Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I E R N E S i. D E MAYO D E 1908. E D I C I Ó N i. PAG. En los Gobiernos civiles se reorganiza la plantilla y se suprime el sueldo de los agentes de 1.000 pesetas, elevándolo á 1.250. 1 En Beneficencia se dota á la Junta superior y al capítulo para la lucha antituberculosa, y se concede un crédito para la construcción en Madrid de un manicomio modelo. Se concede 200 000 pesetas para casas de obreros 3- se dota al Consejo de protección á la infancia y al Instituto de previsión 1 Todas las reformas contenidas en el presupuesto obedecen á un plan homogéneo, que admite gran ampliación en años sucesivos y están de acuerdo con la orientación iniciada en el presupuesto hecho por el señor Maura cuando ocupó en 1903 la c irtera de Gobernación. mejantes casos, para que los forasteros puedan descansar del viaje. En este mismo día, y á la hora qué S. M. designe, el Comité ejecutivo entregará á D. Alfonso un ejemplar de la obra del académico de la Historia Sr. Pérez de Guzmán titulada El 2 de Mayo de 1808. Y ya no hay más cosas el día i. Pero bastan y sobran. No conviene recargar el ánimo de sensaciones fueites, 3 este festejo monumental de la entrega de un libro al Rey es de los que amilanan. Los que tengan la inefable dicha de presenciarlo, no lo olvidarán en su vida, y cuando, andando el tiempo, blancas las cabezas y arrugados los rostros, reúnan á sus nietecitos bajo la campana deja chimenea, les di án. balbucientes 1 e emoción ¡EH! ¡A LAS FIESTAS! A hora es cuando me pesa, señor, de todo corazón, haber salido de mi pueblo con rumbo á Madrid hace veintisiete años. Porque, naturalmente al cabo de tanto tiempo de lucha enervante en una atmósfera deletérea se le seca á uno el corazón y se le enfría el alma, se hastia de todo y no goza ni á tres tirones. En tal situación de mi espíritu, que más está para la oración y el recogimiento que para el bullicio y la zambra, mucho me temo que los festejos con que vamos á. celebrar el Centenario de la Independencia no me den frío ni calor, á pesar de mi acendrado patriotismo, mientras que si yo vegetara á estas fechas en las amarillentas llanuras del antiguo reino de León, ¡qué ocasión se me presentaba para echar una cana al aire, abrasándome como una mariposa en los brillantes esplendores cortesanos y tomando parte en el estruendoso júbilo de un pueblo viril que recuerda íras glorias! Dios, que me ve por dentro, me perdonará seguramente esta envidia que siento or l as almas vírgenes que no han abandonado 5 terruñoy pueden meterse de hoz y de coz en las pompas y vanidades mundanas... Y ahora, desde el día 3, empieza lo bueno. Día 3. Desfile de los niños de las escuelas por el arco de Monteleón, con regalo de cartillas históricas. Adjudicación de 20 cartillas del Monte de Piedad por el Círculo de Bellas Artes. Sesión solemne de las Reales Academias en el palacio de la Bolsa, y responso ante el monumento de los mártires. ¡Esto es ya plétora de diversiones! No va á saber uno donde acudir, si al desfile, al reparto de las 20 cartillas, á la sesión de las Academias, ó al responso. Yo, puesto á elegir, me quedaría con la sesión de las Academias. ¡Se entretiene uno tanto! En los días 4, 5,6 y 7. para quitar el amargor de la boca, hay todo lo siguiente, que dividiremos en dos parces, para mayor cíaridad Primera parte. Utile. Descubrimiento del inoniu. to al pueblo del Dos de Mayo y de las tres lápidas conmemorativas que regala el Círculo de Bellas Artes, é inauguración de la Exposición histórica. Ya se sabe que con la apertura cíe Exposiciones y los descubrimientos de lápidas y monumentos se goza lo indecible Excursión á Móstoles para descuonr el monumento dedicado á D. Andrés Torrejón, y excursión á Segovia para colocar la primera piedra en el monumento á Daoiz y Velarde. Estos dos festejos, para los paletos que vengan de fuera, supongo 5 o que se reducirán á bajar á las estaciones á despedir á las comisiones respectivas, y el que no se divierta con eso será porque no estará de humor. Menos mal que se sabe que eso de la primera piedra de Segovia (que ojalá no sea también la última) se hace cumpliendo un acuerdo de las Cortes de Cádiz con un siglo de retraso, lo cual siempre entusia m? un poco. Segunda parte. Dulcí. ¿Fuegos artificiales en los paseos de Rosales y de Atocha, becerrada benéfica en Vista Alegre y función de convite en el teatro de Apolo, para que asistan los señores de siempre con las bandas, cruces y entorchados de siempre, previa la oportuna rebatiña de localidades. -Aquí donde me veis, hijos míos, yo e taba en Madrid cuando una comisión entregó al Monarca un libro de un señor académico. Yo no lo pude ver porque no me dejaron entrar; pero me cn ió la ceremonia allí, á dos pasos, en un mesón de la Cava Baja... ¡Y desde entonces yo no quepo en mí de orgullo! Día 2. Por la mañana, á las ocho y media, fiesta religiosa en la plaza del Dos de Mayo; á las diez, exequias por las víctimas en San Francisco el Grande y procesión cívico- religiosa. Por la tarde, fiesta religiosa en la iglesia de la Buena Dicha. Por la noche, iluminación de los edificios públicos y fiesta popular en la plaza del Dos de Mayo, organizada por Cuerpo de Artillería. Este es el día grande, el del aniversario, y por eso hay diversiones para todos los Porque ¡vaya unos siete días que van á gustos. Los buenos cristianos pueden pret asar, por poco dinero, los sencillos aldea- senciar la misa al aire libre á las ocho y jos que vengan á Madrid á ver cómo so- media; otra misa con sermón, en local cerralemnizan la epopeya de 1808 los descen- do, á las diez; una procesión á las doce, y dientes de las manólas y los chisperos que unas vísperas por la tarde. Los escépticos y se ganaron la inmortalidad á punta de na- descreídos pueden ver el desfile de carrovaja! zas y señores enlevitados por la mañana, El programa de las fiestas está ultimado bailar en una plaza por la noche y asomr 3 a, después de un parto laborioso, y es de brarse todo lo que quieran con la iluminalos que hacen al labriego más tacaño regis- ción de los edificios públicos, que ya se sabe trar el fondo del arca y tomar el tren en se- que es ¿escacharrante, como dirían los hereguida: deros de Malasaña. Y porsi esto fuera poco, Vean, vean ustedes: hay que ver la coletilla del programa: El Día i. de Mayo. A las doce de la ma- alcalde rogará al vecindario que este, día áana, festival militar en la plaza de la Ar- coloque colgaduras en los balcones Con mería Como quien dice: ¡diana por todas lo cual queda redondeado el festejo, porque las bandas de la guarnición pero un poco todos, absolutamente todos, habíamos souiá- -tarde de lo que se acostumbra en se- ñado con las colgaduras. No se me negará que, por lo menos, los fuegos artificiales del paseo de Rosales y la becerrada benéfica son dos uumeíos enteramente nuevos y completamente sugestivos, como se dice ahora. ¡Mecachis! ¡Cómo se van á poner el cuerpo los que vengan! Loque me choca es que las Compañías de ferrocarriles havan anunciado trr