Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 7 DE ABRIL DE 190 EDICIÓN 4. a PAG. 9. 6,3 dice eme antes cm la suspensión de garanque que tías constitucionales, prefiere la implantación de esta ley que se discute. Explica lo que, á su juicio, es el terrorismo, y dice que la amenaza que se dirige á unos y á otros por los terroristas siembra la zozobra, el descoacierto y la intranquilidad. A reprimir esto se dirige el art. 8. de la ley, que es semejante al de 1894. Examina luego los demás artículos de la ley, y se fija en lo relativo á la publicado de noticias. El Sr. MONTERO RÍOS: ¿Por qué 1 0 1 añade S. S: en el proyecto no sólo á los que publican noticias, sino á los que hablan en mítines. El Sr. MAURA: No sólo publicar noti cias, es imprimirlas, Conque ya ve S S cómo están todos en el saco. El Sr. DAVILA: Sí, sí, todos al saco. Debe hacer más S. S. El Sr. MAURA: Proponga S. S. El Sr. DAVILA. Ya propondré. Continúa su discurso el Sr. MAURA, le interrumpe el Sr. SOL Y ORTEGA, se producen ligeros incidentes que son reprimidos por la presidencia. El Sr. MAURA, dirigiéndose al Sr. Sol y Ortega: S. S. no ha colaborado en estas le yes, por eso no me dirijo á S. S. El Sr. SOL Y ORTEGA: No, yo no he colaborado; por eso me río. Afirma que no tiene ningún fundamento asegurar que por el art. 15 se transfiere al gobernador la acción judicial. Reprocha á los liberales, que habiendo apurado todos los medios y no conseguido acabar con el mal de Barcelona, censuren al Gobierno actual porque no haya conseguido ya lo mismo que ellos no pudieron conseguir nunca. Os quejáis- -dice- -de la aplicación del extrañamiento, por la Junta que se crea. ¿Pues qué? ¿Un juez no me priva á mí de la libertad, embarga mis bienes, revuelve mis papeles y me retiene semanas y aun meses preso y separado de los míos? Luego, resulto inocente, y todos esos atropellos de la ciudadanía se han cometido. El Sr. SOL Y ORTEGA: Pero queda la garantía del procedimiento y de la jurisdiccióa Replica el Sr. MAURA y repite su argumento el Sr. SOL Y ORTEGA. Con tono rotundo manifiesta que el proyecto que primeramente se presentó está literalmente copiado de la ley de 1896, que la hicieron y aplicaron liberales y cortseivadores, y, por lo tanto, si hay remordimiento de conciencia, debe haberlo por ambas partes. El Sr. CAPDEPÓN interrumpe y dice al Sr. Maura que no oye nada nuevo. Agrega que como el art. 15 de la Constitución dispone que sólo se podrá obligar 3. cambiar de domicilio á un ciudadano, par disposición de las autoridados competentes y en virtud de las leyes, no es anticonstitucional la disposición referente á este punto de la ley que se discute, porque en ella se declara competente á la Junta que se crea. Y termina el Sr. Maura dirigiéndose á los liberales: Nosotros nemos presentado esta ley porque la creemos necesaria. Teníamos dere- cho á contar con vuestra colaboración, porque juntos colaboramos en la ley de 1896. ¿Hacéis lo contrario? ¿os oponéis? Vosotros veréis; cada cual quedará en el lugar que le corresponda. Se suspende el debate y se levanta la sesión á las ocho. Agresor suicida. En una aldea próxima ai pueblo de Rute, Joan Muñoz Reina agredió á su convecina Carmen Dávila Cruz, produciéndola jiña herida grave y cinco leves. Después se flisparó un tiro en la sien deracha, del que jnurió en el acto. Ignóranse los móviles del suceso. ífEl Sr. DAVILA oresrunta ñor ademanes: jFEl Sr. DAVIIfA pregunta por ¿Y qué? El Sr. Maura sonríe. El Sr. CAPDEPÓN vuelve á rectificar, y dice que cuando se) efería á las leyes de 1894 y 1896 trataba de demostrar la ineficacia de aquellas y de estas medidas. Y vuelve á repetir que el proyecto es anticonstitucional. El conde de TEJADA VALDOSERA v lelve á hacer uso de la palabra. El Sr. ARAMBÜRU rectifica y explica el alcance del discurso que pronunció con ocaPOH CABLE sión del proyecto que se discute. DE MUESTRO SERVICIO PARTICULAR Dice que todos han estado unánimes en KABAT, 4. TÁNOEH, J, IO M. levantarse á protestar como un solo hom A 1 frente de importantes fuerzas, 2.000 in- bre contra este proyecto de ley, que es un fantes y 1.000 jinetes, lia salido deTad- atentado al sentido jurídico, á la Constitula, y atravesado el territorio de Benikiran, ción y hasta contra la Gramática. el caid de los bereberes Haminon Zaiani. Se fija especialmente en la palabra terroAconsejáronle los de Benikiran que no rismo, y dice que todos elogiaron el concepprosiguiese su marcha porque le harían re- to porque entendían que traía algo dentro. troceder los franceses; pero el Zaiani, reca- Pero cuando se han enterado de que no tando el verdadero objeto de su expedición, tiene nada dentro, lo han impugnado. que era llevar á Fez á Muley Hafid, para Tacha de incongrue ate el art. 15, encajaque su hijo se posesionase del cargo de godo en la ley de 1896, y censura al Gobierno bernador, dijo que su empeño era avanzar por no haber tenido la valentía de decir que hasta el territorio de los chauías, para gesesa ley iba contra los atentados por medio tionar la sumisión de esta tribu á Abd- el- de explosivos, ya que dejan sin comprender Aziz. en esa ley los atentados contra los reyes Visto que el Zaiani hacía oídos de merca- por otro medio cualquiera. der á sus consejos, le conminaron, con desExpone con gran claridad en qué consiste pojarle á su vuelta si los franceses le derro- la diferencia entre la ley de 1896 y el protaban. yecto que se discute, para que aquélla no Asegúrase que Muley Hafid ha comuni- resultase contraria á la Constitución. 1 cado al Zaiani que sus ministros le prohiAquélla era una ley contra el anarquisben terminantemente ir á Fez. mo por el hecho y por la propaganda. Termina protestando contra ese anarquismo ó terrorismo infame, que asesina gentes á quienes no conoce. (Muy bien. El presidente del CONSEJO cree que toPOR TfcLÉFOJVO dos los argumentos de los discursos proDE NUESTRO SERVICJO PARTJCULAR nunciados por las oposiciones están contesJWAItTES, 7 2 T tados, y por eso nada nuevo tiene que deI as fábricas de cerillas. Acompañados de varios alcaldes de cir y sólo habla ediendo á los requerila provincia han visitado los representantes mientos que le han hecho. Yo no puedo cobijar con la tolerancia, de las fábricas de cerillas al presidente de la Diputación y al de la Cámara de Comer- con esa santa y noble tolerancia de que se cio para pedirles apoyen las gestiones que hablaba aquí, á las ideas que tienen por se practican á fin de que se les autorice tra- finalidad el delito, el crimen. El Sr. ARAMBÜRU y el Sr. SÁNCHEZ bajar en análogas condiciones que otros fabricantes de España, pues desde que el Es- ROMÁN: ¿Y quién ha defendido eso? tado se incautó del monopolio sólo trabaja ¿Quién ha hecho la apología del crimen? El Sr. MAURA prosigue, y le interrumaquí la fábrica de la viuda de Zaragüeta y pen repetidas veces los Sres. Sánchez Rohay muchísimos operarios sin trabajo. Ambos presidentes ofrecieron su apoyo á mán, Aramburu y Dávila. El Sr. Maura dice que como él ha oido los los representantes. discursos en silencio, pide la misma reciprocidad, Entiende que la opinión ha de juzgar por lo que unos v otros hagan, y no por lo que ClNAL DE LA SESIÓN DEL Reetifica digan. 1 Dice al Sr. Dávila que él no se opone á 5 DE ABRIL DE 908. también el -ministro de los dictados de calamitoso que se hace de este Gobierno, y añade: GRACIA Y JUSTICIA. En cuanto la mayoría piense como su Lamenta que se haya referido en la forma que lo ha hecho al asesinato del señor señoría, quedamos todos iguales. (Risas. Afirma que la palabra terrorismo podrán Cánovas. (Muy bien en la mayoría. entender que no dice nada; pero lo lamen Afirma que el proyecto actual es reproflucción de la ley de 1896 que rigió, así table es que sin decir nada, tenga un comentario tan vibrante en Barcelona. pomo los decretos que la aplicaron. Y hasta ahora, después de quince años Niega que ni en hipótesis se puede afirmar que en el proyecto haya violación al- que se vienen repitiendo los atentados por explosivos en Barcelona, no se lia relacionagtma de la Constitución. Sostiene que el art. 8. del proyecto ac- do el terrorismo con la política. Vosotros lo habéis estrenado agrega tual relativo á la autorización para cerrar los Centros donde se preparan los crímenes dirigiéndose á las minorías. Manifiesta que el Gobierno lo que ha heterroristas, es el mismo del de la ley de 1894 cho ha sido extremar las medidas para acaliecho por el Sr. Capdepón. Lee el artículo el orador y deplora que bar urgentemente con el mal, y en esto ha en cuestiones cuya resolución tanto afecta hallado la cooperación de las Cortes. El Sr. DAVILA: ¿Y os hemos negado i la defensa de la sociedad se discuta ligealgo? ramente. El Sr. MAURA: ¡Si os estaba dando las BnTaornbre de la Comisión contesta al TJr. Capdepón el conde de TEJADA VAL- gracias! Todos los Gobiernos anteriores aplicaron DOSERA. Lee varios discursos del Diario de Sesiones sin duda las leyes, y nada consiguieron, y BU que se trató de este asunto en 1 S 96 para por ello este Gobierno pensó en la aplicación de otios medios para ver si por ellos lemostrar que los liberales 110 se opusieron llega al fin í votai aquella ley. Coníia lo que aímnó el Sr. Monta o RÍ 05, JUi C uiuua siente verdadero cansancio CÓRDOBA, 6, 3 T. CROA ÓDB T. MARRUECOS SAN SEBASTIAN SENADO DEL DÍA y DE Se abre á las cuatro menos ABRIL DE) 9o8. cuarto, bajo la presidencia del Sr. Azcárraga. En el banco azul están el presidente del Consejo y los tniuistios de Estado y cíe la Gu en a.