Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 6 DE MAYO DE 1908. EDICIÓN 1 PAG. i5. fiados, temerosos... Aquí he visto yo pollos de esos que vociferan en los teatros, graciosos que gozan fama de atrevidillos y temeranos, que parecían doctrinos. Respetuosos y bien educados, andaban por cafés y restatirants como gallinas en corral ajeno. París se hace, pues, la toilette para recibir á las inocentes golondrinas de todos los países que vienen á dejarse aquí el dinero. Este año la Municipalidad ha querido asombrar á los forasteros, y ha creado una sección de policías- intérpretes encargados de faeilitar á los extranjeros cuantos detalles necesiten. I,o s nuevos funcionarios de la Prefectura están monísimos con sus letreros en el brazo, aguantando los bromazos de los chuseos que se acercan á ellos para hacerles las preguntas más disparatadas. Pero los forasteros no vienen, tardan ya... Y cada año van siendo menos... Sin duda las bellezas, las alegrías, los encantos de la capital del placer comienzan á dejarlos indiferentes... Y es que, en efecto, todo está igual... Los bulevares no cambian de un año para otro, las fiestas se repiten cronométricamente, los teatros son los mismos, las actrices guapas y las estrellas de tronío, son las que triunfaban ya en los escenarios hace veinte años... ¿Para qué venir á vaciar la cartera si todo está igual? ¿Para ver á los policías- intérpretes? París no quiere reconocer que las verdaderas causas del decrecimiento de forasteros son la escasez de diversiones y la explotación descarada de que se hace víctima al extranjero... Y si el año pasado advirtióse ya que el número de visitantes había disminuido, este año serán seguramente menos, y aun más escasos en los sucesivos... Y ¿qué será de París la primavera que dejen de venir definitivamente las golondrinas? EL DÍA DE HOY CANTORAL San Juan Ante- Portara- Iatinam -santos Heliodoro, Lucio, Evodio y Venusto, mártires; Santos Juan Damasceno, Teodoto y Protógenes, confesores, y Santa Benita, virgen I, a misa y oficio divino son de San Juan Ante- Portam- I atinam con rito doble y color rojo. Se gana el jubileo de las Cuarenta Horas en las Monjas del Beato Orozco (calle de Goya) á las diez, misa solemne, con sermón, y por la tarde, a las cinco y media, estación, rosario, sermón, que predicará el P. Miguel del Coco, preces y procesión de reserva. Sin San Pascual, Espíritu Santo, Reparadoras y Ksclavas da! Sagrado Corazón de Jesús, jubileo perpetuo. Visita de la Corte de María: Nuestra Señora de 9o vadongaen su parroquia y San I, uis ó de Atocha en el Buen Suceso. Espíritu Santo. Adoración nocturna. Turno: San Ignacio de I,o yola, ÍH NT! ERROS A las diez y media de la mañana, el de D. Rafael Espino y Antón, desde la calle de Sevilla, 16, á la sacramental de San justo. p L TIEMPO Temperatura de a- Máxima. 26l gra dos; mínima, 9. El día dura 14 horas y 7 minutos, aumentando 13 minutos en la semana. Tiempo probable: lluvioso. TpKTRENOS En I, ara, á las nueve y medi- i: Sin reL parar en los medios, XTOVEDADES A las seis Ruido de campanas- -A 1 las siete y cuarto: El grito de independencia. -Alas ocho y media: El húsar de la Guardia (reprise) -A las nueve y tres cuartos: Astronomía popular. -A las once y cuarto: El grito de independencia. DJA R B 1 E R A las siete y cuarto: La viejecita- -A A las ocho y media San Juan de Luz. -A las nueve y tres cuarto íl T l a s o u e o fíl puñao de rosas. 3 Ua mejor c a s a en confecciones y n o v e d a d e s de PARÍS p a r a S 9. NOEAS LA VILLA DE PARÍS 67- -ATOCHA- 7 la salud, la fuerza, la energía, el vigor, el bienestar. EsCréa P ce una vida nueva en el m mecanismo debilitado, envejeESPECTÁCULOb mam TM cido 6 desgastado. El ZIDAL toma su acción del tegidts (Despedida de la compañía. -A las nuemismo de la vida; hacer ve: Él automóvil. -Pepita Reyes. 1 A R A Alas seis y mediafLos pavos reales (seeuso de él, es beber la vida. ción sencilla) -A las nueve y media: Sin reel apetito, las digestiones, la parar en los medios (estreno) -A las diez y media: Los respiración, la circulación ceintereses creados. rebral, las convalescencias A POL O A las siete: I, a muñeca ideal. -A las nueve: El celoso extremeño. -A las diez: El naACtlOCt difflciles. Al que la vida se ranjal. -A las once: I, a muñeca ideal. le representa como un A las siete (sección ZARZUELA dios nacionales. -yermouth) Episo- pesado tardo que tien e que- -A las ocho y tres arrastrar, el Zidal la lleva cuartos: I, a rabalera. -A las diez: El dúo de la Africana. -A las once y cuarto: Episodios nacionales. su tranquilidad y espeDE PAR 1 SH A las nueve de la noche: Nyranza. dia la misteriosa. Nueva serie de cuadros por madama Henriette de Serris. J os cola sangre, los nervios y todas mediantes de Mephisto. El bufo parodista Gobert Belas células del organismo que lling. El comediante inglés I avater I, ee, y toda la comEtiriQUdCe son la base de la vida. Esto pañía internacional que dirige William Parish. JOSÉ JUAN CADE- Í 4 S. explica dé tan buenos (Compañía Prado París, Abril. CO MICO (sección vermouth) Chicote. -A las siete 1 n u n resultadosqueen el asma, la- -Los niños de Tetuán. A las ocho y tres cuartos: Hasta la vuelta! -A las nuegota, los reumas, la diave y tres cuartos: i o s niños de Tetuán. -A las diez v betes, la albuminuria. tres cuartos: Alma de Dios. A las siete: La alegre trompeterfa. -A las El ZIDAL, gracias su aito valor tera ocho y media: La remendona y El me ONSHRVACION DE Mezcle tise una para todos los anéte de azúcar una rendero de la Alegría. -A las diez: La patita blan- péutico, devuelve la salud los hipocondría micos, los neurasténicos, LA MANTECA carne de salitre y dos de ca. -A las once y cuarto: Laseis: ElJlaca. Luis elTum- eos, Eos desgastados, los deprimidos, los A las señor sal fina y amásese con este polvo la mante- flRAN TEATRO bón. -A las siete: La tempranica. dlébiles; llega a curar cierta parálisis. ca, previamente prensada para estraerle A las nueve: La cañamonera. -A las diez: La verbena ii falsificaciones acm peligróla quieres h leéroslas tomar, escribid al Laboratorio de Farmacocodo el suero. I a proporción ha de ser de de la Paloma. -Alas once: Bohemios. JV IART 1 N A las seis y media: Fenisa la comedianlogía del Dr. Omnés, de la Facultad de Medicina 63, 5o gramos de polvo por cada kilogramo de l detalleta. -A las y media: El cuñao de Rosa. manteca. Asi preparada, puede conservarse A nueve: La marchasiete Cádiz. -A las diez: Agua, rae Tiquetonne, Paris. Gratis, 2, y demás farmacia? Venta. Gayoso, Arenal, las de argo tiempo. azucarillos y aguardiente. Agentes, Cebrián y Compañía, Barcelona. El Zidal UNA IDEA DIARIA FOLLETÍN DE A B C LA SEÑORITA DE LOS CIEN MILLONES CONTINUACIÓN Conde Kerinor transportado moribundo Brazzaville. Posible milagro, pero venir inmediatamente. -Alian. -No es nada- -dijo en alta voz, guardándose el telegrama en el bolsillo. Una invitación. Con tu permiso, voy á contestar. XVlli LA ENFERMEDAD Y EL REMEDIO El marqués cablegrafió inmediatamente á Alian: Hagan hasta lo imposible. Salgo para esa. Tenia apenas el tiempo preciso para tomar el rápido de la no? he; pero ¿qué diría á la marquesa? ¿I, a verdad? Sería matarla. ¡Bah! Como la noble dama estaba acostumbrada á sus repentinas desapariciones y á sus aventuras, no necesitaba disculparse. Su mala fama iba á servirle de algo. Pretextó una invitación para asistir á las fiestas de Niza, y emprendió el viaje. A la mañana siguiente estaba en Marsella y el raismo día se embarcaba con rumbo á la costa de Marfil. Si hubiera podido fletar un yacht rápido, lo hubiese hecho sin vacilación alguna, aunque le costara cuanto poseía; pero tuvo que conformarse con viajar en el vapor correo y resignarse á las numerosas escalas que hacía. Después de una semana de accidentada navegación, llegó á Canarias, donde encontró otro cablegrama algo tranquilizador: Hay esperanza. Le aguardamos á usted. Nuevas escalas; días y más días de navegación, y, por último, el final del viaje: Loango- Iíibreville. Apenas hubo desembarcado, el marqués de Kermor experimentó la nefasta influencia de aquel clima, que le produjo náuseas, estremecimientos, fiebre. I, a crisis fue violenta, pero corta por fortuna. Algunos amigos del joven explorador esperaban su llegada y le enteraron minuciosamente de lo sucedido. ¿Vive? -preguntó ante todo el marqués. -Sí; pero el médico que le asiste no responde de nada. IJegS enflaquecido, débil, demacrado; no quiso descansar un solo día y emprendió la marcha, pero tuvimos que retroceder; la fiebre perniciosa había hecho presa en nuestro jefe. Ahora está en Brazzaville, en la mejor casa de la colonia, y Great Alian no le abandona un instante. En cuanto al tendido de la línea férrea, era cuestión decidida. Alian había cablegrafiado dando órdenes y el material debía estar ya en camino. El marqués salió sin pérdida de tiempo para la proyectada capital, que se componía entonces de unas cuantas viviendas rudimentarias, chozas y barracas, habitadas en su mayor número por extranjeros, más funcionarios que colonos, y algunas explotaciones agrícola la más importante de las cuales había sido establecida por Enrique de Kermor cuando su primera expedición Continuará.