Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SABAP Q, a 5 DE ABRIL DE 9o8. Ét) íON 4. PAG. 9. EL CAJERO IDEAL go I, escampette, á quien había perdido de Vista hacía mucho tiempo. Estaba medio oculto tras un enprme anuario, que hojeaba al azar, é inscribía de cuando en cuando alguna dirección en un cuaderno mugriento persona que vi al entrar La primeralas Cien Columnas fue mi en el café de ami- lurnlías recfbíuna Yártarogándom Tqtt (f me presentara en casa de los famosos banqueros Richardson y Compañía. Fui allá y me recibió el mismo Richardson. ¿A quién crees que reconocí al verle? ¡Pues á nuestro vecino del café! ¿Y sabes lo que me propuso? ¡El puesto de cajero principal en su casa con i.ooo francos mensuales! ho que no comprendo es cómo ha sabido mis señal. -Olvidas que me las diste en alta voz y que pudo haberlas oído. -Es cierto; pero ¿por qué ha pensado en mí? Me han dicho que mis dos antecesores le han dado un deplorable resultado y que ambos Han huido llevándose títulos y dinero. Estas últimas palabras fueron para mi un rayo de luz. Richardson había oído el relato de los sufrimientos padecidos por mi amigo cuando emprendía el viaje más insignificante y había aprovechado la ocasión qué se le presentaba de ponerse á cubierto de ciertas debilidades humanas, escudándose con otras debilidades de distinta índole. Iyercampette, que tenía dinero aquel día, quiso devolverme el convite del café de las Cien Columnas. Entramos en el más cercano. 1 Al despedirnos me dijo: -Se me olvidaba decirte que he leído que un médico alemán acaba de descubrirün remedio radical contra el mareo. Mira, aquí tengo el periódico. rantes á guardias de Seguridad. El uer queda ahora nompl to con 300 de Infanterij y 100 de Caballería, casi todos ellos natural les de Cataluña. í- -En la calle del Carta e na caído a 1 calle desde una azotea nú niño de coría edad, quedando muerto. -Él Centro regional autonomista cele brará mañana una velada en honor al caí pitan Manglado, que se smblevó. por la República. Presidirá el diputado provincial j coronel retirado D. Joaquín Pujol. -Se ha reunido la Junta del Fomenta Nacional páfá tratar de algunas redarás ciones que desde I iverpooHormulan sobre abusos que dice se cometen en miestr 2 puerto. -Iva Cámara de Comercio ha acordad solicitar del Gobierno se incluya en los pre? supuestos consignación para construir lá Casa de Correos en Barcelona. MERNES, 24, 8 V. Me senté á su lado y hablamos, No estaW ya en la casa de banca donde trabajaba como tenedor de libros cuando le conocí. A pesar de su indiscutible capacidad, no había logrado encontrar una colocación estable, y tras algunas quiebras y diversas suspensio lies de pago hallábase en la mayor de las indigencias. ¡Cuando pienso- -exclamó- -que otros, v sin valer lo que yo, han logrado salir de situaciones análogas á la mía y han conseguido colocarse en las colonias ó en el extranjero! v- ¿Por qué no haces como ellos? -Imposible; jamás me determinaré. Y como le mirara extrañado: -No- -añadió, -no puedo abandonar París. Un viaje, por corto que sea, es para mí un tormento. No puedo aguantar el ferrocarril. Recordaré siempre lo que sufrí al ir una vez á Versalles: náuseas, mareo una sensación de muerte que se apoderaba de todo mi cuerpo. No, la idea de viajar me liiela la sangre en las venas. De los viajes por mar no puedo decir nada. Sólo me he embarcado en el Sena, y el recuerdo de esa -Desgraciado- -exclamé, -nohables nunexpedición constituye para mi una horro- ca de eso, sobre todo en casa de Richardrosa pesadilla. Recuerdo que cuando ter- son y Compañía, si quieres conservar tu minó mi suplicio y bajamos á tierra, las gen- destinó. tes me miraban compasivas y curiosas, toI, escampette se separó de mí sin haber mándome por un epiléptico. Por nada de comprendido mi exclamación. este mundo volvería á poner los pies en un A. S. tren ó en un barco, aunque tuviera que cobrar mil millones al final del viaje. Al pronunciar mi amigo estas palabras, una exclamación, no sé si de conmiseración CONFERENCIAS TELEFÓNICAS ó de alegría, nos hizo volver la cabeza á VJERNES. 24, 6 T. I escampette y á mi hacia un individuo que Z arias noticias. v había oído nuestra conversación, y que, al S e atóvan los trabajos del ferrocarril ver nuestro gesto, aparentó leer con gran transpirenaico en la sección Aix- Puigcerdáinterés el periódico que tenía en la mano. Ripoll. Ya se han subastado las obras del Nos separamos y le prometí ocuparme de túnel. él; pero confieso que mil asuntos diversos- -Sigue nevando en las altas montañas me hicieron olvidar mi promesa. de la provincia y en los Pirineos. IyOS ríos I, e he vuelto á ver días pasados, bien tra- bajan muy crecidos. jeado y alegre como unas castañuelas. -Se anuncia la suspensión de pagos de- -Te tengo que contar una historia ex- otra casa de banca. Por la índole de la notraña- -me dijo. -Al día siguiente de nnes- ticia, me abstengo de detallarla. tif convej- oación en el café de las Cien Co- -Han terminado ios exámenes de aspi- l isterio deshecho. Se ha aclarado el asunto que, euvuefí to en el misterio, había producido gran e; pectación. El individuo objeto de las pesquisas jtt diciales es un obrero, llamado Pedro TadaB Costa, y de apodo Lampista. Sus compense ros de trabajo le asediaban sin cesar, preg guntándole si era él á quien Rull aludía en sus declaraciones. El Tadeo, ante el temor cíe complicado nes que le causaran grave daño, resolvió presentarse á las autoridades, para que Ruu le reconociera antes de ser ejecutado. ¿Así se ha hecho, y Rull afirmó que dicliO sujeto no era el que él había citado, Ha quedado, sin embargo, á dísposicióil de las autoridades, hasta que se confiime sjl es prófugo del Ejército. Jx SÁBADO, l 5 2 T. BARCELONA p l presupuesto de cultura. Como se presumía, la sesión extrá ¿ordinaria del Ayuntamiento duró hasta Jas altas horas de la madrugada; eran la. s ctiá tro cuando se retiraban los ediles. Quedó aprobado el crédito de 2.630.000 pesetas, acordándose que se aplique á la creación de un instituto de cultura popularé á pensiones para que los maestros puedan completar sus estudios en el extranjero, subvenciones para el Ateneo, Orfeón Cata lán, universidad industrial y otros centrolj á adquirir obras para los Museos, etc. eté. El importe se satisfará con el sobrante legrado en la conversión de las desdas municipales. Promoviéndose en el curso de la sesióa debates empeñadísimos, especialmente al tratar de las bases que se 1 efleren al régimen de las nuevas escuelas. Una de éstas comprenderá la llamada escuela maternal, con dos secciones, jardines de la infancia y enseñanza primaria. Cada una de esas dos secciones tendrá 50 alum? nos, sin que sea lícito aumentar el ntímero de matrículas. Se establecerá la enseñanza mixta de ambos sexos ea los jardines de ta infancia y en las dos escuelas primarias. Otra base que también motivó discusión acaloradísima es la que dice: I, a enseñanza en estas escuelas sera neutra en materias religiosas, sin contener afirmaciones ni negaciones para los sentimientos de los creyentes. Un día á la semana, exclusivamente por la tarde, se destinará á la explicación de la religión católica á ios niños que voluntariamente asistan á ellaí en esta enseñanza alternarán los maestros de las escuelas, no pudiendo obligar al alumno contra sus propias convicciones. Esta base fue aprobada por 23 votos contra siete. También motivó una discusión, en la que intervinieron los lerrouxistas la siguiente hase: il? u cst 1 ccueifl- s e d í... la efwtñanz? en calai. íi y se atlojjtr. iau los ¡icnxdmtieif