Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 14 DE MAYO DE 1908. EDICIÓN i. PAG, i 3. BOLSAS DEL DÍA I 3 HOY DÍA 12 DE MADRID Interior, al contado, t i -en diferentes series id. Interior, fin comente i d Interior, fin próximo Amortiza ble, Serie F- -en diferentes series. Obligaciones del Tesoro Aynnt. de Madrid. Besultae- -Expropiaciones del interior. -Cédulas de ensanche Banco do España Banco Hipotecario Banco Hispano- Americano Banco Español de Crédito BIo da L. Plata Arrendataria de Tabacos Sd. Grai. Azucarera. Preferentes- -Ordinarias. CAMBIOS, Francos Libras 6,5,45 8i,7O 83,50 102,10 87,25 +0,25 -0,05 +8,10 -0,25 460 227 404,50 403,50 102 40,50 14 53 +0,50+ 0,25+ 0,10 0,25 -0,50 DE BARCELONA Interior fin de mes próximo. Banco Hispano- Colomai Acciones, Nortes próximo- -Alicantes- -Orenses bi, 69,25 91,30 27,15 0,07 0,25 6,10 0,15 0,10 DEPARÍ 3 Interior. Exterior Kenta francesa Ruso n u e v o T u r c o 7. Argentino, 4 por 100, 1896 Brasil, i por 100,18 b 9 ifortes Zaragozas. Andaluces Crédito Lionés. Banco Nacional de Méjico Metropolitano Biotinto De Beers Tharsis. aoldfields Rand Mines. 72,75 94,02 96,62 97,40 95,40 92,85 85,45 284 678 177 1.174 S 70 503 1.527 258 13 J 79 143 ir -21 -1 J -0,05+ 0,15+ 0,07- 0 0+ 0,20+ 0,70 k -2 +2 AADBID Continúan dando las cotizaciones de X TI París y Barcelona la nota optimista. Elintorior i, fin de mes, cayo cierre no se cotiza por falta de negocio, vale S 3,45 a las cinco do la tarde. O A S I S Alza general. El mercado se despierta des pues 3 e un largo periodo de inactividad. ÚLTIMOS DATOS É IMPRESIONES de Morny, conde de Casillas de Velasco, Bruguera, tombo (J. Avtal, marqués de Nájera, Abren, duque de Arión, Beruete, marqués de Ivanrey y vizconde de Garci Grande. Al iS habían salido los Sres. Pidal (R. Olmos, Tejero, Jove (un tirador de primera que mata todo) Sama, Urcola (C) conde de San Román y S. M. el Rey, Al terminar la 20 vuelta estaban en poule, con dos ceros, los Sres. Bures, marqués de la Scala, conde de Artaza, Urcola (F. y Ochoa. El siguiente pájaro lo yerran Scala y Artaza. Quedaron por tanto Bures, Ochoa y Urcola. Un catalán, un sevillano y un madrileño. Sale á tirar Urcola, y mata; lo mismo hace Ochoa, y al tocarle la vez á Búres, en medio de una gran expectación, dispara, y el pájaro cae fuera de la red. La lucha está entre Urcola y Ochoa, dos buenísimas escopetas. Ambos yerran el pájaro 23. El 24 lo mata solamente Ochoa, oyendo una ovación. Con tres ceros se ha ganado el campeonato en la actual temporada. p l sábado, el premio del Comité. Y el 19 y 20, la Copa de Madrid. T e señoras, muy animado el chalet. Entre otras recordamos á las duquesas de Santo Mauro, viuda de Abrantes y Noblejas. Marquesas de Bayamo, Ivanrey, Campillo, Tamarit, Valdeolmos, Bayamo, Rocamora y Peñafuente. Condesas de Encina, Torre Arias, Villamonte, San Román, Romanones y Vistaflorida. Y señoras y señoritas de Fernández Henestrosa, Losada y Ozores, Larmentoff, Pardo Bazán, Quiroga y Pardo Bazán, Jove, Figueroa y Alonso Martínez, Agrela, Casani, Alcalá Galiano y Osma, Suelves, Cárdenas, Silvela y Viesca, Martos, Caro, Peñalver, Heredia, Wilde, Areces, Rodríguez de Rivas, Osma, Sanjuanena, Bermúdez de Castro? Moreno y Os sorio, Pidal, Bermejillo y muchas más. g ONCURSO HÍPICO Esta tarde, á las tres y media, Gran pruebo ilar y Recorrido de caza. RUBRYK fectamente justificada, aquellos seis paisajes maravillosos ante los cuales la sensación de la verdad 3 la emoción que produce la belleza subyugan y convencen de que el méiito del artista ha de manifestarse en su modo psrsonal de expresar lo que en la la Naturaleza vio. en aquel jardín de Aranjuez cuya calle bordeada de flores nos atrae al cenador del fondo; en aquella escalinata que huye en admirable perspectiva, justa de luz y de coloi; en aquel Efebo que se alza en medio de la umbría misteriosa y de las hojas otoñales que cubren el suelo; en todas esas impresiones del natural en un espíritu enamorado ele la verdad y de la poesía que de ella breta, ¡cuánto y qué fino arte se encierra! ¡qué intenso es el sentimiento del natural que descubren! ¡y qué misteriosa analogía guardan con las grandes creaciones de la pintura japonesa! Entre los maestros realistas jóvenes que sin acudir á la ucha mantienen pujante su personalidad sobresalen las obras de los señores Bilbac, iJenedito y Alvarez Sotomayor. Los tres exponen retratos. Seis lienzos avalora la firma de D Gonzalo Bilbao. Uno de ellos, grande, es un cuadro de composición con figuras de niño; dos de niña encantan por 1 a belleza del color; el de su señora es también un hermoso cuadro; pero donde ha desplegado toda la fuerza y la magia de sus pinceles, que, como la pluma de ciertos dramaturgos de altos vuelos, parecen más apropiados á tratar en toda cu grandeza tipos masculinos, es en el de su señor padre, pintado con singular soltura y sobriedad en tintas opacas y finas, y en el magistral de D. Agustín Lhardy, magnífico trozo de pintura briosa. Aquella cabeza llena de vida, aquella camisa blanca, constituyen una obra genial admirable. D. Manuel Benedi to ha expuesto dos fivota, dos tipos salmantinos que valen por dos retratos y dos que, lo son, de la señorita M. M. y del señor conde de Aguiar. En los cuatro lienzos luce el joven maestro su ejeeución sólida, caliente y fácil. A cada figura ha sabido dar su carácter. La de la elegante y gentil señorita M. M. de silueta blanca y delicada, es encantadora. Cubre este lienzo un cristal y lo encontramos justificado, pues el cristal guarda una joya. Pero sin él, la figura varonil del aristócrata cazador, que recuerda los regios cazadores de Velázquez, con el perro á los pies y la desnuda lejanía del (Guadarrama por fondo (y aquí es de señalar otra remembranza del arte antiguo) es una de las obras más valiosas, más acabadas y bellas del Sr. Benedito. Los dos retratos expuestos por D. Fernando Alvarez Sotomayor, uno de su señara madre, otro de la señora M. B. de S. revelan la devoción que á las armonías de color del T- iziano y á la distinción á lo Vandyck siente, por educación y por temperamento artístico. Estos retratos realistas, concebidos en la moderna corriente del buen gusto, no son, como los anteriores, meros retratos, sino cua. dros de un arte elevado y sabio. En ambos la factura neta y fina del Sr. Sotomayor ha conseguido hermosos efectos de conjunto; pero en el de su señora madre la distinción de la figura, el fond con el trozo de paisaje que descubre, todo, avalora singularmente esta obra maestra. Del mismo autor hay un cuadro de composición muy notable, Elpote. Otro artista de mucho talento, el Sr. Urquiola, presenta dos retratos concebidos asimismo como cuadros, y una figura estimable. La madre gitana. Los retratos, ambos de señoritas, una de negro y con mantilla negra, la retratada, hermosa muchacha de ojos y pelo negros también; otra, rubia, coa vestido rosa, en un fondo claro y entre elegantes muebles, muestran que el autor ha buscado con fortuna el carácter de las crea guras, El organista de Salvatierra y Una de- DE SPORTS TfJRO DE PICHÓN ¡Honor al vencedor! 1 ¡Bravo por Luciano Qchoa! Era justo que un tirador como él tuviera un día tan bueao y alcanzara victoria tan brillante. Desde ayer queda como campeón de España para 1908 e! simpático Luciano, y si lograse calmar sus nervios, quizá pudiera llegar á poseer definitivamente la hermosa copa. Al terminar la tirada fue aclamado y abrazado por todos los tiradores y las felicitaciones fueron unánimes. De S. M. el Rey escuchó justas alabanzas. Dábamos ayer como uno de los candida tos al actual campeón; nuestra observación ha tenido una franca confirmación. Nos alegramos por Ochoa, y lo sentimos... porque también nos hubiera alegrado el triunfo de cualquiera de los otros candidatos. I a tirada de ayer fue peor todavía que la anterior. Fue tarde de pajareros, y aunque es verdad que los pichones salían bravos de veras, también lo es que no estuvieron- os tiradores con la precisión de otras vecéis. Al 12 pájaro estaban fuera de fioitk Giral (que tamo: i tuvo ei dia anterior) Arteche, Taran con, Fidal (J. Muñoz, Cantillo (un gran tirador) Osborne, Jovellanos, Ursola (J. que ha tenido el santo de espaldas; Camino (C) Mora, Sister, Gurtubay, conde EXPOSICIÓN DE BELLAS ARTES Señaladas quedan en anterior artículo las obras que por la novedad de su estilo constituyen la nota más saliente del presente certamen. Á mucha gente choca y aun disgusta tamaña novedad. Dia llegará, sin embargo, en que á todo el mundo parezca natural, legítimo y plausible ese rumbo de la pintura, que evoluciona, como todo. Si se quiere una prueba, búsquese en las obras de D. Santiago Rusiñol- -y con él empezamos á ocuparnos de los nuestros, -que hace poco tiempo había que irlas á buscar al rincón donde se agrupaba á los modernistas, como si quisiera ponerse al cabo de 3 a serie un enorme interrogante. C l Sr. Rusiñol es un artista cuya filiación w hay que buscarla en el modernismo francés, notoriamente influido del brillante y sugestivo arte del Japón, revelado á Europa en las Exposiciones universales. Pintorde gran talento, de fino espíritu de observación, colorista por temperamento, se hizo un- estilo propio y en él se mantiene. El no ha cambiado; era un precursor, un convencido. Lo que ha cambiado es el gusto público, y hoy, hasta los que ponen reparos á la vuelta á lo pasado de los ardorosos pintores jóvenes á que nos referimos en el primer artículo, todo el mundo, contempla con admiración per (ARTÍCÜW) SEGUlípp)