Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE LA MODA P ljyS, JtWRJU 1908 p o r fin triunfaron en toda la línea los etnprésanos de París, y los sombreros femeninos han terminado su reinado definitiTamente en las salas de los coliseos. Como hasta ahora la supresión sólo había sido parcial, no se había dedicado más que una 1 os sombreros presentarse extraordinaatención relativa á los adornos de cabeza ñámente adornados con flores de finuActualmente es el tema que hace furor. ra y colorido maravillosos, entre las que reLos galones de oro y plata constituyen, saltan las rosas rojas. omo siempre, la base de tales atavíos. E! Están de moda todos lo 3 colores: el matiz peinado á la griega, compuesto de dos galo alazán dorado alcanza ahora todos los favones de oro, es uno de los más seductores res, lo mismo que el azul de China. Pero, sienta perfectamente á los rostros regulares en realidad, cada señora escoge el color que y realza de un modo singular las cabelleras más la place y mejor la sienta. obscuras. VIZCONDESA B. DE NEU 1 LLY Esta primavera son graciosísimos los peí nados y prodigiosa su variedad, pues cada damita elegante dispone sus cabellos á su COMO SE UTILIZA manera y con arreglo á lo que conviene á l. La car UEVOS ESCALFADOS su rostro. Así se comprende que se vean LA CARNE RECOCIDA H SOBRE TROCITOS DE ne. -Se cortan peinados de todas dimensiones, lo cual prof m a m e n te usto es confesar que si 1 a carne recocida duce muy agradable diversidad. CARNE PARA SEIS con el cuchies bastante pasadera cuando se toma un El adorno de azabache siempre luci 5 prePERSONAS 1 llo 500 ó 6oo ciosamente sobre las rubias cabelleras. Sa- trozo bien tierno y bañado en una salsa exgramos de bido es que casi todas nuestras sugestivas citante, vale bien poco ó nada al siguien- carne cocida. Se colocan en una sartén de francesitas son rubias en diversos tonos. te día. Indicaremos, sin embargo, á nuestras lec- fondo, para poder voltear, en la que se haNada, pues, para ellas tan seductor cotao el brá frito previamente cebolla picada con contraste de la lustrosa piedra reflejando las toras algunas recetas fáciles y buenas para manteca. Se sala y se humedece con cuatro claridades de los cabellos. La rubias, que lo convertir la carne recocida en un manjar ó cinco decilitros de manteca derretida; se saben, muestran su acierto dedicando una agradable. agrega una cucharada de salsa de tomate y atención preferente alas mariposas de azaCARNE A LA CPAR- I O La carney la se deja cocer al horno quince minutos. bache y á los lazos salpicados de negras salsa. -Córtense 2. Los huevos. -Se hacen escalfar los huelentejuelas. MENTIERE PARA en trocitos regu- vos, según el método usual, se cuela y se Otro de los tonos que nuestras rubias pa- -lares 600 gramos los dispone sobre el plato. Se vierten las tiririsinas buscan con gran empeño, es el verSEIS PERSONAS de carne que llas de carne en un plato hondo; se colocan de; cintas de un verde claro muy luminoso, haya dado ya su sobre los huevos y se esparcen algunas cucuya tonalidad armoniza perfectamente con substancia en el puchero; añádanse tres ce- charadas de tomate al servirlos. su cabellera. Este color verde es el llamado bollas medianas y dórense en la sartén con á substituir al azul Nattier, qne resulta aho- 50 gramos de manteca. Espárzase una bueP A T A T A S RELLENAS ÍI Las patatas. -ra demasiado visto. na cucharada de harina; déjese tostar y des Háganse cocer al p n la presente primavera, así como en el AL GRATÍN PARA horno seis grue próximo verano, se lucirán todavía al- -sas patatas largunas mangas cortas, pues muchas damas SE 1 S PERSONAS gas y ahuéquesese rebelan ante la idea de cubrir totalmente las hasta los dos sus lindos brazos, y, además, los joyeros tercios. 2.0 La carne. -Prepárese y hágase claman, en nombre de las pulseras, contra cocer como en la receta precedente. 3.0 Operacionesfinales. -Rellénense, las la manga larga. Pero, á despecho de todo, patatas con las tirillas de carne; espárzase ésta gana mucho terreno, porque la moda queso parmesano y hágase cocer en un hornecesita para satisfacerse una renovación no muy caldeado. Después se colocará en constante. La economía está asimismo de i n a fuente, cubierta con una servilleta. enhorabuena, porque los guantes largos son demasiado costosos si han de ser como deben ser: finos, flexibles, claros, y siempre Umpios y nuevos. M VEKJEJiC 1 A. En esta sección se contestará Las blusas del año pasado, que tengan la 4 tas consultas que nuestras lectoras gusten dirigirmanga corta, pueden ser convenientemente nos, siempre que la pregunta venga acompañada de modernizadas añadiéndolas unos puños de SIETE CUPONES C 0 T 1 BLAT 1 V 0 S, O SEA encaje que hagan juego con alguno de los DEL 1 AL 7, de los que se publican diariamente notivos que ostenten como adorno. I I na de las formas de sombreros que se adoptará con mayor entusiasmo será la denominada Cecilia Sorel. Es este modelo de paja ó de crin, muy levantado del lado izquierdo; es decir, el ala no es solamente levantada, sino enrollada; cúbrenlo materialmente aiorettes y plumas, y á veces le rodea larguísima amazona. engrásese con dos cucharadi de vinagre Humedézcase luego con seis decilitros de caldo, agregando una cucharada de salsa de tomate y déjese hervir algunos instantes á fuego vivo. Se añadirán especias, según el gusto. 2.0 La guarnición depuré ae patatas. -Se prepara un medio litro de este puré se hace espesar á fuego vivo, se sala y se añaden 30 gramos de manteca. Con este puré se formará una orla sobre la fuente ovalada. 3. 0 Operaciones finales. -Se pone en e ¡fondo del plato una cucharada de salsa, se colocan los trozos de carne en forma de pirámide aplastada y se vierte por encima el resto de la salsa. Se ralla sobre todo una corteza de pan y se baña con unas gotas, de manteca derretida La guarnición de patatas se dora con huevo y el manjar se hace cocer al horno J C e decía insistentemente que con la llega da del sol primaveral y de los días ti bios y risueños harían furor los trajes de fantasía, decayendo no poco los de género tailleur. Nada más lejos de la verdad. Nuestras exquisitas hallan un justificadísimo encanto en las levitas y chaquets, que confeccionan ya con tejidos tan ligeros que hasta el tul grueso se admite á condición de que vaya bordado en soutache y forrado de glose. Con la adopción de estos géneros y la variedad y lindeza de los adornos, chalecos, cuellos, chorreras, etc. la parte femenina DE 1 ÍJVOJV BLANCO que deben tener nuestras toilettes queda a Adornado con bordado inptés, cMurón de raso salvo, y ías partidarias del tailleur pueden azul pando, paia nina de dos a tuatto ap contundí usando su entilo favorito en las páginas de anuncios (A B C Las consultas habrán de firmarse con un seudóni mo ó con mídales. Las que se firmen con nombres ó apellidos, se contestarán con ¡a inicial de los mismos. La Dirección se reserva el derecho de no contestar d determinadas consultas que exijan gran extensión en ia respuesta. Tina aíecana. ¡Jty, Jlteca, Jlteca de mi alma! -No he recibido la carta a que alude, y esto explica mi silencio. Mucho me alegro de que mi receta la haya dado tan excelente resultado Hay infinidad de modelos, y unos tienen manga corta y otros larga. Se llevan mucho de encaje, sólo ligeramente fruncidas. No existe pasta parado que desea. Serta preciso saber cuál es su causa, pues á veces esos dolores son reflejos del mal de matriz, hígado, etc. Acepto y correspondo muy gustosa á la amistad que roe brinda. lina que le gustan los médicos- -Se usa tal como la ven den, siempre que se pida a tantos ó cuantos volóme íes, según el coloi ae se cnueri adoptar. No hay de (jiu.