Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INFORMACIONES DE TODO EL DE NUESTRO CORRESPONSAL POR TELÉGRAFO, CABLE Y T E cisamente, ateniéndonos á los privilegios de estirpe, la presunta novia es sencillamente lady Alexandra, y ni siquiera de de- recho le pertenece el título de princesai Real. La princesa Luisa, hija de la memorableí reina Victoria y hermana de Eduardo VII, contrajo matrimonio en 1871 con el Sr. John, Campbell, marqués de Lorne, y más tarde duque de Argilly. Sobrina suya la princesa Luisa Victoria, casóse en 1889 con Mr. Alexandre Duff, primer duque de Fife, que, en suma, no era sino un hidalgo escocés. De este enlace nacieron dos hijos: Alexandra y Maud, esta última, Reina actual de Noruega. G A B C EN LISBOA USBOA S DE HBR 1I, De la capital de Inglaterratelegrafían- -á un periódico de París que para el próximo Octubre está concertada la visita de nuestro joven Monarca á Londres. No hay para qué decir que tal despacho carece de fundamento, toda vez que el rey D. Manuel está decidido á conservar el luto durante todo un año, y, por ende, tal viaje uNA NOVIA PARA EL REY asistir al Centenario de la apertura de los puertos brasileños al comercio del mundo. Entrañaba tal viaje una alta significación política é histórica. Encarnada por tanto, allí ia representa- ción de Portugal en la persona de su primer magisti ado, las demás naciones realizaban un acto de presencia y simpatía, acudiendo á la capital brasileña con los primores de su arte y los progresos de su industria, con el noble afán de hacer ÜO todos conceptos memorable tal feoha. La muerte de D. Carlos desbaiató el via je regio; pero no ha impedido que la pro- yectada Exposición de arte portugués se lleve cabo en Río Janeiro. En ella figu- LÁ MESA PRESIDENCIAL. DE IZQUIERDA A DERECHA: SR. MARTÍNEZ SIERRA, SR. ÑERVO, SR. CANALEJAS, SRA. PARDO BAZAN, SR. BONILLA Y SR. MARQUINA. Fot. A B C MADR 1 D. VELADA DEL ATENEO EN HONOR DE ESPRONCEDA sería exireiuporáueo y contrario á las prácticas de Corte. Menos base aún parece tener otra noticia, de importancia para Portugal, que corre por los periódicos extranjeros: el casamiento que se anuncia de la hija de los duques de Fife, lady Alexandra, con nuestro Soberano. No se explica cómo esta boda puede estar acordada, cuando la familia Real portuguesa está en pleno luto. Y aun admitiendo que ello se hubiera podido hacer en tales condiciones, falta saber si la dama ilustre que se nos presenta como candidata predilecta reúne todas aquellas excelsas dotes y privilegios para sentarse en un Trono como el de Portugal, á cuya suerte no es indiferente el origen, vínculos y hasta los intereses políticos de la futura Reina. Pre- A pesar cíe 10 que respecto de Ja primera I ra, entre varios cuadros de nuestros admi se indica, no es un hecho ni mucho menos rados artistas, una obra de aquel Monarca la boda regia, sino mera hipótesis; y, en que no es muy conocida. todo caso, las circunstancias é intereses de Así, en ese gran certamen internacíona. la dinastía de Braganza, juntamente con las á que el Brasil nos invitó, Portugal tendrá aspiraciones del país, son los que han de una representación gallarda, tanto por sus marcar segura orientación para el matrimo- manifestaciones estéticas, cuanto oor su innio del Monarca. dustria y su comercio. Para tal información no valía la pena que un corresponsal británico se devanase los N TORNO DEL TRONO No nay ronsesos en obsequio á un periódico de París. damentopara rumores como ios verdaderamente graves F L ARTE PORTUGUÉS Habíase acorda- que rodaron por el telégrafo extranjero esdo, en vida de tos días. Sólo por ver las EN EL BRASIL D. Carlos I, que y por el desconocimiento cosas á distancia de nuestra reali nuestros Soberanos, defiriendo á la exqui- dad, se explican. sita invitación recibida de aquel Estado, En el momento actual no existe ningún emprendiesen un viaje á. Río Janeiro para riesgo para la vida de S. M. D. Manuel, ja.