Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INFORMACIONES DE TODO EL MUNDO V POR TELÉGRAFO, CABLE Y TELEFONO tnala marcha de sus fantásticas Sociedades, si no temiera que puede haber perjuicio para algunos capitales españoles. Estos días se han hartado las agencias de telegrafiar á España que los accionistas reunidos pedían á voz en grito la libertad de Rochette, dándole votos unánimes de confianza. Estas noticias pudieran confiar á aquellas personas que buscan colocación para sus la reunión celebrada por los accionistas, aprovechando una invitación que recibí, á pesar de no poseer papel ninguno de las Sociedades fundadas por Rochette. Esto no creo que tendré necesidad de jurarlo para que me sea creído. Todo París había recibido invitación, y el local estaba lleno de curiosos y empleados de Rochette... Los empleados hablaban DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS cos que anualmente pagaba á la Prensa, Mr. Rochette pide tres veces todos los días que le pongan tn liber NA REUNIÓN DE Atrincherado detrás ACCIONISTAS del millón de fran- EN LA REAL ACADEMIA DE MEDICINAMADRID. SOLEMNE RECEPCIÓN DEL NUEVO ACADÉMICO DR. FERNANDEZ CHACÓN (x) Fot. A B C tad y trata cte arriba á abajo al juez y se guasea de los denunciantes que var. á sostener careos con él. A Mr. Rochette se le han subido á la cabeza las consideraciones que la Prensa le ha guardado, y quiere hacer de los periódicos otros tantos cómplices de sus proezas. Un periódico no se vende porque haya aceptado la publicidad de los negocios que Air. Rochette lanzaba á tanto la línea, y pretender que los diarios de París, de Bruselas, de Madrid y de Barcelona están obli. ados á defender á Rochette y á sacarle de la cárcel, es un verdadero colmo. La Prensa madrileña no tiene la cuipa de que los negocios de Rochette fueran infundios bursátiles. Un día se presentó un señor en España, estableció un Banco, fundó unas cuantas Sociedades, eligió para que figurasen en los Consejos de administración los nombres de diversas prestigiosas personalidades políticas, y después contrató la publicidad en las columnas de los periódicos, como hubiera podido hacerlo un comerciante cualquiera. ¿Tiene la culpa la Prensa ae las estafas de Rochette? No. A mí no me importarían un comino ías arrogancias de Mr. Rochette ni la buena ó ahorros, á aquellos capitalistas un poco arriesgados que se dejan influir por falsas informaciones. Anoche he querido convencerme por mis propios ojos, y he asistido á EL EXCMO. SR. D. ELEUTERIO DELGADO FALLECIDO AYER EN MADRID constantemente, haciendo la apología de Mr. Rochette, y cuando algún accionista verdad pretendía subir á la tribuna para expo. ner sus puntos de vista, los empleados en legión caían sobre él, le abupheaban y ahogaban sus palabras. Los ingenieros pagados por Rochette pronunciaban discursos y anunciaban, en medio de carcajadas formidables, que en breve se repartirán dividendos, y los curiosos contemplábamos aquel espectáculo verdaderamente asqueados y pensando que no todos los bandidos están encerrados en las cárceles... En el vestíbulo todo estaba preparado ya y las listas enormes aguardaban los nombres de los asistentes para exigir de los Tribtina. les que pongan en libertad al honrado, al probo, al íntegro Mr. Rochette... No podíamos salir sin haber estampado nuestra firma en aquellas listas, y empleado vi que firmó por él y por toda su familia. Hoy acabo de leer que ha sido elevada una exposición al juez, que contiene las firmas de 3.000 accionistas, solicitando la libertad del prisionero. Esto pudiera extraviar la opinión ahí en España... No creáis en esas peticiones, ni en esas firmas, ni en esos accionistas... Recito que he presenciado el doloroso espectáculo de esa reunión,