Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. CUADROS REALES DOMINGO 5 DE ABRIL DE 1908. EDICIÓN VI- Ten convicciones sinceras, fe pura, conocimientos sólidos y sentimientos elevados. V i l Trabaja en tu casa como si no tuvieras el auxilio de tu madre. Obra toda tu vida como si estuviera presente. II11. Aprende el arte de escuchar en silencio, habla siempre sin encolerizarte, sufre y goza sin extremos y tendrás mucho conseguido para ser feliz. IX. Acostúmbrate á ver en tu casa la más agradable de las residencias y en tus padres los mejores amigos. X. Trata y quiere á todos tus hermanos, deudos y criados como á hijos. No olvides queja que no es buena amiga no será buena esposa, y la que no es buena hija no podrá ser nunca buena madre. i. a PAG. 18. EL NUDITO jsr la casa hay muchos niños. Unos á otros se auxilian y cuidan, pues los recursos son escasos y los sirvientes pocos. Los cariños de la madre buena son imitados por las niñas mayores, que se convierten en madrecitas afectuosas y pacientes. ¡Cuánta paciencia se necesita para vencer Muchas familias pudientes españolas utilizan los servicios de estas jóvenes, muchas de ellas distinguidas, de buena familia, dotadas de inteligencia y saber. No pocas gentes lo censuran acerbamente, con notoria injusticia, pues si animados de un sentimiento patriótico les duele ver junto á niños españoles personas de otros países, lo lógico sería fundar escuelas para niñeras, en las cuales hallarían enseñanzas y amparo infinidad de muchachas, aptas para tan noble profesión, toda vez que 1? U- v s? s ARTE DE CUIDAR A 11 LOS NIÑOS E li LA NIÑERA NTRE; las absurdas costumbres familiares que producen graves males á la infancia, se halla la de entregar á personas ignorantes á nuestros hijos. I, a niñera ha sido hasta el presente una servidora que hace su aprendizaje en ei hogar sin condiciones para ello. Muchas desgracias han ocurrido por las faltas, conscientes ó inconscientes, de estas infelices, mal retribuidas casi siempre, y en ocasiones maltratadas por padres malhumorados y torpes. En el extranjero, la nurse, es decir, la mujer dedicada al cuidado de los niños, estu- ías pequeñas- dificultades y engorros, que por ser minúsculos, excitan, molestan y sofocan á las personas formales! I, a más menuda de las nenas, al vestirse, hizo un nudito con los cordones de su ropa. Yo la vi humilde y llorosa, como nos sentimos llorosos y humillados los hombres cuando un nudo en la vida se nos hace gordiano á fuerza de tirones y pataleos. Acudió en su auxilio otra mayorclta y con tesón, con dulzura, fue con sus dedillos venciendo poco á poco la magna dificultad sin apelar á la tijera destructora. Y pensé que si en el hogar se pusiera á diario cátedra de deshacer nudos, otro sería el destino de hombres y mujeres, cuya existencia se reduce á producir enredijos y ataduras absurdas que la pasión no logra desatar sino cruel y sangrientamente. V. F. LA NURSE mujer española posee ternuras singulares y una inteligencia tan despierta como mal cultivada en la actualidad. Y nada más por hoy. DICHOS Y HECHOS ONFERENCIA L, a distinguida es INTERESANTE critora doña Concepción Jimeno de Flaquer ha dado una importante conferencia en la Sociedad Española de Higiene acerca de las iniciativas de la mujer en la higiene moral y social. Fue muy aplaudida. A SOC 1 ACION NACIONAL DE En la úU SANATORIOS MARÍTIMOS t i l u a r e -unión celebrada por la Junta Central se dio cuenta de los trabajos que realiza la de Sevilla para construir en el Sanatorio de Chipiona un pabellón que probablemente se terminará en. Mayo, gracias al entusiasmo del presidente de dicha Junta local, Sr. D. Carlos I, acalle. Una señora caritativa ha regalado un magnífico alfiler de brillantes que será rifado inuy en breve á beneficio de dicha Asociación, que á través de grandes dificultades ha logrado realizar una obra altamente beneficiosa para la infancia enferma. 1 1 BRO INTERESANTE a distinguida -J profesora doña Matilde García del Real ha publicado un libro titulado Cocina de la- madre de familia, que hemos adquirido y leído con verdadero interés, considerándolo de mucha utilidad. LOS MANDAMIENTOS DEL HOGAR 1 I. Ama á tu madre sobre todas las mujeres. II. No abrigues pensamientos que no pueda conocer tu madre- ni cometas actos que ella no deba ver. Declárate culpable de una falta antes que mentir hipócritamente. IV. Sé en el hogar ángel que inunde de amor las amarguras, que sufra con resignación las penas. V. Piensa en ser buena antes que bella. Sé modesta siempre. ECÁLOGO DE LA HIJA LA NIÑERA dia y practica los conocimientos indispensables para ejercer dicha profesión, que es honrosamente lucrativa y constituye uno de los progresos más fecundos en las costumbres públicas.