Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES i DE MAYO DE 1908. EDICIÓN 4. PAG. 7. De primeras arrea el diestro madrileño una estocada Je completa travesía, y luego entra todo derecho y mete un estoconazo superior que hace cisco al bicho. (Ovación á don Vicente. ROBO DE ALHAJAS pjl comisario del distrito del Congreso señor Casáis, tuvo la confidencia de que hada tiempo veníanse cometiendo robos en lajoyería establecida en el número 33 de la calle de Carretas, propiedad de los Sres. Codes y San José. Para que averiguase lo que hubiera de cierto en la denuncia comisionó al agente Juan Balbás, que ayer noche dio por terminada su misión on la captura del autor y encubridores. El caso es el siguiente: Los Sres. Codes y San Jos c e io dependiente de confianza á un hijo de un amigo suyo, llamado D. León Dalac, que, además de amigo, proporcionaba á los señores Codes San José alhajas para su venta en comisión. Rene Dalac, que tal es el nombre del dependiente, de veintiún años, natural de París, hace mes y medio entabló relaciones Intimas con Martina Rojo, de veintitrés años, domiciliada en la plaza del Progreso, número 6, principal, y conocida por el supuesto nombre de Carmen. Sin duda los amantes no disponían del dinero necesario para sus francachelas, y Rene, para proporcionárselo, empezó la serie de las sustracciones. Con objeto de ser pignoradas por la Martina, Rene sustraía de la Jjoyería alhajas, unas veces de las que su padre tenía para la venta y otras propiedad de los Sres. Codes San José. Hace unos días, y tai vez de acuerdo con la Martina, se le presentó á Rene en la calla de Carretas un sujeto llamado Manuel Márquez, de cuarenta y seis años, y con domicilio ea el número 11 de la calle de Mesoneros Romanos, quien, fingiéndose policía, le exigió 3.000 pesetas para no denunciar lo que sabía venía haciendo á sus jefes. Como Rene no tenía esa cantidad y se proponía proseguir sus robos, convino con ú Márquez fen ientregarle también joyas á cambio de su silencio, y así lo hizo. Todo esto lo supo el policía, y anoche llevó á cabo la detensión de Rene en la calle de Carretas; la de Martina, en la calle de la Paz, donde estaba citada con su amante, y la de Márquez, en la calle de Hita, adonde esperaba la llegada del infiel dependiente con más joyas. Los tres han sido llevados al Juzgado. El Rene y ella están confesos. Márquez afirma ue no conoce á Rene ni sabe nada de lo Sucedido. Las alhajas sustraídas, algunas de las cuales lej fueron ocupadas á Martina, están valradas en unas 20.000 pesetas. intentar tomarla. DE SPORTS f ONCURSO HÍPICO Ni el ser tarde de toros la de ayer ni sí calor asfixiante que hizo fueron suficientes motivos para que el Hipódromo se viera tan concurrido como las tardes anteriores. De damas conocidas estaban cuantas reseñamos en otras notas. Disputábase la Copa de Madrid, cuyo pre mio era de 9.000 pesetas, dividido en otros mee. El recorrido que habían de hacer los que tomaban parte era durísimo. Veinte obstáculos; uno de ellos sobre todo, la doble lanqueta, difícil y peligroso. Así es que no extrañó á nadie el número tan grande de caídas que Jiubo, que si, por tortuna, no tuvieron consecuencias graves, sin embargo, tuvieron en completa zozobra toda la tarde á los espectadores. Fue raro el caballo que la tomó con toda limpieza, y muchos los que cayeron con los jinetes al C l tres, Abcuriquen de nombre, señalado ci el mhn. 12, negro jirón, buen mozo y cqn excelentes del ensas. Vicente da la vuelta al ruedo cosechand aplausos y devolviendo sombreros. Gallito da unos cuantos lances. con buen estilo y en seguida entramos en la suerte de varas. A los mismos medios de la plaza tienen que salir los picadores para lograr poner hasta cinco puyazos, y en la arena queda un potro patidifuso. Blanqmto mete de primera un gran par, (Ovación. Gallito deja uno malo. Luego, cuando Blanquito está preparándose al bicho para colocar otro par, se arranEN MADRID ca el toro, y como Lagartijo y Vicente Pastor no se hallan colocados en su sitio, está en un tris que no le ocurriese una desgiacia al veterano Sr. Manuel. a i a 5. de abono El público chilla, con razón, al cordobés Un lleno completo y mucLa animación. y al madrileño. Toda la expectación del público está penTerminr. Blanquito con dos medios pares. diente de lo que darán de sí los toros, que allito torea desde c rca y tranquilo al son de Miura miura, que está quedado por demás, y aproRompe plaza Banderillero, señalado con vechando una igualada de la res mete el el núm. 33; luce pelo negro zaino, es gor- asador un poco atravesado; un pinchazo do, buen mozo y tiene abundante leña en la hondo sin querer llegar, y, por último, una cabeza. corta, que hace dob lar al de 1 a. (Pitos al Lagartijo da unos lances para fijar al hijo del célebre Gallo, miureño, y en la primera vara, puesta por Melones Chico, arranca el animal de lejos Dor Lar sillero s sft de el cuarto bicho de la tarde, está señalado con el núm. 114, y derriba al piquero, quitando Raf aelito con es negro, entrepelao, bragao, bien criado y gracia y adornos. Bravo y con poder, admite el miureño con sobrado armamento. Gallito, con las dos rodillas en tierra, da hasta cinco varas, por otros tantos tumbos y nada de defunciones; en los quites los tres una larga cambiada, y luego Lagartijo toespadas se adornan que es un primor, y rea por verónicas, con superior estilo y manosotros les aplaudimos, reconocidos al buen neras, lo que merece los aplausos de la concurrencia. rato que nos hacen pasar. Luego hay una caída de peligro de MeloChiquilín, de primeras, mete un par que se aplaude, y en su turno repite con otro nes y Vicente hace el quite coleando, cayéndose en las mismas patas del animal y par, tirado. Manolo Molina mete el suyo un poquito evitando Lagartiio un contratiempo A madesigual, y puestos los tres pares, el usía drileñí (Ovación á Madrid y á Córdoba. manda variar de tercio. Otro quite superior á cargo del madrileRafaelito Molina torea de muleta valientillo, pero sin el aquel necesario para que la ño, volviendo éste á medir la tierra con las faena mereciera la aprobación del auditorio, costillas y siguiendo el toro su natural viapuesto que el animalito está más bravo y je, por lo que no pasa todo de un susto. En total vemos cinco varas y dos defunmás suave que un guante. Un pinchazo sin llegar y una caída y ciones, y un triunfo grande en quites para atravesada completan la labor, y el tribu- Vicente Pastor, á quien se le aplaude con nal se divide al fallar sobre la saetia del cor- entusiasmo. En banderillas vemos dos buenos pares, dobés. uno de Cerrajillas y otro de Cantimplas. Y vamos á ver TRl dos, de nombre Cartujano, señalado con vez en la tarde. á Lagartijo por segunda el núm. 89, del pelo del anterior, menos Una faena de muleta sin gente y manso, á juzgar por lo que hace en nada de particular. Un larga, sosita y y i. sopapo caído, los primeros capotazos. En total vemos cuatro malas varas, y tres casa. (Pitos. ¡Cuándo querrás, hijo! caballos son apuntillados por los monos. Con dos pares y medio, puestos con fati- ü l cinco atiende por Aceituno, es negro, guitas por Aranguito y Torerito de Madrid, zaino, bien cria. do, con pitones, marcatocamos á matar, y sale Vicentillo con los do con el núm. 78 ¡y tuerto! chismes toricidas. Pero esos veterinarios, ¿para qué son? El madrileño sufre un serio achuchón en Se arma un escándalo horrible contra el él segundo pase, y al querer poner tierra presidente, los veterinarios y la empresa, y por medio resbala, cae ante la cara del bi- el Sr. Mosquera, de pie en su palco, y parocho, y gracias á que éste no le yió no tuvi- diando al Pepe Luí s de La buena sombra, se mos que lamentar una desgracia. entretiene en comer alcahueses y arrojar Repuesto del susto, sigue Vicente torean- las cascaras al tendido. do cerca y muy valiente, ayudándole La ¡Y no es para dicha la broaca, la de epígartijo y los peones, aunque éstos, según tetos y la indignación que produce en el nuestro leal saber y entender, estorban y público la actitud del cabeza visible de la no sirven de nada bueno, pues el animalito empresa! se halla para que se acerque el matador, y El usía manda retirar al bicho defectuoso lejmeta en la misma cara la muleta. y para substituirle se suelta un bicho de Como todo el mundo torea, Cartujano, qne Surga, terciao y más manso fin los antede primeras no tenía más defecto que el de riormente lidiados, la mansedumbre, se va descomponiendo, ¡Que ya es el colmo! llegando á ponerse de mucho cuidado. Pepín de Valencia y Aranguito meten El resultado fue el siguiente: i. Mr. Barón, con Heather. Hizo tan recorrido brillantísimo, sin falta. 2. a Mr. Larregain, con Muguet. 3.0 Rafael Bustos, con Ckar- Gleen. 4.0 Mr. Larragain, con Paddy. 5 Antonio Cañedo, con Wassistas. ó. Fernando de la Gándara, con Lnlter. 7.0 Martí Olivares, con Yukerman. 8. Alfonso Valenzuela, con Jambic 9.0 Mr. Barón, con Smüax. io. García Balmori, con Asa. Y 11.o Martín Urquiano, con Funículo. Ganaron lazos los Sres. Torres, Linares, Barón, marqués de Martorell, Jaquotot y Urquiano, montando, respectivamente, á Linfático, 7 ke Stnner, Farewell, Extremeña y Hmrible. El martes, á las tres, la prueba Omnium. CORRÍ DA DE TOROS