Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO n DE ABRIL DE 1908. EDICIÓN 4. a PAG. 10. volviendo á ejecutar lo que en tiempo del Sr. Manzano. (Sensación. Demuestra, analizando todo el sumario, iue Juan y Hermenegildo Rull, la madre ¡e éstos, Trilla y Trigueros son los culpables de la bomba del 8 de Abril, y aquí, añade, está la divergencia de apreciación entre el fiscal, la acusación popular y yo Analiza la acusación de Rull contra Oliva y la huida de éste á Australia. Rebate lo dicho por la acusación popular acerca de que la madre de Rull no pudiera llevar en la cesta el aparato infernal, afirmando que los nervios de la mujer resisten más que los de los hombres. Además no era excesivo el peso del aparato y pudo muy bien llevarlo sin esfuerzo. Para demostrarlo exhibe un aparato análogo á la bomba de la Boquería, á juzgar por los restos encontrados. Describe las condiciones de la calle, eme diee haber pasado centenares de veces. En este instante- -añade- -me parece estar viendo colocar el aparato. Toda la calle es recta hasta llegar al núrn. 26, cuya casa forma recodo. fAIlí pudieron depositar la bomba sin ser vistos. Habla de la premeditación alegada por el fiscal. El letrado no la consigna porque es cualidad inherente al delito. En cambio, hace gran hincapié en la agrá vante de alevosía que demuestra que ha existido, haciendo un detenido examen de los elementos jurídicos que la determinan. Termina su informe con una elocuente excitación al Jurado, insistiendo en que es tal la importancia deLasunto, que sólo un Tribunal popular puede fallarlo. No pide condena ni absolución, sino solamente justicia, la justicia que pide España por boca del fiscal, Barcelona oor el Sr. Trías, y él por una víctima. El público acoge el informe con mtirmullos de aprobación. El discurso del Sr. Doval ha causado pro funda impresión en el Tribunal y en el Ju rado. El público salió comentándolo. A las siete y veinte de la tarde el presidente levantó la sesión. I i n telegrama de Oliva. Poco después de terminada la sesión de esta tarde, empezó á circular el rumor de que el presidente de la Audiencia ha recibido, fechado en París, un telegrama de Oliva, diciendo que está dispuesto á venir á Barcelona para desmentir los embustes de Rull y á hacer revelaciones importantes. A propósito de este telegrama, recordábase entre el público que Rmll dijo que Oliva había huido á Australia después de colocar la bomba de la Boquería, y que cuando comenzó á instruirse el proceso declaró que había conseguido que el gobernador pagara el viaje de Oliva, díciéndole que era un anarquista peligroso que le había amenazado con matarle. SÁBADO, I 2 T co, y por el ingeniero Mr. Marins OllagDióse cuenta del robo un dependiente de mei. El automóvil marchaba detrás de un la tienda robada, y salió en pos del fugitivo, tranvía, y la jfóven 1 uz se interpuso entre hasta lograr darle alcance. ambos vehículos, siendo alcanzadáTpor el Ambos lucharon á brazo partido unos moauto. mentos: el dependiente por sujetar al MaConducida á la Casa de Socorro de Cham- chaco, y el Machaco por desasirse de las maberí, se la hüzo la primera cura, siendo con- nos del dependiente. Aquél tuvo más fuerzas ó más agilidad, ducida despttés á su domicilio. LA ESTAFA A LA CAJA DE DEPÓSITOS r arcía Franco. V Se sabe que en el sumario que se instruye consta una carta que desde Barcelona dirigió arcía Franco á su amigo AIyarez Riego, y en la que aquél dice que siendo inocente del delito cometido por Ricardo Zabala, había decidido venir á Madrid y presentarse ante el Juzgado instructor. Además, también se sabe positivamente que García Franco sólo estuvo en MonteCario unas horas. Llegó á las ocho de la mañana, y después de enterarse de que Ricardo Zabala se había marchado, regresó á Marsella en un tren que salió aquel misino ¿lía á la una de la tarde. También parece cierto que Franco, para llevar á cabo estos viajes, recibió de cL. a Carmen Ferrer 500 pesetas. pues este punto aún no ha sido puesto en claro, y cuando el dependiente yíó que el ladrón se le había escapado, vio también, ¡oh dolor! que en la huida se le había llevado el reloj y la cadena. I, a Policía busca el Machaco, y puede ser que lo encuentre, si antes no se presenta espontáneamente. ¡Que todo puede ocurrir! A MOR FURTIVO El Juzgado de guardia- rTintervino anoche en un suceso conyugal, en la calle de Bravo Murillo, idéntico por la materia al desarrollado anteanoche en la calle de Ferraz. Consecuencias del mes de Abril, según afirma la gente de Curia. EL TERRORISMO EN BARCELONA EL PROCESO RULL POR TELEFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR BARCELONA, J O 1 O K SUCESOS ETENIDOS Por la Guardia civil del p u e s t o de Fuentidueña han sido detenidos Vicente Sánchez y Alberto Sánchez, por haber dirigido amenazas de muerte al guarda de una finca de la marquesa de Guadalmina, 1 Ñ A Un tina casa en construcción de la i -calle de Alberto Aguilera, 25, riñeron ayer Ceferino Polo Fernández, encargado de una cnadrilla de albañiles, y Manuel Fernández y González, resultando éste con una pequeña herida incisa en un hombro. El agresor, que, según ha declarado, obró en defensa propia, se presentó espontáneamente á las autoridades. I i N ACCIDENTE Ayer tarde, á las cinco, -r marchaba por la calle de Alcalá un caballero llamado D. Tomás González Poro. Al llegar al teatro de Apolo se sintió repentinamente indispuesto, cayendo al suelo, víctina de un desvanecimiento. Como consecuencia de la caída, se produjo heridas en la cara y conmoción cerebral, En grave estado fue conducido á la Real Policlínica de la calle de Andrés Tamayo. A C C I D E N T E DEL T R A B A J O EnlaCasa deSoeorro del Hospital fue asistido ayer el obrero Narciso Tornero Barnaeva, que hallándose trabajando en el Palacio de Cristal se cayó de una escalera, ocasionándose heridas en la cabeza y contusiones graves. L MACHACO Duerma tranquilo el po- tarde. Sesión de la la sesión á las cinco de la tarEmpieza D Rl de, con una concurrencia enorme y gran expectación. Con la venia del presidente, el fiscal da cuenta de un oficio del gobernador, comunicando un atestado levantado por la Policía, en que se da cuenta de la noticia, que ya he comunicado, de que una persona ha reconocido á María Queraltó como la mujer que colocó las bombas en la Rambla de las Flores. Añade el Sr. Díaz Guijarro que no cabe información suplementaria porque ha terminado el pifríodo de prueba, y llama la atención del Jurado. El presidente dice que constarán en acta las manifestaciones del fiscal. acusación. continúa la Sr. Doval acusación, que, como Sigue el diciendo anunció antes, no hará sino que ÍÍ- -pular matador cordobés. E o vamos á ocuparnos de él para bien ni para mal. Vamos á ocuparnos de la faena realizada ayer tarde por uno de los muchos homónimos que le han salido. El Machaco de nuestra historia es uno de los que ahora se dedican al robo de los escaparates, profesión muy productiva, á juzgar por los muchos que se dedican á cultivarla Jvl distinguido randa conocido por este apodo, rompió de un codazo el escaparate de un establecimiento de la calle del Conde de Rom anones, y se apoderó dedos carnib db, y Sc Iió huyendo como si se viera per. seguido 1,01 un recaudpdor de coutribu- expondrá un estado de conciencia, y el Jurado no tendrá sino que contestar á las preguntas que por consecuencia de él se formulen. Juan y Hermenegildo Rull- -dice- -fabricaban las bombas; si había dinero, no estallaban; si no lo había, las ponía la madre. Aquí- -añade- -se ha hecho el retrato de esa mujer de modo brillante por el señor Trías y por el fiscal. Pero yo me quedo con el de Enrique Pujol. Acaso sea yo el equivocado. Recuerda la calumnia contra Pilar Requesens, inventada por la madre y corroborada por el padre. Bernardón enseñó á Rull el uso de los explosivos, y luego éste utilizó sus enseñanzas para explotar al gobernador Recuerda las peticiones de dinero al gobernador, y dice que éste tenía derecho á saber en qué se empleaban las cantidades que le daba, y al preguntárselo, le relata todas las mentiras y farsas que se han expuesto, que sirven para que el procesado tome posiciones á fin de ponerse á salvo de sus delitos. Con lógica irrebatible, y dirigiéndose á Rull, que está descompuesto, relata todas sus farsas, demostrando que no ha tenido relación ninguna con el Lampista. Yo creo- -dice el Sr. Doval- -que Rull, al pedir al gobernador 500 pesetas y recibir sólo 250, sospechó que pudiera desentenderse de él, en cuyo caso 110 le quedaba más remedio que conformarse ó hacerle comprender la necesidad de dar lo ciue pedía, lorigueros, accidentado. Poco después de llegar á la Audiencia los procesados, y antes de que el juicio se reanude, Trigueros sufre un ataque epiléptico y cae al suelo, causándose una ligera herida en la frente. El Dr. Rivas y otros médicos que se ha lian presentes le asisten. Repuesto el procesado, comienza la sesión á las diez y media eon tanta eoncurreivna como ayer. T efensa de Perelló, Burguet y Perals. Concede el presidente la palabra al letrado defensor de José Perelló y Jaime Pe rals y Raimundo Burguet. Este letrado, que es el Sr. Iglesias, después de un preámbulo en que, dirigiéndose al Jurado, justifica su misión, entiende y sostiene que para condenar á sus patrocinados 110 hay pruebas ni indicios.