talla soberbia, óvalo perfecto y formas impecables. Tres mujeres acostumbradas á lanzar las modas mas atrevidas. Figuráoslas vistiendo la toilette estilo Directorio, exageradamente descotadas- ¡y eran lastres déla tarde! -Los tres trajes, de seda de colores chillones, uno verde, otro amarillo rabioso y el tercero rosa fuerte. Las faldas tenían metro y medio de cola. y en el costado izquierdo abríanse desde la cintura al suelo. Al marchar, pues, la pierna quedaba al descubierto hasta la cadera... Por la abertura se desbordaban cintas, en- i i í 1 1 i r tV MADRID. EL INCENDIO D E AYER LO QUE QUEDÓ DEL PABELLÓN IMPERIAL, A LOS POCOS MOMENTOS DE INICIADO EL SINIESTRO Fot. Alba- deramente chic? Las parisinas están desoladas... Durante el día se arreglan de cualquier modo, y como moda expectante y de transición han adoptado la falda trotona á grandes cuadros y la chaqueta abierta, de ancha manga japonesa, En los bajos lucen el zapatón americano, con la pulsera de brillantes sujetando su tobillo... En las altos colócanse, sobre una montaña de cabellos postizos, el colosal sombrero adornado con enormes cintas de raso. Al cuello comienzan á ponerse anchas gorgueras de escarolados encajes. Elstán horribles, tan Horribles, que ellas mismas no se gastan cuando se miran á un espejo, y trinan contra modistos y sombrereras... la Paix revolviendo cartones, combinando la manga de un figurín con el corte de la chaqueta de otro y la falda de un tercero para ver si de este modo aciertan á componer el conjunto soñado. -Es una desesperación, señoras mías- -exclamaba la otra tarde un célebre modisto. -Pero créanme ustedes, estamos atravesando una verdadera crisis... Nuestros dibujantes parecen fatigados y no logran crear nada nuevo, y eso que nosotros no reparamos en sacrificios más ó menos... ¡Cien mil francos daría yo en el acto al artista que me hiciera un figurín de éxito! Y esta tarde, en el pesage de Longchamps, 1 se nos ha presentado, por fin, el modelo de toilette sensacional... cajes y teizos, confundiéndose las sedas del pantalón con los pompones de las ligas. ¡Calcularéis el efecto! Hubo un momento en que nadie se acordó del caballo favorito ni de las apuestas... Arremolinóse el público en el pesage, las damas clavaron sus monóculos y sus impertinentes en las tres valerosas muchachas, que, sonriendo, aguantaron á pie firme las mil agujas de cristal que en sus cuerpos se hundían, y los hombres se quedaron un poco de tiempo mudos de asombro, sin poder pronunciar una sola palabra. Los maniquíes, en tanto, ejerciendo á conciencia su oficio, comenzaron á evolucionar adoptando elegantes posturas, enseñándose de frente, de espalda, de perfil, sentán-