Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 B C. D. QMINUÜ ia D E ABKIL D E tooS. E D I C I Ó N i. PAG. 4. child que en Londres fundó la dinastía á principio del siglo pasado- -partió para Bélgica en unión del Ejército inglés y se instaló en Waterlóo al mismo tiempo que Wellington. Cuando se libró lá batalla, esperó el resultado del combate, y una vez la suerte decidida, montó á caballo y se trasladó á Ostende. Desde allí un pescador le transportó á Douvres por dos mil francos, y desde Douvres hizo el viaje á Londres en posta. Al otro día, por la mañana, Nathau Mayer estaba en Londres en el Slock- JExthange, apoyado en la columna donde tenía por costumbre colocarse... Los financieros londinenses carecían de noticias, y como se sabía que Nathan regresaba del Continente, todo el mundo en la Bolsa comenzó á observarle... Nathan Mayer comenzó á vender; pero al mismo tiempo, por medio de sus agentes, compra- ba en los pasillos todo el papel que salía... Mientras hacia esto lanzó el rumor de que los ejércitos de Napoleón habían vencido á Wellington; se extendió la noticia, relacionáronla con la venta hecha por el banquero y hubo un momento de pánico, de locura, de consternación en todos los centros financieros... El precio dei papel descendía, Nathan Mayer compraba, compraba siempre, cada Tez más barato, seguro del negocio que estaba haciendo, puesto que su caso era el mismo del que juega viendo las cartas del contrincante. Veinticuatro horas después la verdadera noticia llegaba á Londres y los fondos públicos ganaban todo lo perdido el día anteñor, y aun subían más. Nathan Mayer Rotschild realizó aquel día una ganancia de 25 millones de francos. Esta cantidad es la que importan las operaciones hechas en la Bolsa de París los días 20 y 21 de Marzo por innumerables banqueros y particulares que sabían que Rochette seria encarcelado el día 22, á las once de la mañana Veinticinco millones de utilidad arrancados cobardemente al rentista confiado por una colección de caballeros, cuyos nombres circulan ya de boca en boca y que cuando se publiquen provocarán ese escándalo de que hablabla al comienzo de esta crónica. Y este negocio se ha hecho de acuerdo con Rochette... ¡Por eso está él tan tranquilo! ¡No tengáis euidado, que éste no se suicida, no. del kraek llegó á la caja del Crédito Minero pidiendo dos mil francos de Nerva... Las personas que la conocían aconsejábanla que emplease sus economías en otro papel más seguro; pero la cocinera, rebelde á todas las advertencias, repetía: -Quiero Nerva! Quiero Nerva! Y hubo que darla lo que pedía, y veinticuatro horas después, los 2.000 francos, reunidos á fuerza de prudentes sisas, habían quedado reducidos a unos papeles que escasamente podrán valer unas 14 pesetas... Mr. Prevet ha truncado en lo mejor el sueño de Rochette y ha salvado con su actitud decidida una gran parte del ahorro francés... Queda ahora la responsabilidad moral ó material de los banqueros que vendieron al descubierto en vísperas del krack, de esos banqueros que para disculparse os cuentan los orígenes de la fortuna de Rotschild. Quizá es licito lo que han hecho, y los Tribunales no encuentren en su conducta materia penable; pero no sé quién ha, dicho que la nobleza del dinero se adquiere por medio de una escrupulosa probidad en la manera de adquirirle, y que sin esto los millonarios no son otra cosa que ridículos arvemos de la fortuna. Esos escrúpulos, esa honradez, son el perfume del dinero... Ahora bien; en los negocios lanzados por Rochette, habrá muchas cosas productivas, ni lo discuto ni me importa... Lo que si afirmo es que nadie debe meter en ellos una sola peseta... De todos esos millones brota un perfume que no es precisamente el de los escrúpulos... JOSÉ JUAN CADENAS. París, Abril. dido en Marruecos más de veinte años, conoce admirablemente el país y todos sus problemas y habla y escribe en árabe con la más correcta perfección. Habiendo variado mucho la política en los últimos tiempos, procuró no inmiscuirse en ella, limitando su acción á lo que se le ordenaba. Hoy se ve el acierto con que ha procedido, salvando con su ejemplai conducta muchos escollos y peligros. Se comprende lo bien que ha sido aaogido su nombramiento en Marruecos, espe cialmente en nuestra colonia, porque el P. Cervera es un español muy entusiasta, muy prudente y muy tenaz. F. O. POPLAS DELDOM 1 NGO. LA F I E S T A DBL S A Í N E T E Bien hayas tú, la Prensa madrileña, que organizaste fiesta de tal mérito; bien hayas tú, que á revivir te atreves lo castizo que pinta á un noble pueblo; nunca mejor organizar pudieras tal fiesta de aISgría en tales tiempos, que á buen seguro llega y en buen hora á calmar los espíritus anémicos de jóvenes que lloran unas penas que no han tenido de tenerlas tiempo. Bien venida la fiesta del saínete; yo, el último de todos, la celebro; desfilen las manólas del Barquillo con los típicos majos y chisperos, salgan la Resalada y la Mochuelo, Peluquín y el señor Alonso el Buen. y mézclese el decir de ios romances con las canciones de hoy; luzcan suscu po las bellas comedíanlas de hoy en día; honren con su belleza y discreteo el antiguo corral de la Pacheca, y en un marco del arte tan espléndido luzcan el bien decir y las canciones, y á todos lleguen los alegres ecos. Falta nos hace, sí, falta nos hace que con la fiesta clásica alegremos á una generación triste y llorosa, que de su larga vida en los comienzos vive amargada y llena de pesares, sin conocer del mundo los misterios. ¿Qué guardas, juventud, para el mañana, para los desengaños que da el tiempo. Vive alegre hoy qué vives ignorando, que, cuando sepas, vivirás sufriendo; organícense fiestas del saínete, oíganse tonadillas y rasgueos, vuelva la frase culta y picaresca de manólos, de majos y chisperos, vuelva la España de pasados días, vuelva la España de feliz recuerdo; la juventud lozana que florece cante alegre á la vida; caminemos por el mundo cantando nuestras coplas, y alegrando con ellas á los viejos ue son los que en sus años y en sus cana, evan las amarguras de los tiempos. ANTONIO CASERO x EL VICARIO DE MARRUECOS 1 a Santa Sede ha elevado á Vicariato Apostólico la antigua Prefectura de Marruecos, disponiendo que, como ahora se ha hecho, en lo sucesivo el nombramiento de vicario apostólico, recaiga precisamente en un fraile franciscano, de nacionalidad española. En estas circunstancias, tiene este acuerdo de Su Santidad una gran importancia, que ha de resonar en todo el orbe católico, pues durante muchos años se ha estado solicitando inútilmente por España, é impree Y? el caso que desde hacía muchísimo vistamente se ha conseguido, cuando las tiempo llovían en los Tribunales las de- gentes no lo esperaban, y en los momentos nuncias contra Rochette; pero el poderoso en que Marruecos era frecuentado por relifinanciero podía más que jueces y alguaci- giosos de nacionalidad francesa. les, y su palabra valía más que la de los inComo los gastos que puedan originarse felices estafados. Ha sido preciso que un se- han de pagar con fondos, que aun sienhombre enérgico, el presidente del Consejo do españoles, proceden de un manantial exde Administración de Le Petit Journal, toma- tranjero, el cual, siguiendo así las cosas, no ra á su cargo la tarea de desenmascarar al hay razón para suponer que se agote por famoso creador de Bancos y Sociedades... ésta y por otras causas que no hay necesiMr. Prevet ha sido ese hombre, y gracias dad de mentar- -ya lo harán los extranjerosá él el sueño de Rochette no se ha realizado el Gobierno y cuantos hayan intervenido en afortunadamente... Porque el proyecto que estas gestiones, han tenido suerte y acierto. Rochette acariciaba era la concepción más Mucho deben de haber influido en el estupenda que se le ocurrió jamás á un asunto las circunstancias del elegido, el hombre de negocios. Conocedor del número P. Fr. Francisco María Cervera, uno de esos asombroso de suscriptores con que Le Petit hombres de grandes méritos y modestia tan Journal cuenta, había proyectado apoderarse grande, que apenas es conocido entre nosde la propiedad del periódico para lanzar otros. desde sus columnas con una sabia y prudenCuando hace catorce años falleció aquete publicidad los negocios que implantaba lla gloria nacional que se llamó el P. Lersu numen creador... Si llega á conseguirlo, chundi, se creyó que era insubstituible. El á la vuelta de media docena de años Ro- P. Lerchundi, por su talento, por sus relachette tendría en su poder los ahorros de ciones en Marruecos, por sus acrisoladas todo el pequeño comercio de París, de to- virtudes, era de muy difícil substitución; das los porteras, de todos los cocheros, de entonces nuestro Gobierno con Roma pentodas las criadas que componen la clientela saron en un rincón de España, en el que, del diario de la rué Laíayette. Millonada entregado á sus estudios y obscurecido en enorme, incalculable, porque aquí el obrero su habitual modestia, se encontraba el Pamás modesto, la doncella de labor con me- dre Cervera, y contra su voluntad se le oblinos pretensiones, tienen sus economías, que gó á desempeñar la Prefectura Apostólica van á colocar confiados en los negocios que de Marruecos. ios aconseja el pciiódico que leen... Digalo Fray Francisco María Cervera es un homsi no esa pobre cocinera que dos días antes bre doctísimo, de gran ilustración; ha resi- S UNA IDEA DIARIA RA LAS EPISTAXIS Ceden casi i comp ala de la nariz por donde sale la sangre, contra el tabique del mismo lado. Si este medio no bastase para cohibir la hemorragia, se introduce en la nariz un tapón de algodón impregnado encualquiet líquido astringente ó hemostático, con particularidad en una solución concentrada de antipirina ó de cocaína al 1 y 10 por 100, respectivamente. Es indispensable mant ner el tapón empapado en estas solucione? dentro de la nariz, para lo cual se W- aa pQ 1 yado el dedo sobre el ala de la misma. Es tos medios son mejores que las soluciones comúnmente, usadas de perclorjrro díiilc. rro, nitrato de plata, alumbré. Jínióri y VÍ naere.