Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 10 DE ABRIL DF 1908. EDICIÓN a. PAG. 12. Lo dice sentenciosamente el tío Dionisio: ¡Al fin tenía que suceder! ¡Cada oveja con su pareja! Una cariñosa salva de aplausos obligó al Sr. Maldonado á presentarse en escena varias veces al final de los actos primero y segundo. Carmen Cobeña interpretó primorosamente la braveza y altivez de la charra, traduciendo con oportuno gesto y admirable verismo toda la pasión del personaje. Cierra, pues, la insigne actriz su labor de ssta temporada, en la que tan pródigamente nos ha mostrado su vario talento, con un triunfo más. Paco Morano, que también es acreedor á muestro ferviente elogio por lo feliz de su campaña, hizo coa natural rudeza, no exenta de alguna afectación, como pedía el caírácter, el charro enseñoritado de Manuel fiaidrés, logrando muchos y merecidos aplausos. Muy bien la Sra. Cobefia (J. y los seño. fes Ruiz. Tatay, Manso y Cobeña (R. Y ahora, ¿qué ex subsecretario está en turno? Ayer, Armíñán; hoy, Maldonado; mañana, ¿quién? FLORIDOR zarzuela El húsar de la guardia, las señoritas Climent y Soler. La primera posee una voz muy grata, de buen colorido, que maneja con gracia y soltura, y su figura es arrogante y plástica. El público, favorablemente impresionado, acogió á las debutantes con cariñosos y alentadores aplausos. El beneficio de la primera tipie, Srta. Uliverri, celebrado anoche, fue una elocuente demostración de las simpatías que ha sabido captarse entre aquel público. En La viejecita, La trapera y Fenisa la comedianía escuchó muchos y calurosos aplausos. En su cuarto se veían espléndidos regalos y muchas cestas de flores. ARTJN OS DESESPERADOS con intención ae suicidarse se arro jó ayer al paso de un coche, en la Glorieta de San Bernardo, un individuo llamado Va. lentín Miago, resultando con algunas cotís tusiones de gravedad. Después de curado en la Casa de Socorra pasó al hospital de la Princesa. EL PADRE CURA Y EL PORVENIR DEL N 3 ÑO ENTREMESES J noche celebró su beneficio en este tea tro D. José Mesejo. Mucho público, especialmente en las dos últimas secciones, acudió á festejar con sus aplausos al veterano actor tan justamente estimado siempre por el público de Madrid. En la sección termouík estrenóse un entremés de D. Manuel Moncayo titulado Ei paire aira- Intrigas del caciquismo rural contra un buen párroco á quien se pretende desposeer del curato y que al fin se salva gracias á los prestigios y afecto que entre sus feligreses se ha captado, dan lugar á Unas cuantas escenas entretenidas y alguna de ellas ingeniosa. -Luego, formando sección con El celoso ex rmneño, se estrenó otro entremés, éste escrito por Antonio Casero. Es una escena, muy bien tomada de la realidad, entre un matrimonio obrero, cayo único hijo pretende consagrarse al arte de Montes. Se titula la obrita El porvenir del niño J, como la anterior, obtuvo éxito. En una y otra, Mesejo hizo gala de sus reconocidas dotes de artista, haciendo pasar un buen rato á su público. Son las dos y mé dia de la madruga da. Un caballero de mediana edad, bien p ór tado, de aspecto distinguido, llega al Juz gado de guardia con paso vivo y preocupa do gesto. Se dirige directamente al despacho del juez, y con él se encierra en conferencia reservada. (Diez minutos después, el tiempo impres cindible para enganchar el carruaje, juez escribano, alguacil y eaballero salen camino de la calle de Eerraz. El carruaje se detiene ante el núm. 94. Al ADRON DETENIDO Por los agentes de vigilancia, señores apearse el juez, un joven que está paseando g, ñ Carbonell, Ortega y Torres, fe ayer maña- por la acera se aproxima á él, y le dice, con fue na detenido en la calle de Atocha un indi- tono misterioso: -Todavía está arriba. viduo que llevaba una máquina de escribir, Eí sereno abre la puerta de la casa 3 marca Yost, y un reloj de pared. Al ser interrogado sobre la procedencia echan todos escaleras arriba. Los salones del piso principal se iluminan de los objetos que conducía, los arrojó al de pronto con un derroche espléndido de suelo é intentó fugarse, sin conseguirlo. En la Comisaría dijo llamarse Arturo Ve- luz, y á través de los visillos se ven som ga Castellanos, el Palentino, de veintitrés bras que pasan y repasan y vuelven á pasat como figuras de linterna mágica. años de edad, y ladrón de profesión. Uno de los balcones se abre de pronto, Añadió que ayer de madrugada penetró por el balcón en una casa de la calle de Al- asoma el sereno, pasea un instante su faro- calá, junto á Pardiñas, y se apoderó de los lillo en las tinieblas y vuelve á cerrar. Única suposición que cabe: ¿Quie n es ella? objetos que se le ocuparon. El ha sido detenido. Fue conducido al Juzgado de guardia, donde quedó á disposición del de Buenavista. OTRO MISTERIO f IÑA Al salir ayer de una reunión del Centro obrero de la calle de Relatores, riñeron los vaqueros Antonio Pérez y Pérez, de veinte años, y con domicilio en la Costanilla de San Pedro, 9, y Joaquín Lavín Pérez, de veinte años. De la riña resultó el segundo con dos heridas punzantes en el muslo izquierdo, y diferentes lesiones en la nariz, que le produjo con un puñal su contrario. Fue asistido en la Casa de Socorro, donde certificaron su estado de pronóstico reservado. Por el sereno de comercio núm. 385, José Climens, fué detenido en la calle de Lavapiés el agresor y tra amigo de éste, llamado Vidal Santos Ruiz, que intervino en la riña, y que, según parece, dio ua palo al Antonio JNJROBO FI TFMPORAI POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PARÍS, 9 1 T. rf lrandes avalanchas de nieve, que en al gún punto alcanzan 25 metros de altu ra, han caído sobre el valle de Ganterets interrumpiendo la comunicación con Ar geles. En Combasque los habitantes hállanse bloqueados por la nieve. El camino de Pierrefite á Luz está inteP ceptado, y el tranvía eléctrico no funciona. Delante del establecimiento termal de Baregas la nieve forma una alta muralla. SANTANDER, 9 8 N. do, dueño del taller de marmolista establecido en la calle de Jesús y María, denunció en la Comisaria que en ua momento en que TARZUELA. MARINA Tuve tiempo se ausentó de dicho taller le habían sido de llegar al robadas 90 pesetas que guardaba en trn arca, que fue forzada. acto tercero de esta ópera, siempre indicada Sospecha pueda ser el autor un operario para descorchar tenores, y de oir al que anoche hacía sil presentación ante gran pú- llamado Modesto Alcalde, que se quedó en el taller, y que cuando volvió había desapablico. Vercher, que así se llama el debutante, recido. tiene una voz de medio carácter, dulce, ágil 1 OS HAMBRONES En el merendero dey flexible, aunque no muy extensa. is nominado La GlorioAdemás dice con exquisito gusto, mati- sa, y á petición del dueño del mismo, fueron za y frasea con delicadeza, y canta la ópera anoche detenidos José Juan Desdade, Carde Arrieta sin abusar del ckantilly con que men Heredia Muñoz y Cándida Cortés, que otros tenores la adornan, ni á cañonazos, después de cenar tranquilamente una tortilla de escabeche, kilo y medio de chuletas, como algusos. Fue estrepitosamente aplaudido, y ájuz- tres raciones de riñones salteados y una lata gar por el entusiasta recibimiento que el de sardinas, todo ello remojada con el copúblico hizo anoche al nuevo tenor, na en- rrespondiente peleón, dijeron que carecían de dinero para pagar las 15 pesetas 90 céncontrado la empresa de la Zarzuela, en Matimos á que ascendía el regocijado ágape. lina, unas segundas Pascuas. Contra los mismos hambrones presentó Enhorabuena por tan excelente ac ¡c tñotra denuncia el cochero Victoriano Vicensición. -F. te, á quien dejaron á deber el importe de JRAN TEATRO Con éxito muy satis- once horas de coche. Los detenidos fueron á digerir la cena al S, íac orio hicieron anou U pr sciiíacióii en este teatio, con ia j Juzgado de guardia. Juan Rincón Casas, de cincuenta y caatro años, casa- NOTAS TEATRALES Continúan llegando los trenes con grandí simo retraso. En la línea del Norte hajy que hacero rtransbordo entre los kilómetros 69 y 7 P haber ocurrido varios despren 3 dimientos de tierra. De Renedo dicen que las aguas inunda ron las vegas, arrasando los cultivos de pa tatas y cubriendo las praderas de légamoS En el valle de Cayón los perjuicios son también muy grandes. Las aguas han destruido en un largo tre cho el terraplén de la línea del ferrocarril de Ontaneda. El servicio de trenes ha quedado interrumpido. En la confluencia de los ríos Saja y Besa ya, las aguas alcanzaron dos metros sobre el nivel ordinario, desbordándose por las mieses. En Reinosa sigue nevando copiosamente. EL PRINCIPE r DE MONACO POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR MONTE- CARLO, 9 I O M Qe ha exacerbado la gravedad del prínci- pe Alberto, hasta el punto do inspira! serios cnidacios, en ¡a dolencia qtic le obligó á suspender su viaje ó Roma el ides, anteucm