Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 7 lr ABRIL DE 1908. EDICIÓN 2. a PAG, y. Malcampo, por renuncia y cesión de su pathe, D, Manuel de Urbina, conde de Car taojal, Disponiendo que D. Pedro Calderón y Ceruelo, marqués de Algara de tíres, jefe de negociado de la Dirección general de Prisiones, pueda usar el referido título como funcionario del ministerio, y que aquél se consigne en sus documentos oficiales. Autorizando á D. Segundo Murga Iñiguez para que, conservando el carácter de su procedencia, pueda usar en España el título de marqués de Murga, que le ha sido concedido por Su Santidad Pío X. Real decreto modificando el orden de sucesión del título de marqués de la Cadena. H n la parroquia de San Antonio de la Flo rida se efectuó ayer el bautizo de la liija recién nacida de nuestro querido amigo D Javier García L, eániz. vSe la puso el nombre de Pilar. g- g a aado á luz un niño la bella señora de Ortega y Cíasset (D. José) hija de nuestro distinguido amigo D. José Ortega Muailla. 14 EL TERRORISMO EN BARCELONA EL PROCESO RULL POR TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR BARCELONA, 6, 6 T. Continuando el desfile de testigos, decla ra Rafael Riera, dueño del café de la barriada de la Bordeta. Recomendó el testigo á Benito Ras para que Rull le colocara en su ronda. Conseguido esto, el Ras manifestó al poco tiempo su sospecha de que Rull era cómplice en los atentados. Agrega el testigo que Cristóbal Vicente oyó á Hermenegildo algo relacionado con lá bomba de la calle de la Boquería. También sabe que Mateo Ferrán (el procesado que se suicidó) dijo en una ocasión, con referencia á ese mismo atentado: Si hubiese resultado herida alguna persona de la familia Rull, las cosas hubieran pasado ele otro modo. Se ratifica en los otros extremos que en el sumario consignó. Segismundo Salo, dependiente de una farmacia. Nada sabe, Juan Bason y Francisco Cendra no compaiecen, Tomás Herrero, tipógrafo, anarquista, pie- cesado p or delito de imprenta. Conoció á Rull en la cárcel. Sabe que Rull era confidente y que se proponía acusar constantemente á los anarquistas. El resto de su declaración coincide con lo dicho por Miranda y Pujol. Benito I lot, uno de los heridos por la bomba de la Rambla de las Flores, nada sabe. Arturo Viñas, otro herido, éste en la explosión de la Rambla de Canaletas. A consecuencia de las lesiones sufrió larga enfennedadj ha perdido el brazo derecho, y, como no ha podido trabajar en mucho tiempo, ha quedado arruinado. Nada de particular dice, Y durante un rato sigue este desfile de lesionados. Doiniüg o Burguete quedó herido por efecto de una explosión. Ana Planas sufrió varias heridas. Tomás Moya, soldado de Artillería, herido al estallar una bomba en el Campo de la Bota, María Monculill, Ángel Antonio Latorre. Y otros varios. Sus declaraciones carecen de interés. líl público y el Tribunal pasan un rato de emoción escuchando á estas, víctimas del tcrrorisuiOf FIGURAS DEL DÍA MARÍA GUERRERO Rull, cabizbajo, no osa mirarles. Francisco Ferrer, oficial pintor, que se hallaba pintando la fachada de la casa en que estalló una bomba, da algunos detalles de cómo advirtió la existencia de la bomba. Primeramente supuso que era un bote de pintura, pero al cogerlo y observar su peso (más de cuatro kilos) avisó á un guardia municipal. F u aquel instante ocurrió la explosión, derribando en tierra al testigo. El defensor del padre de Rull le pregunta si cree que fuera fácil conducir allí la bomba, y el testigo contesta afirmativamente. uan Vidal, maestro pintor. Conoce al testigo anterior, que trabaja á sus órdenes y cuya conducta abona. fomparece Tressols. Se llama á D. Francisco Manzano, ex gobernador civil de Barcelona. No comparece. Se acuerda recibirle declaracióu si. se presenta antes de terminar el juicio. Seguidamente la presidencia, ante una gran expectación, dice: La Sala ha acordado que, terminado el terrogatorio de los testigos propuestos por el fiscal, se amplié la declaración del señor Tressols. Comparece, en efecto, el delegado de Policía. (Expectación. Presidente. -Diga el testigo lo que sepa respecto á esas personas más altas que están detrás de Rull, y á las que se refirió en su anterior declaraeión. Tressols. -Pido que se tome buena nota de mis palabras. Yo dije- el otro día, y repito ahora, que Rull es, en mi concepto, el autor de los atentados del palacio de Justicia y de la Boquería, por mpfiio de su madre: ñero como en tanto que Rull estaba en la cárcel se lian tirado más bombas, sospecho que tiene consortes que las han tirado y pueden seguirlas tirando. Yo, como policía, estoy en el deber de averiguar quiénes son esos consortes, y pienso lo siguiente: que Rull, con el dinero que ha obtenido de los gobernadores, nada hubiera hecho ni nada hubiera podido dat á sus compañeros; no tenía ni para un diente, pues es sabido lo que gastaba en francachelas. LVuego por otro lado le han debido dar dinero. Y no puede dar dinero más que el que lo tiene. Por mi parte, y si todos me ayudan, yo trabajaré para descubrir esos consortes, estén en Barcelona ó en Madrid ó donde sea. El letrado de la acusación privada: -Pero ¿tiene usted sospechas ó puede usted indicar en qué clase social, partido político, núcleo, están probablemente esos cómplices de Rull? Tressols. -No puedo señalar en concreto sospechas contra personas determinadas. De yo saberlo, estarían en ese banquillo. Pero tengo mi criterio, y ya lo he expresado. Con arreglo á ese criterio hay que emprender la pista, El acusador privado pide al testigo concrete á cuál atentado se refería en su declaración respecto á los que han ayudado á Rull. Tressols dice que, eu gene ¡al, se ha referido á los atentados cometidos mientas Rull estaba preso. Y se retira Tressols. Sus ampliaciones han producido en el Jurado y en el público conip ta decepción. JUlás testigos. Se reanuda el interrogatorio de los testigos citados para hoy. No ofrece el resto de la prueba el menor nterés. Y se levanta la sesión á las tres próximamente. MARTES, 7 2 T. J foméntanos. Continúan los comentarios acerca de la nueva declaración que ayer prestó Tressols. La Publicidad publiea un artículo diciendo que debe quedar cesante Tressols, por haber defraudado las esperanzas de la opinión. Cree que no es lícito ni tolerable emplear en una declaración reticencias que sirven de base á la fantasía del vulgo, para luego retirarlas. p 1 premio en metálico. En casa del marqués de Alella sa han. reunido representantes de varias entidades para apoyar la idea de conceder cuantioso premio en metálico á quienes pongan á las autoridades en la verdadera pista para encontrar á los autores de los atentados terroristas. Sábese que el Gobierno dará 50.000 pesetas y otro tanto el Banco de Bspsñc l a sesión. Poco después de las diez, y con menos público que los días anteriores, ábrese la sesión. IvOS hermanos Rull muéstranse preocupados y abatidos. C l Sr. Prat. El primer testigo que hoy declara es cl presidente de la Diputación, Sr. Prat de la Riva, quien ocupa un asiento en el estrado. Contestando á preguntas del fiscal, diee en el mes de Junio del 907 se presentaron á él los hermanos Andrés Roig y Burguet, diciéndole que Rull, á cuyo servicio estaban, no les pagaba, y rogando al testigo influyera con el gobernador para conse- uir el cobro. Y añadieron aue Rull eneanaba al Sr. Ossorio,