Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. LUNES 6 DE ABRIL DE í 87 EDICIÓN 2. a PAG. JO. éste se la prestó. Fue la única vez que. pisó aquella casa. El acusador privado le pregunta si había gran número de herramientas en casa de Rull. No se sacar nada en limpio de las contestaciones. El misma letrado solicita el careo para esclarecer si el Feliú dija ó no dijo en el sumaria qae se callaba otras cosas Niega el presidente la diligencia por juzgarla innecesaria. Es llamado á declarar Alberto Pous, sastre de profesión y amigo de Balart. Por éste supo la exclamación de Rull á raíz de un solicitó una prórroga de tres meses para la liquidación definitiva. No le fue concedida la prórroga, y la Comisión inspectora regresó á Madrid y dio cuenta del resultado de sus trabajos. En aquellos días susurróse por Almería que el descubierto del arrendatario con la Hacienda elevábase á cerca de dos millones de pesetas. En los primeros días del pasado mes de Marzo concluyéronse los totales de las liquidaciones, que sin duda condenaban á Terriza. El recaudador, que aparentaba siempre la mayor tranquilidad, asistió una noche al baile del Casino, y allí, con frase sonriente, habló de que le acusaban de un descubierto importante que no le preocupaba, porque ya se vería que no era verdad. Al día siguiente desapareció el arrendatario, D. Juan Terriza, de Almería. de los atentados terroristas y pedir que Tressois denuncie á las personas elevadas que están detrás de Rull. LUNES, S, í T A nter, de la sesión. Contra lo anunciado, el ex gobernador Sr. Manzano no ha venido. Tressols, hablando con varios periodistas, ha dicho que no debe hacer rectificaciones fuera del juicio, puesto que hoy ó mañana ha de comparecer nuevamente, llamado por la Sala. A la sesión cíe hoy asiste mucho publico. Obsérvase que Rull tiene el semblante en- atentado: ¡Lástima que no hayan muerto unas fermizo; su expresión eá de profunda tris- cuantas docenas! teza. No sabe que Balart dejara á Rull un conNavarro, Burguet y Trigueros no van es- trapeso de hierro. posados. Celébrase un careo entre Balart y el tesEn uiedio de gran expectación, y á la hora tigo para aclarar si ambos conversaron de costumbre, reanúdase la vista, no sin que cuando la bomba de la calle de la Boquería antes Rull y su hermano Hermenegildo con- ó cuando la bomba de la Rambla de Canaversen con sus respectivos defensores. letas. El testigo dice que fue cuand el atentado preclara Cabus. El primer testigo que hoy desfila es de la calle de la Boquería. Balart dice que Francisco Cabus, de veintiséis años, alba- las palabras de Rull se referían á la bomba de la Rambla. Pero, en definitiva, resulta Bil, sin antecedentes penales. í, s uno de los compinches de Hermene- que la referencia es cierta. Ignacio Carreras, que comparece á contigildo Rull, y, por tanto, uno de los asiduos concurrentes á la casa non sancta de la calle nuación, abunda en las mismas manifestaciones que los anteriores, añadiendo que de Roca. Aunque en el sumario dijo lo contrario, tenía vehementes sospechas de Rull, y que ahora ¡sostiene que no conoció á Oliva. No se fingía amigo suyo por ver sitsorprendiénes ésta ía tínica contradicción en que incu- dole en sus secretos, le podía entregar á las rre, por lo cual la presidencia ordena que se autoridades. lean las declaraciones que constan en los T escanso. a- Las preguntas que á este testigo dirifolios. Aparece en ellas, entre otras cosas, que la noche del 8 de Abril estuvo en la casa gen las defensas, no aclaran punto alguno saliente. refenda y habló con Perals. Suspéndese la sesión por algunos moEl testigo procura, muy torpemente por cierto, hurtarse á toda respuesta categóri- mentos. ca. Se limita á responder: No se No recuer- El descanso apenas dura diez minutos. do... Se le estrecha en el interrogatorio y al fin el fiscal y las acusaciones le arrancan la Oígue la prueba. confesión de que sí conocía al Oliva y habló Reanudada la vista es llamado Vicencon él el 8 de Abril, si bien añade que no le te Jordán. Este testigo se declara anarquista. Preoyó proferir amenazas contra Rull. Las preguntas de las defensas carecen de tende prometer y no jurar. Confiesa haber tenido amistad con Rull, interés. á quien creía anarquista, y á varios amigos Oigue el desfile. de Rull. Comparece seguidamente Elena Vivó, cónjuge del procesado Raimundo Burguet, la cual, al serle advertido que la ley le disLAS ESTAFAS DEL DÍA pensa de declarar, se retira. Ignacio Carreras, llamado á continuación, I a de Madrid. no comparece. Ninguna noticia nueva hubo ayer resEs interrogado Marcial Sánchez, quien manifiesta que en un tupinaniba de Sanz pecto de la substracción de aue se acusa al durante una noche de Agosto de 1906, escu- Sr. Zabala. robados por el Sr. Zabala son Los títulos chó una conversación que sostenían Bvarios individuos, y en la que se afirmó era Rull los siguientes: Pesetas. el autor de los atentados. Añade que un tal 3.000 Feliú dijo que le constaba el hecho de que Seis de la serie A, impoicantes... 2.500 las bombas se construían ó cargaban en una Uno ídem id. B, ídem 5.000 casa de la. calle de la Cadena. Este Feliú le Uno ídem id. C, ídem 12.500 manifestó también al testigo que Balart ha- Uno ídem id. D, ídem 25.000 bía caído en la misma sospecha y que había Uno ídem id. E, ídem. 300.000 entrado en el domicilia de Rull para ver si Seis ídem id. F, ídem 375 en ontraba algún obieto sospechoso, y de- Tres residuos de 125, ídem nunciarle. Total besetas nominales... 348.375 L El acusador privado solicita que este testigo no se retire, por si luego de la declara- I o de Almería. ción de Feliú es conveniente celebrar entre No son cuatro millones, sino dos y pico ambos un careo. La Sala accede y entra á el alcance descubierto eu la recaudación de declarar José Feliú. Consumos de Almería. 1 Feliú dice que conocía á toda la familia El contrato de arriendo de la recaudación Rull, excepto á Hermenegildo. en dicha provincia terminó en 31 de DiciemConfirma que Balart, al siguiente día de bre último, y para liquidar en definitiva el la captura de los Rulls, dijo: Voy á ver si período de cinco años, que tuvo el servicio entro en la casa y cojo algo. el arrendatario anterior, el ministro de HaTambién dijo Balart- que Rull habíale ex- cienda, Sr. Osma, nombró una Comisión de plicado cómo se hacían las bombas de pis- funcionarios de la Inspección general, que tón y cómo se preparaban los ácidos para ha practicado la liquidación citada, dando por resultado un alcance contra el arrenda- l que ocurriese la reacción. Por su parte, el testigo tenía sospechas tario, por operaciones en- el período de los de que Ri ll y los suyos eran los que po- cinco años, de 2.100.000 pesetas próximanían las bombas. Agrega que en una oca- mente. El examen de los libros y liquidacionessión, necesitado de una herramienta de ebanistería, acudió á casa Rull, y la madre de fue desfavorable para el arrendatario, quien MUJER Y LA CASA n n nuestro número de mañana martes. pu blicareinos el suplemento seruanal de modas cuyo título encabeza estas líneas. UNA BOMBA EN EL HARÉN POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PARÍS, 5, 10 ri. jOoniunicaa desde Constantinopla al Maíin que ha sido descubierta en el harén del palacio de Yldiz- Kyosk una bomba que pesaba diez kilos. El Sultán está aterrorizado. Coincidiendo con el tétrico hallazgo han desaparecido numerosas mujeres y eunucos. SORIANO EN MULA POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR D 3 M 1 NG 0, 5, f T. a Jl a llegado el diputado Sr. Soriano. Se apeó en la entrada de la población y fue á pie hasta su alojamiento sin incidente alguno. Luego ha hablado desde el balcón, siendo aclamado por el público. Aumenta la animación por ser día festivo y hacer una temperatura primaveral. Acompañan al Sr. Soriano algunos correligionarios de Madrid y Murcia. Hay bastantes forasteros. Se elogia el proceder de las autoridades locales por la prudencia de las medidas tomadas y por no haberse visto durante la manifestación la fuerza concentrada. MURCIA, 5 6 T. pfl mitin celebrado en Muía ha resultado muy concurrido, asistiendo comisiones republicanas de las cercanías. Leyéronse adhesiones de varios pueblos de la provincia. Hablaron después D. Domingo Martíne 2 Caravaca y D. Antonio Guzmán, de Murcia; D. Pedro Pérez de ía Puebla, de Muía; don Pedro Pérez de los Cobos, de Albacete; don Juan José Barnés, de Lorca; D. Francisco Guillen, de Archena, y D. Alonso Miñano, de Albacete, todos abominando del caciquismo y pidiendo la libertad del sufragio. D. Augusto Vivero, redactor de España Nueva, relata las persecuciones de que le ha hecho víctima el Sr. Cierva. Luego habla el Sr. Soriano, agradeciendo las atenciones de que ha sido objeto, y diciendo que viene á constituirse en defensor de los intereses del pueblo. Cierva- -añade, -á pesar de todo lo qut dijo, no me pudo quitar el acta de Valencia. Yo, en cambio, le prometo ganarle la de Muía.