Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 20 DE ABRIL DE J 9 O8. EDICIÓN i. PAGconvertir en seres útiles á los que sufrían en ómnibus, y los más delicados ocupan las enfermerías. deformidades de todo género. Los adjuntos giaoados dan una idea de Eu eVL. sesta beneficiosa Institución, desconocida en tituto de TuEspaña. rín, cuya visLa reina Adelaida fue la fundadora, y los ta acompaactuales Reyes de Italia dispensan á ésta, ña, se procomo á todas las Instituciones infantiles, esporciona á pecialmente á los Sanatorios marítimos, que los pequetan útiles son para el raquitismo, una proños instructección entusiasta, convencidos deque consción, gimnatituyen los medios más eficaces para la resia y alimengeneración de la raza. tación adecuada, someTanto los Institutos de raquíticos como tiéndoles á los mencionados sanatorios contribuyen de las operacioun modo práctico á la profilaxis de la tunes necesaberculosis, fortaleciendo los organismos déi rias. biles. En la campaña sanitaria emprendida por La niayoiniciativa del actual ministro de la Goberríade los ninación se aprueba el presupuesto que proños vienen pone el Real Consejo de Sanidad; podrán de sus casas, adonde van EL CONDE E. RICARDO fomentarse estas útilísimas fundaciones en nuestra patria, tan necesitada de ellas. á buscarles DE NETKO das caídas obedecen á la curiosidad inalsaaa. Muchos hechos mal calificados de pasionales no son otra cosa sino momentáneos caprichos, pasajeras alucinaciones, agravados los unos por la costumbre ó envenenadas las otras por el amor propio herido. El verdadero amor, como la amistad leal (que existen á despecho de los egoísmos al uso) no tienen relación ninguna con esos amo ríos de ocasión y esas amistades de encuentro acogidas con jubiloso ímpetu por los faltos de meollo, los cuales ni saben sentir ni saben querer, pasando su vida lamentándose de supuestas ingratitudes v desvíos dolorosos. Importa hacer una selección detenida respecto á los afectos y á los intereses. La mayor parte de los hombres y de las muje; s, consideran conveniente y ventajoso lo que halaga su vanidad y sus sentidos. Sucede lo propio con los alimentos. Un régimen severo vigoriza el organismo; el uso y el abuso de las substancias gratas al paladar pero poco nutritivas; esos aperitivos, excitan! s peligrosos que provocan falsa sensación de vigor, dan al traste con las energías vitales. En vano, los médicos tratan de remediar ías perturbaciones internas, cuando la voluntad flaquea al enfermo, y cuenta que los Tatuados pecadores son enfermos; pecan, hacen penitencia y vuelven fatalmente al pecado eon toda clase de pronunciamientos favorables por su parte, sin que doctores ni moralistas puedan atajar el daño En todas estas caídas y desgracias se baraja la palabra suerte, á la cual concedemos una influencia decisiva olvidando que la miseria y la enfermedad son producto, como decía el buen Samaniego, déla conducta necia. Para enseñanza de las que están en tu caso, analizaré la tuya, -discretísima en to- dos sentidos. el chora Herrero de Vidal. -Para las mu feres. Reflexiones y consejos. -Elj ardí? z de las Mujeres. -Cuentos de la aldea. -Las cuatro Estacio ries. MERIENDA EN EL JARDÍN LLEG DA AL INSTITUTO EL GIMNASIO ¡Singulares ELECCiON vida! De la contrastes de la más severa reclusión pasaste á una relativa libertad en aquella casa desdichada, en dtmde siendo inexperta y más joven que tus aturdidasseñoritas, tuviste, sin embargo, que constituirte en semi- protectora de ellas al acompañarlas en sus correrías- callejeras. Esta es una de las costumbres hipócritas de la sociedad contemporánea, la cual cela, vigila y censura los actos de las jóvenes ricas que pueden hacer cuanto quieran si no van solas. En cambio, á la pobre ó á la obrerita, su mejor garantía es la soledad, pues bien conocen la exactitud de la afirmación vulgar que dice es pieferible ir sclo por el mundo que en mala compañía. Ciertamente que existen peligros callejeros. La viciosa pereza y la incultura de no pocos individuos molesta á la mujer; pero cuando ésta sabe defenderse con dignidad y hace oídos sordos á las groserías, éstas no la detienen en su camino. Lo mejor para no ser atropellado por un automóvil, es pararse á tiempo y dejarle pasar; si aturdidos, queremos sortearle, somos arrollados por él. El ser humano siente cierta atracción hacia el peligro. Los niños y los seres débiles se lanzan impetuosos á los mayores empeños, de modo irreflexivo, experimentando secreto placer cnanto más atrevida es la empresa. En lo moral, muchas de las llama- CARTAS A FLOPA La distinguida escritora doña Melcnora Herrero de Vidal, inspectora general del Centro Ibero- Americano de cultura popular femenina y Escuela de madres de familia, ha publicado tres interesantes trabajos dedicados á la mujer y al niño. Revelan estos libros la cultura nada vulgar y la exquisita sensibilidad de su autora, que escribe con el corazón y dice muy bellamente cosas de positiva utilidad para toda clase de personas, especialmente para los amantes del hogar. cólera? Apuntes higiénicos sanitarios, por D. José Sáenz y Criado, jefe facultativo de la Casa de Socorro del distrito del Congreso, etc. En este folleto hace el inteligente y celoso higienista Dr. Sáenz y Criado muy atinadas consideraciones respecto á epidemias, demostrando cómo se pueden evitar los peligros mediante la aplicación de los severos preceptos higiénicos. Merece leerse. kj a peste bubónica. Memoria sobre la epidemia ocurrida en Oporto en 1899, por Jaime Ferrán, director del Laboratorio Microbiológico municipal, y Federico Viñas y Cudí y Rosendo de Grau, médicos municipales, comisionados por el Ayuntamiento de Barcelona. En un voluminoso tomo, admirablemente redactado, se hallan consignados por la Comisión científica barcelonesa los trabajos realizados por ella, entre los que descuellan las investigaciones importantísimas del ilustre Dr. Ferrán, honra de la España científica.