Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INFORMACIONES DE TODO EL MUNDO DE NUESTRO CORRESPONSAL jf) f POR TELÉGRAFO, CABLE Y TELÉFONG trabajos de esta ilustre Corporación científica, desbordó su admiración en estas palabras: Nosotros, los franceses, como, al cabo, 16 DE ÜBR 1 L PORTUGAL JUZGADO A q u i e t a d a s las todo el mundo, tenemos que estudiar y aprengLREYYLAEXPE- Dedicábase en vida POR UN FRANCÉS aguas de la polí- der mucho de la Sociedad Geográfica lisbopadre de nuestro tica y apagados nense. Cuanto acabo de ver es timbre de DIC 1O N AL POLO jel v e n monarca á o los últimos ecos de las elecciones, que los gloria para Portugal y demostración plena trabajos pictóricos, en que ganó justo re- tumultos de Lisboa hicieron repercutir en de que los portugueses son un gran pueblo nombre como pastelista, y á estudios ocea- el país, todo parece tranquilo, y hasta la colonizador. En esle Museo se aprende nógraficos sobre la costa de Portugal. No he apertura de las Cortes, fijada para el 29 del mucho. de entrar en la apreciación del valor de ta- actual, no es de esperar acaezca ningún su Cuando regrese á París, mi primer cuiles excursiones marítimas, semejantes á las ceso de importancia. dado habrá de ser nombrar una comisión, que realiza el príncipe de Mónaeo, que á De este ambiente incoloro sólo se ha des- que venga á Lisboa á estudiar todo lo que bordo de su yate arribó muchas veces á tacado estos días la figura del ministro de existe de más notable en este Museo, lo r B C EN LISBOA dicionarios algunos aparatos é instrumentos oceanógraficos que pertenecieron á su augusto padre. vi Í L LAS FIESTAS D E SAN SEBASTIAN LLEGADA DE LA REINA DE LA MI- CARÉME DE PARÍS (X) EN EL CARRUAJE, A SU IZQUIERDA, LA REINA DE LAS F 1 E 3 TA 5 DE SAN SEBASTIAN Fot. Fredenc. nuestro litoral; pero sí diré que las investigaciones del rey D. Carlos eran conocidas y estimadas de los extranjeros, y á esto obedeció el honroso tributo que en la última Exposición de Milán les fue rendido a aquel soberano y al sabio portugués aue x on él colaboró. No á otros antecedentes responde la invitación especial, única quizá hecha á los jefes de Estado, que de la expedición francesa al Polo ártico recibiera el rey D. Manuel para enviar su representación á Dunkerque, punto de partida de tal expedición. Como muestra de reconocimiento á tan fina atención, S. M. ha brindado álos expe- las Colonias de Francia, Mr. Iyacroix, que, de paso para elSenegal, se ha detenido aquí para cumplimentar al rey y visitar nuestros Museos. Con tal motivo, son varios los banquetes organizados en su honor. L, o que de este viaje más interesa á Portugal es el juicio que Mr. Lacroix ha formado de los estudios geográficos en nuestro país y la opinión que le merece la manera, verdaderamente notable, con que nuestra nación ha afrontado y resuelto sus problemas coloniales. Luego que detenidamente visitó el ministro francés la Sociedad de Geografía de Lisboa, examinando muchos de los valiosos. mismo en sus colecciones que en su organización. Palabras son éstas que, expresando una gran verdad, rinden acatamiento honroso á la cultura de nuestra nación. No es la primera vez que la Sociedad de Geografía inspira y recibe tamaño tributo; pero son de notar estos elogios á la hora de ahora, en que la opinión pública extranjera, á través de las diversas maneras que se habló de nosotros, tomando pie de los sucesos políticos, no hubo de hacernos justicia, por lo general, creyéndonos un pueblo de analfabetos, falto de sentimientos cívicos.