Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A a C. JUEVES 3o D 5 ABRIL DE 1908. EDICIÓN i. PAG. i3. íijicitos lo iiagan en las oficinas del Centro, calle de las Huertas, núm. 46, de dos á siete de la tarde, ó concurran á dicha sesión, donde se les facilitarán. jvTuestro distinguido compañero en la Prensa D. José Faraldo lia publicado y puesto á la venta un folletito de 32 páginas, en las cuales refiere con gran escrupulosidad y detalle los luctuosos acaecimientos de los días 2 y 3 de Mayo de 1808 en Madrid. Amor, misterio bien indefinido, la vida la hacéis bella si de una taza es el contenido el café torrefacto de La Estrella. Montera, ¿2. Teléfono i- iS 5- NOTAS MUNICIPALES 1 a sesión de ayer. En primera citación, y á las once de la mañana, bajo la. presidencia del alcalde, celebró ayer sesión el Municipio. A petición del Sr. Suárez Inclán, el alcalde designó al Sr. Encío para formar parte de la Junta de patronato del legado Aguirre, después que aquél dio cuenta del estado en que se encuentra el legado Después de ser muy discutido y combatido por el Sr. Iglesias, se aprobó el dictamen proponiendo que se exima del pago de licencia el edificio para escuela en la calle de Guzmán el Bueno. Votaron en contra socialistas y republicanos. Sin discusión fueron aprobados los demás dictámenes. Después del orden del día, el Sr. Barranco dijo que era vergonzoso para el Ayuntamiento de Madrid que después de haber tomado el acuerdo de colocar una lápida en la casa donde murió Fígaro, vaya a permit r que por iniciativa de Mariano de Cavia sean los Sres. Fe y Perlado los que costeen la lápida. Le contestó el Sr. De Blas, que ocupaba la presidencia, y dijo qreel asunto eii. iba á estudio de la Comisión. El Sr. Santillán se ocupó del programa de las fiestas del Centenario y lo criticó. Después trató del abandono en que están Ios- Asilos; pidió que se compraran libros de Pérez Galdós para las escuelas; censuró que por lo mal que se ha organizado el programa del Centenario, no vengan comisiones de muchas provincias, y, por último, si el cementerio de la Moncloa, propiedad de la Congregación de la Buena Dicha, va á pasar á ser propiedad del Municipio. El Sr. De Blas prometió transmitir todas las anteriores preguntas al air H Y se levantó la sesión. TRIBUNALES CUPREMO Ayer se celebró en la Sala ter cera la vista de wn recurso interpuesto por varios vecinos de Guadalajara contra un acuerdo del Tribunal gubernativo de Hacienda, confirmatorio de una resolución del arrendatario de Consumos de la citada capital. El arrendatario hizo, en efecto, aforar como si fuera ino una bebida fabricaba con el sobrante del mosto y agua, sin mezcla alguna de alcohol, bebida que, por su sabor dulzón, se regala á los obreros para que refresquen, pues no sirve para otra cosa ni puede ponerse á la venta. ¿os que tal líquido llevaban á sus casas no podían sospechar que los dependientes del Resguardo pretendieran cobrar derechos por lo que casi casi es agua azucarada; pero se convencieron pronto de lo contrario, y, aunque protestando, pagaron cuanto se les exigió. El Tribunal gubernativo, con mayor soruresa de los interesados, confirmó, como k? mos dicho, el acuerdo del arrendatario, y jes ciato es que los dependientes de Consumos no hicieron otra cosa que obedecer las órdenes de aquél, y contra aquella resolutión se interpuso el recurso que ayer tarde defendió el letrado Sr. Valentín Gamazo. El fiscal se opuso. MA 1 SON LEBLANC 1 a confección de sombreros está al alean ce de cualquier modista. L. a creación de la forma de ellos, de modo que complete las líneas generales de la fisonomía, realzando la belleza, es privilegio del artista. La gran moda. La gran moda, en la que concurran lo nuevo y lo distinguido, sólo los privilegiados por la inspiración y el buen gusto pueden dictarla. Asi lo entiende Maison I, eblanc congregando en sus talleres verdaderos artistas que en París son los que lanzan los modelos última palabra de la elegancia La Maison Leblanc abre las puertas üe su sucursal en Madrid, Preciados, 19, donde, instalada provisionalmente, ofrecerá al gran mundo una primorosa colección de modelos exquisitamente parisiana. La Maison Lleblanc celebrará Exposiciones semanales de sombreros, dando la nota chic al presentar los modelos favoritos de las bellezas profesionales del gran mundo y del teatro en París. Los sombreros más epatantes en el yernissage del Salón de París podrán admirarse y adquirirlos en Madrid, en la Maison Le blanc, cuantos rinden culto al buen tonoáy á la elegancia suprema, finalidad artística d i los talleres de tan reputada firma. La Maison Leblanc admite discípulas. -r íBENEDICTINE f fl -Gomo puede suceder que alguna i JU vez os ofrezcan en lugar del ALQUITRÁN OTYOT un licor de alquitrán cualquiera según fórmula GUYOT ¡DESCONFIAD DE LA OFERTA! Porque esos productos que de esa suerte quieren expenderos no tienen nada de común con el verdadero ALQUITRÁN OÜYOT. For consiguiente, rechazedlos lisa v Uanamente Lo mejor en tales casos es exigir terminantemente el Verdadero Alquitrán Guyot, cuya etiqueta, si es el legítimo, deberá llevar, además del nombre Gruyot en letras grandes, la firma también de Guyot oblicuamente y er tres colores: violeta, verde y rojo; é igualmente las señas del Laboratorio: Oasa L. Frere, 19, rué Jacob, París. Este tratamiento viene á costar DIEZ CÉNTIMO AL DÍA... y cura. Precio del frasco para el público en toda Espafia, pesetas 2, 5O Depósito general, Bascans y Salinas, Claris, 111, Barcelona. En todas las farmacias y droguerías. P. S. -Aquellas personas que no consiguieren acostumbrarse al sabor del agna de Alquitrán, podrán reemplazar su uso mediante las Cápsulas Guyot al Alquitrán de Noruega de PINO MARÍTIMO PURO, tomando de dos á tres cápsulas á cada comida. De ese modo obtendrán los mismos saludables efectos y una curación dei mismo modo cierta. Tomadas INMEDIATAMENTE ANTES DE LAS COMIDAS, ó en el curso de éstas, dichas cápsulas se digieren perfectamente con loa alimentos, PRODUCEN BIENESTAR EN EL ESTOMAGO y embalsaman la economía. Las verdaderas cápsulas Guyot son blan cas, y sobre eada una de ellas va impresa en negro la firma Guyot. R ¡VALIJADES ñíi OFICIO Por si uno trabajaba me DEL OFICIO q u e otro, ó por si el jornal de aquél era mejor que el de éste, riñeron un día, hace próximamente un año, Romualdo Herrero y Ángel Reyes. Este, que tiene el genio un poco vivo, cansado de discutir sin llevar el convencimiento al ánimo de su compañero, levantó el garrote y se dispuso á terminar á palos la contienda; pero Romualdo, que no es manco, y llevaba también su correspondiente estaca, evitó como pudo el golpe con que su contrario le amagaba y atacó á su vez, produciendo al Reyes varias lesiones graves en la cabeza. La vista de esta causa celebróse ayer mañana en la Sección quinta de la Audiencia, solicitando el fiscal que ise imponga al procesado la pena de un año y un día de pri sión correccional, como autor de un delito de lesiones graves. El letrado Sr. Avello abogó en un buen informe por la absolución de su defendido. 11 N A AP E L A CIO. N En la Sala segunda de lo civil vióse en la tarde de ayer la apelación interpuesta contra una sentencia dictada por el Juzgado de Illescas en pleito seguido entre don Evaristo Hernández y doña María Rojas. Sostuvo la apelación á nombre del señor Hernández el letrado Sr. Albarrán, oponiéndose á ella, en representación de la señora Rojas, el abogado Sr. Gómez Perosterena. UN PASANTE Jor y más de Prisa DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS 1 E TOUT DERN 1 ER CRU Ya sospecha réis al leer el título que la crónica de hoy la vamos á echar á modas. En efecto, el último grito no puede ser más que el que la moda suele lanTar en París cada tres meses. Pero os equivocáis, lectoras pías, si creéis que os voy á hablar de las novísimas toilettes ideadas por los magos de la rué de la Paix, estos hombres, verdaderamente admirables, que se pasan la vida pensando cosas raras para sacar el dinero á las mujeres... y á los hombres. No; no os voy á describir ninguna nueva moda femenina ni á hacer el reclamo á Doucet ni á Paquin. Este último sobre todo ya no lo necesita, y sus herederos han traspasado el taller en una miseria: 12 millones de francos. Tampoco se trata de vuestras galas, pacientes lectores, y este último grito de la moda no se refiere al corte de las americanas, al ala de los sombreros ni al pliegue del pantalón. Es de un tout demier cri de lo que me propongo hablaros hoy, de una moda que surge nueva, pero tan tiránica como las otras... De la moda de los perros. ¡Oh! No os burléis, porque es importantíoimo... ¿Qué dama parisina que se respete un poco no tiene su perrito correspondiei- te? Y este Derrito- es el verdadero amo de la