Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 3 DE MAYO DE 1908. EDICIÓN 2. a PAG, 5; MADRID AL DÍA f n a brillantísima jornada resultó la de ayer. Amaneció nublado; pero el sol ao quiso privarse del espectáculo de Madrid en fiesta y de gala, y rompiendo el toldo de nubes se asomó á ver las fiestas. Eso sí, se asomó demasiado y apretó como un ñolor Nada fray que anime á la villa como los de files militares, que significan, además, el desfile de todo el vecindario; las colgaduras en les balcones, y el sol en el firmamento. Por eso fue un día grande ayer para Madrid Las ceremonias resultaron lucidísimas. I, a celebrada en el arco de Monteleón, severa, solemne conmovedora. L, a Artillería sabe hacer muy bien las eosas. I, a procesión cívica es igualmente una de las cosas que se hacen bien en Madrid. I, a asistencia del Rey la dio mayor brillantez y solemnidad. L, as carrozas, discutibles y discutidas. Los demás actos celebrados por la tarde se vieron concurridísimos, porque la fiesta 5 por consiguiente, la huelga fue general. Madrid, en fin, estuvo más- alegre que el pasodoble de Chueca, que ayer resonó á to las horas y en todas las calles de la villa. Hasta la corrida que, fuera del programa oficial, fe celebró en la plaza- de toros, dejó contenta á la afición. No digamos que para reventar de gusto; pero, ¡vaya! de la sene A, Tan feliz fue el día, que no hubo política. I a nota interesante fue la presencia del Rey en la procesión; interesante por lo simpática y popular. Claro es que fue infeliz para algunos. Hubo un intento de suicidio, tres atropellos y bastantes insolaciones. Por la noche, iluminaciones... en los edificios públicos, y en el Real, último concierto de la Filarmónica de B rlín. Otro exitazo inmenso, colosal. EL MJNISTRO DE MARINA regresará MañanaMarina. ñt Marina á Madrid el ministro INFORMACIÓN POLÍTICA EL DÍA DE AYER i a política estuvo durante todo el día de ayer á cero grados. No hubo valientes que se arriesgaran á morirse de aburrimiento hablando de cosas viejas y nimias, que se olvidan en momentos en que, como ayer sucedía, se conmemoraban hechos grandes de miestia Historia y de nuestra vida nacional. Un los Círculos en donde se reúne la gente que se ocupa de la cosa pública era tema preferente, y aun tema único de conversación, el hermoso y solemne acto celebrado por la mañana, y especialmente la presencia del Rey en la procesión cívica y la ovación estruendosa, entusiasta y sincera de que fue objeto S. M. durante todo el trayecto recorrido por la comitiva. Seguramente que el Rey guardará grata memoria de este día, en que por vez primera ha recorrido á pie las calles de Madrid. Por cierto qwe D. Alfonso tuvo anoche el rasgo de dirigirse andando desde Palacio al teatto Real, en donde asistió al concierto. El Gobierno se mostraba anoche satisfecliísimo del resultado de la jornada, y afirmaba que carece por completo de fundamento el rumor que circuló á última hora de probabilidades de crisis, El Sr. La Cierva decía, refiriéndose á esto: -Casi estoy por asegurar que este Gobierno asistirá al segundo centenario del 2 de Mayo. CONSEJO anana se celebrará Consejo de ininistros en el domicilio del St Maura. 1 a Real Academia de Jurisprudencia está preparando una monografía muy documentada acerca de la personalidad académica y universitaria del Dr. D. Joaquín Lumbreras y del acto patriótico que realizó, con el concurso de la Academia toda, negándose á reconocer en 1808 el Gobierno del Rey intruso. Resulta de loS datos recopilados que fue extraordinaria la actividad científica del Dr. lumbreras, así en la Academia, donde eran frecuentes sus disertaciones doctrinales, como en la cátedra, donde explicó Disciplina eclesiástica y después Derecho constitucional, primero, en la Universidad de Alcalá, y luego, en su traslación á Madrid, habiendo sido decano de la Facultad de Derecho en la Central. Aparece, sobre todo, como de gran oportunidad recordarla gallarda y patriótica resolución de la Academia de Derecho civil y canónico, antecesora de la actual, que se denominaba entonces de la Purísima Concepción, expresada con sobria elocuencia en el siguiente párrafo del acta de la Junta general de 27 de Julio de 1814. Leída por mí, el secretario, la Constitución VII, di cuenta de las actas de las Juntas académicas desde el fin del curso académico de 1808 hasta el día, y esta Junta general aprobó y ratificó cuanto en aquéllas se había determinado, acordando se hiciese expresa y honorífica mención de lo satisfactorio que era á la Academia el no haber reconocido ni haber prestado juramento al rey intruso, ni practicado gestión alguna directa ni indirecta de deferencia á su Gobierno, habiéndo s eludido todas por la prudente conducta y íeconocido patriotisiuo, acreditado en muj repetidas ocasiones, por el señor presidente, exponiéndose á las veces á la responsabilidad y fatales resultas por no perjudicar en lo más mínimo á la justa causa ni al honor y decoro de este Cuerpo, y en su consecuencia, como el expresado señor presidente había tenido la más principal parte en este resultado tan glorioso para la Academia, acordó igualmeute esta Junta que n la hoja de méritos del mismo- se hiciese la expresión más individual y honorífica de su conüucta político- académica. A fin de atraer el valioso concurso de Lumbreras, apelóse á rigorismos, y, por otr, a parte, al ofrecimiento de un cargo dependiente del ministerio de Hacienda de José Bonaparte, sin conseguir quebrantar su resolución y teniendo que dirigirse á varias poblaciones, donde ejerció la abogacía hasta que en ella entró el ejército invasor, suspendiendo entonces su trabajo para no solicitar siquiera una patente profesional del nuevo régimen. Buscó por fin relativa seguridad siguiendo á nuestro Ejército, que le encomendó misiones á veces arriesgadas, además de sus funciones de asesor de diversos generales. No habiendo tenido D. Joaquín Lumbreras por todo ello, según consta en los expedientes consultados, más recompensa especial que la de servir á la patria en causa tan gloriosa habiendo incendiado los franceses su casa 5 destruido una modesta hacienda que poseía, y dedicándose exclusivamente al culto de sus ideales, compréndese que tuviera necesidad el Claustro de la Universidad Central de abrir una suscripción para los gastos de sus exequias, á las que siguió una importante sesión necrológica en dicha Universidad. L PROTESTA DEL DERECHO En todos los documentos oficiales del primer tercio del siglo xix se registran detalladamente los hechos referidos y se enaltecen tanto como después han quedado en casi completo olvido y desconocimiento. Propónese con empeño la Real Academia de Jurisprudencia una reparaciónhistórica tan justificada, habiendo acogido coa entusiasmo el actual presidente, D. Eduardo Dato, y la Junta de gobierno una proposición al efecto de D. José Maluquer y Sal- vador, trabajando ya hace algún tiempo en reunir antecedentes una comisión especial, compuesta de los Sres. Ureña, Maluquer y Davara, con eficaz concurso del Sr. Conde y L uque, rector de la Universidad Central, y del jefe de su archivo, y disponiéndose á enviar la monografía que prepara á las Academias de Jurisprudencia, Facultades de Derecho y Colegios de abogados de toda (España, á fin de que en lo sucesivo, al tratarse de las figuras beneméritas del levantamiento de 1808, no deje de mencionarse al insigne presidente de la Academia Matritense, que encarnó la representación de la prptesta del Derecho; pues, como se dice en la comunicación presidencial dirigida al Congreso histórico de Zaragoza, dicha Acá- demia nos legó intangible el concepto jurídico de la Independencia nasional CÁDIZ POR TELÉGRAFO Ut NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SÁBADO, 2 8 K. e l obispo de Tánger. Procedente de Tánger acaba de llegar, en el vapor correo, el franciscano P. Cervera, nuevo obispo de Marruecos, acompañado de su secretario, P. Rosendo. El P. Cervera salürá el lunes para Sevi- 1 Ha, continuando el viaje á Madrid. Él nuevo obispo viene muy satisfecho de 4 as atenciones que ha recibido en Tánger, donde ha recegiao valiosos regalos de la colonia española y las de otros países. Dice que apadrinará su consagración Stt Majestad D. Alfonso XIII, oficiando ea ella el nuncio de Su Santidad. Interrogado el P. Cervera sobre los asuntos de Marruecos, se mantuvo en una absoluta reserva. MELILLA POR ¿XILE DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SÁBADO, S, 9 N. l incidente de la Restinga. A las cinco de esta tarde ha llegado el general Marinas ájinspeccionar el lugar donde se dio muerte á los mortís que atacaron á los soldados españoles. ¿os caídes Mohamed Nariry, Buchaid Butied y Shadly, ausentes de esta plaza desde hace tiempo, se presentaron al general, el cual, con la diplomacia que le caracteriza, les dijo que el incidente no tenía importancia, pudiendo considerarse lo ocurrido como rencillas entre vecinos. Los moros insistieron, á pesar, de estas explicaciones, en celebrar una conferencia con el general para tratar del asunto Asintió el general Marinas, citándolos en el Gobierno. A las seis llegó la embajada, empezando la conferencia, que ha durado hasta las ocho. Los moros solicitaron enérgicamente el castigo de los soldados. Enérgicamente también les contestó el general, conviniendo al fin en que Muley Mohamed dijese Ja última palabra sobre el asunto. La solución que seguramente ha de tener el conflicto será satisfactoria para España, gracias al tacto desplegado por, ej generaí Marinas. E