Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 12 DE ABRIL ü E ígoS. EDICIÓN j -PA 1 tiitt. q ic 110 lle uou constituir lujurias los cont; ¡los que üineie expresar. Continúa diciendo que sus defendidos ton Hace hincapié en el liedlo de 110 extotir iuat. ii sus p troc: n idüS prueba material de los dJitos para (i tentar la teoría de que tío be debe ccnaeoai sino á ios que son cogido- i,i fragaut ó que haya prueba material iuJr. bila. bie que demuestre sin género ie dada su culpabilidad. Califica de infeliz á la madre de Rull, é insiste cu refutar algunos argumentos del señor Doval, acogiéndose sus palabras con aran: allos en la Sala. St poya, paia defender á la madre de JEtull, en él concepto que merece álos anarquista que ildii dvlarado. TOÜI la base de xa argumentación del let ráelo giia realmente con poco éxito, a pesar de su habi idad. alrededor de la carencia le piuebas y alrededor del informe del acuvidoi privado, al cual procura combatir, s firma ido que no es pobible que María Que raltó ¡levara la bomba de la Boquería hasjta c t sitio en que estalló, dado el peso, tamaño 3 demás circunstancias del artefacto. Se apoya en el informe del tiscal para msist s tu que es aLsuido suponer culpables Jáloj padres de Rull, danao crédito á los testigos de referencia, y aludiendo á la declaianón de Ticssols de que había tenido jconfideacias de que la madre de Rull había pucsí j la bomba cl- j la Boquería, dice que 110 1 -nspiran confianza sino aquellos que deponen directamente ante el Tutuma! i, letrado se extiende en prolijas considticcioues para demostrar su. aserto, algu ccc coa mucho acierto. I Sigue coa la defensa de Hermenegildo Ktili, y se mauiñesta de acuerdo con el fisca 1 ti lo de considerar absurdo que Hermenegildo saltara la tapia del calderero puta Tobar tubos á fin de hacer bombas. V. i í numerando los cargos que del suma MO de la prueba tesultan contra Hermenegildo y trata con poca fortuna de rebátalos Pc a como sobre ascuas por todo lo relativo al atentado de la calle de la Boquería. 1 A Ido siete de la tarde se levanta la sestóu Continuará el lunes, prolongándola qiiizá tasta que haya veredicto. 1 í, r salida de los piocesados se ha realizado t mío siempre, sin incidentes, á pesar de la c- o: me afluencia de público. Se observa que oíos ellos aparecen muy impresionado v abatidos, especialmente la madre de Hall l TEATRO R AL i0 F I G U R A S D E L DÍA D. MIGUEL MOYA. PRESiDENTE DE LA ASOCiACiON DE LA PRENSA ble realismo, ha causado vivísimas protestas y ha dado motivo á un escándalo fenomenal. POR C. 3 LE 1 TtLtGRArO Muchos espectadores, puestos en pie, inDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR terrumpieron la representación con estriTANGín, J 2 T dentes silbidos y gritos de ¡abajo el Ejército! mientras otros le vitoreaban é incre- Oaisuliha visitado á Mohamed Toires y á v Tazzi, reiterándoles protestas de lealpaban á los autores de la obra. Algunos llegaron á las manos, entablán- tad á Abd- el- Aziz. dose verdaderos pugilatos á p u ñ e t a z o PA iJ I í Z T limpio. L a obra, no obstante la tendencia del úl- p l Diatio Oficial publícala mañana la Me 1- 1 timo acto, es francamente antimilitarista. mona del general D Amade relativa á las operaciones del 12 y 14 de Marzo. Comprende también los sucesos del 15, que provocaron la interpelación Jaurés en la Cámara. POR TFLÉGRAFO Afirma D Amade que las mujeres y lofa LOS ESTRENOS EN PARÍS DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR niños, así como la población no armada, enCÁDIZ, I I 5 T l n el expreso na marchado á Sevilla Ca- contrados alrededor de la tienda del caid Bu- Nuala, aunque habían excitado á lo? rolina Otero POR TELÉGRAFO Ha confirmado que se presentará en uno combatientes á la lucha con sus gritos, fueDfc NUESTRO SERVICIO PARTICULAR de los teatros de Madrid después de Sema- ron, sin embargo, respetados, mientras que PARÍS, 11, 8 n. los hombres que tomaron parte activa en el na Santa. Jpu el Ambigú se ha estrenado esta tarde combateiueron muertos á la bayoneta. ¿Y luegor- -ie pregunce. el drama de Grillet, Z a Pierrols. D Amade mandó llamar á un capitán que- -Luego á París, donde el ro de Mayo deHe aquí el argumento de la obra, contado butaré en. una pieza que ahora ensayo y hablaba el árabe, y le encargó reuniera y á grandes rasgos. El soldado Tellier compa- que espero guste mucho. tranquilizara á la población, sin armas. rece ante un Consejo de guerra, acusado de Dicho oficial recorrió el aduar y penetro Más tarde... dentro de un año, á comprar tentativa de asesinato de un oficial. hasta la tienda en que se habían refugiado la casita que he soñado, y á descansar. Tellier, que en el momento en que ocuQuedaba por averiguar el punto- elegido parte de los defensores. ttló el hecho, estaba completamente borra- para el retiro, ya que se ha puesto en duda Allí reunió á 150 personas, entre las cuacho, no recuerda ante el Tribunal nada de que sea su pueblo na. tal. les se contaban cerca de 60 hombres. Deslo ocurrido; pero estrechado capciosamen- -Desde ahora- -dijo te bella Carolina- pués de haber- mandado á estos últimos que te oi las preguntas del fiscal, concluye por puede usted creer que será España, y proba- tiraran los cartuchos que tenían en su po 1 reconocer que. en efecto, ha cometido el blemente Andalucía. Esto me seduce, esto me der, el oficial se quedó con este grupo hascrimen encanta. Si para entonces pienso como aho- ta que hubieron asado las últimas tropas üi Ti bunals por lo tanto, le condena á ra, uo será muy lejos de Cádiz. No había es- francesas te I, H sentencia se cumple, y una vez tado yo aquí nunca, y me voy enamorada En la orden que dictó el general D Ama il fia, el oficial declara que la herida de este mar, de esta población tan alegre, de se notan estas palabras: que ninguna Q ifie no se la prodtijo Tellier, sino que tan bonita, tan señora... ¡Oh, encantada dé razzia ni acto de saqueo se cometa. Reco; e la t. uisó él misma al intentar desarmar- verdad! He de volver, lo prometo mendó al mismo tiempo que al atravesar los le Ap. -nas hecha esta terrible declaración, En la estación muchos curiosos contem- aduares se conserve el mismo orden v la e! oí. 1.1 d ja de existir. plaron á la Otero hasta que partió el tren. misma compostura que duiante la accfóu 1 c! i r. i ha sido objeto de apasionadísi a l g u n o s admiradores recalcitrantes D Amade añade que no mandó ííiceiidnr- 1 i f iitino Ln del 1 ejecución, montaron en el tren hasta San Fernando, todo el campamento, SJ IO que fu 1 o nicju i 1 o orví idmirapara contemplarla unos minutos más... diadas 300 ó IÜO tiendas t. -i- n 1 LA OTERO DRAMA ANTJMILITAR