Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B A D O 2 JE MAYO DE IQOS. EDICIÓN i AG Los españoles sic? ion del parque otios dos cañones mas con los cuales hacían vm luego mortífeio sobre los franceses Estos decidieron jnntdi todos sin esfuerzos en uio solo, y f Minad! una columna, a CU O frente iba el comandante conde de Montho Ion, avanzaron si 1 hacer fueso p la calle r ele ban L curo Casi locaban sus i ¡mueras filas las bocas de los c nones, cuando la llegic a de un ca pitan (e oluntauos del Estado, que agitaba an añaeio o1 anco, hizo suspender el 4 m w 1 II 4 1 ll ffÍKfW: TM í l íSSií? vi s ÍJ: iS: í: 1 lililí 1; i i i íS ÍÍ. I: í: i: E: i 1 H fiilljl lÍ ii: S í ¡íi. iííijíss? 1 D. PEDRO VcLAROB había mandado emplazar tras la puerta lu cieron fuego sobielos asaltantes, aciibulau dolos á balazos. Esta fausta victoria fue acogid i por el pueblo con entusiastas gutos de alegiict Daoiz y Velarde orden iron entonces ahur la puerta, medio deshecha ya, y sacar tics cañones. Sirviendo estas piezas quedaron a pecho descubierto todos los oficíale de r tillería, el teniente Ruizy el meritorio Rojo Bien pronto soruuon nuevos disuaios de los franreies, a los cujíes se oponía el fuego graneado del paisauaje y de los o luntanos Una bala atravesó el hombro de Ruiz, el cual no quiso retnaise, v siguió excitando a los artilleros mientras le vendaba sobre el campo de la lucha el cadete Pa checo. Un nuevo balazo le hizo perder el co uocimiento El ataque formal que se organizaba u n pezó al fin por tres partes distintas, i U audose la Artillería en Id calle Ancha JUJ. to i Í Í fuente de Matalobos hl emisario qmso h iblai en nombre del Gobierno, increpando a los defensores, peí o anU ae que acahj letj Uli chispe 1 o animó la mecha a u i cdíion disparó Generalizo se el fuego limo la majoría de Ir franceses ot os, bastantes, entre ellos el propio conde de Monthoion, quedaron prisioneros El ttre o r ata me fue va imposible de contener Ca i todos los deiensores del parque estaban muertos o hendos, escaseaban las municiones de fusilería y los cañones d! s paraban con piedlas de chispa Los franceses taimaban una di isioii entera al mando de los generdes La Granje y Lefianc 1 dudablemente asaltaron el parque saltaiido las tapias de Mouteleón elaide minio en el patio, adonde habí i acudido poi sei el sitio de m ijor pehgro, de un bala o en el cora ou Daoiz, malherido, defendíase aun apo ado en un cañón El general L, t Gianje dirigióse a el p a n mcr lie, el her ieo e i O. LUIS DAOJZ pie Ira que servía á los caminantes de estii 00 prra cabalgar sobit sus mulos, estaba s o t a d o un mozo postillón d e h c i s i que desde chico servía en ella Llamábase este huni ie Joaquín I li i.i t, naeirlo a medi ii1o s r el UJI 1, 71 111 L Ons tide, c quena e isa de campo en el MMII, de complexión robusta, uni inteligente y eie una i v e a compii nsion erdadei, i nif- nte extraordinarias J unas había dado motivo alguno poi el que pudieia formu lar uiiri. queja, y su trato ifable j s ixicial le s ianjearon muchas su patios Sentado en el poyete, i o Legar un pelo t m de hombies de diuins que se dirigía á l i! jsactd El que parecía j t r- -e adelantó al t ote largo y paió en seco fíente á la pucr td- e levantó el postillón sosteniendo de 1 b u d i al cabillo, ayudo a desmonta) al i r 10 E s t e era el geneial Bonaparie, Ib 11 onó su cabalgaduia, metiendo Kv vi lu s en los bolsillos de su gabán empe ó a pti eai á lola! o de 11 cairetera 1 1 refeu do tillón que lose de p- e j la puerta y NAPOLEÓN BONAPARTE pitan tendió furioso la espad i ontra ei, y entonces un granadero le hundió la bajo neta por la espalda El conde de Monthoion, de pie ante el cadáver, no pv! o menos de decir Era un valiente EL GRA Í D JiQJE DE B A poco íii i LO k lómetios d Paiís, y en el caruno de i salles, hil ía cu i el ultimo terc o a- l molo v m i, n i ca a d ¿postas muv coiifo TlVe pc ra ¿i j i J o s tiem p JS en la tu, r dfba ui, exle ente tiato a los viajeros, habierir o tenido el honor su dueño de que en e l i oararan muchas test is coronadas 3 1 mloies encopetados de re- pet iblcs naciones, que mirehaban a la c- inital de Francia Acabdba de ser nombrado piimer conoiil el gcneial Bonapanc, asumiendo al piopio tiempo el mando d t do el Ejercito, y en una de sus frecuentes 1 s 1 tas de inspección a los campamentos que tenía en los alrededores de París paro en la citada casa de f ostas antes de regresai a la capital EL PRINC 1 P A la tjuerta, sentado en un poyete de GENERAL DE LA DI- MURAT EL HEROICO TENIENTE DE INFANTERl ¡V D. JACiNfO RUiZ ROPAS FRANCESAS