Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 4 DE ABRIL DE 1908. BPiClOÑ a. PAG. 9 l icnegildo saltaba la tapia uei corral del calderero para coger tubos. Comparece después Mariano! iraestre. Repite cargos, ya conocidos, contra Rull, sin añadir nada de particular. 1 Otros policías que- á seguida declaran, lampoco aportan datos nuevos. D. Alejandro Lacourt, auxiliar ó secretario del gerente del Credit Lyonnais. s Confirma lo ya sabido respecto á las contaren cías entre Rull y Perelló, cuando éste le pidió ayuda para la creación de una Policía especial destinada á la per íccti: ióit de los t. rroiista Gestionase el traslado de los restos al panteón de gallegos ilustres en Santiago, para que reposen perpetuamente al lado de Rosalía de Castro. Los Sres. Linares Rivas y Vicenti, que tantos parabienes han recibido por sus discursos cantando el resurgir de esta región netamente española, regresarán mañana á Madrid. pjl Consejo que se ha celebrado esta nia ñaña en la casa del Sr. Maura empezó á las diez y terminó á las dos menos cuarto. El ministro de Fomento dio cuenta á sus compañeros de un proyecto de reglamento para los ferrocarriles secundarios, del plan de riegos del Guadalquivir y del decreto relativo á la inmovilidad de los empleados de aquel departamento. También se ha ocupado el Consejo de va ríos ascensos de Guerra, de algunos expe dientes relativos á la adquisición de máquinas para la fábrica de Trubia y de la admisión temporal de la hoja de fata, pero sin resolver nada en definitiva acerca de esto último, por falta de antecedentes. NOTAS DE LA TARDE POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SÁBADO, 4, IO M. EN MEMORIA DE UN POETA POil TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LA CORUÑA, 4 Cf M, 3 uelga terminada. fl a Hoy lia quedado solucionada, al cabo de dos meses, la huelga de los carpinteros y ebanistas. Su pretensión era la rebaja de la jornada á ocho horas. Mediante los buenos oficios del alcalde se soluciona el conflicto, fijándose ocho horas para el invierno y nueve para el verano. Qrílianlísimo homenaje á la memoria de Curros Enríquez fue anoche la velada celebrada en su honor en el teatro Priucipal y organizada por la Asociación de la DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR Prea a. L CORUS 3, 8 N. c Ei b: r- íto del gran poeta gallego ocupaba caba de celebrarse en el Ideal Roon el el centro del escenario. Rodeábanlo muV. ibanquete organizado por periodi tas, tud de coronas. literatos y Asociación de la Prensa e, obl u lugar preferente presidían el acto, con sequio de Alfredo Vicenti I? antoiidades y representaciones de todos El acto ha resultado brillantísimo po- ialos Centros de cultura y. entidades oficiales, ber asistido al mismo las más altas persoel piesidente del Centro Gallego de la Ha- nalidades de la literatura y de las artes de bana, los Sres. Vicenti y Linares Rivas, la Galícia. Asistieron, además, el alcalde y las poetisa Filomena Dato y el venerable his- representaciones regionales que vinieron al toria. loi de la región, Sr. Murguía. entierro de Curros. Puóclí e decir que al homenaje concurría Los brindis han sido acogidos con grania región entera, por sus elementos intelec- des aplausos, y fueron pronunciados por el tuales y políticos. alcalde de La Coruña, presidente del CenInauguró la velada el orfeón el Eco, que tro Gallego de la Habana, abogado Sr. Cointerpretó muy bien el Canto nocturno de los rral, Linares Rivas, Casas, Lizón, Luquis, vwvti éste en dialecto gallego, y Porras. Leídas las adhesiones recibidas de los Todos ellos ensalzaron la obra realizada principales pueblos de Galicia, pronunciá- por Curros Enríquez, destinando á su meronse elocuentes y sentidos discursos. moria entusiastas frases. También hubo A continuación se dio lectura á algunas brindis muy cariñosos para Viceati y Lide las composiciones más típicas y memora- nares Rivas, los cuales, en set amor por Gables de nuestro inolvidable poeta. licia, ponen muy alto el nombre de ésta, el Su labor espléndida fue encomiada, en uno en la Prensa, el otro en el teatro. notables trabajos, por Vicenti y Linares Cerró los brindis el Sr. Vicenti con un Rivas, á quienes el público aplaudió ruido- discurso aplaudidísimo. samente. Recordó que la Prensa de Madrid ha deNo fue menos calurosa la ovación con que dicado á la memoria de Curros Enríquez el fue acogido un trabajo del Sr. Moret, para mismo homenaje que á Zorrilla, porque. esta velada escrito, estudiando y admiran- como éste, no fue un poeta regional, sino do una de las más hermosas producciones nacional, y hombres como Curros levantan de Curros. y engrandecen el espíritu de las naciones, Con el discurso del presidente del Centro no teniendo inconveniente en calificar como Gallego de la Habana, cerróse brillantemen- nación á la región gallega. te la velada. Bi orador mostró á Curros EnSe acordó telegrafiar al Centro Gallego ríquez como modelo de patriotas, y á tal de la Babana, Asociación de la Prensa de propósito, recordó y ponderó sus generosas Madrid y esposa de Linares Rivas, sintetiy loables campañas en la Prensa, inspiradas zando la importancia del acto realizado, y en un espíritu liberal y conciliador, para que en él palpitó la nota vigorosa de la enersuavizar las asperezas que separaban á cu- gía de la intelectualidad gallega, feaaos y españoles, y lograr que de una vez acabasen en el suelo antillano las guerras intestinas. A esto- -concluyó- -se debe que BUQUE ENCALLAADO Cuba haya sentido como desgracia propia POR CABLE la muerte de nuestro poeta. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR- Al frente de los más efusivos telegramas CEUTA, 3 I í Tí. y cartas de condolencia recibidos, figuran p l hermoso puque encallado cerca de los nombres del presidente del Consejo de Sainol, próximo- á Tánger, tiene 12.000 ministros, del Sr. Dato, de los ministros toneladas y pertenece á la matrícula de González Besada y marqués de Figueroa, Londres. de Salmerón y Azcárate y del rector de la El Doroasten, que así se llama, procedía Universidad de Oviedo. de Cardiff, con eargamento de carbón para- También se han adherido, entre otros, al Barcelona. duelo de toda Galicia, el ex subsecretario A consecuencia de la densa niebla del EsSr, Fernández Latorre y la colonia gallega trecho, equivocó el rumbo, encallando á los de Lisboa. pocos momentos. En todas esas cartas y telegramas hay Por medio de cohetes el capitán reclamó excitaciones y ofrecimientos pecuniarios auxilio, acudiendo el remolcador alemán para eligir á Curros Enríquez una estatua Nema, que ha empezado los trabajos necesarios para sacar el buque á flote en la pleaen su rimada terrina. Entre la i adhesiones no clejan de asociar- mar. También, según comunica el vigía de se ni. J l miento de a región los periódi- este puerto, embarrancó círca de Tarifa otra embarcación i l d d A ü n una pequeña tienda de la calle del Príncipe se ha inaugurado una exposición de pinturas de Darío Regoyos. Regoyos no es conocido del gran público. Nació en las provincias vascongadas. Desde niño mostró una gran afición á la pintura. Lo que pintaba estaba en abierta oposición con las tradiceiones y la manera de ser en pintura. No ganaba uada con sus obras. Los partidarios de la pintura corriente sonreían de sus cuadros; algunos partidarios de lo nuevo- -sea lo que sea- -le aplaudían. Si el lector de estas líneas es artista, él sabrá que nada hay que desconcierte, que desconsuele, que amargue tanto á un artista como los elogios de los admiradores entusiastas. Las censuras se pueden tolerar; tenemos fe en nuestro ideal y caminamos, Pero, ¿y estos elogios, estos entusiasmos, estas hipérboles que demuestran la perfecta y estulta incomprensión de los que nos admiran, y que nos dejan á solas con nosotros mismos, odiados de una parte y no comprendidos de otra? Regoyos tuvo fe en sí mismo y continuó pintando. En las tentativas y ensayos de un artista naciente hay siempre algo de exageración. Esta exageración la forman: de un lado la ingenuidad propia de la inexperiencia y de otro el secreto despecho que, al no ser comprendidas y- respetados desde el primer momento, nos mueve á extremar la nota que nos separa de los que nos desdeñan. Algo de esta exageración existía en los primeros ensayos de Regojos. El artista estaba solo. Si en el arte se está siempre solo cuando se es sincero, aun cuando la multitud aplaude, ¿qué 110 pasará cuando aún esta multitud no ha iniciadosus aplausos, inconscientemente, por espíritu de imitación? Aparte de esto es preciso considerar la situación especial de un artista que cultive las artes plásticas. Un ardsta literario dispone de más medios de difusión que nn pintor, por ejemplo; el campo es más ancho; pueden entrar en él más vientos; las renovaciones son más frecuentes; por lo mismo que todo el mundo puede- -ó cree que puede- -escribir, están los valores literarios más sujetos á contraste, y por lo tanto á alteraciones, á fluctuaciones. No sucede esto en la pintura; por todas las circunstancias indicadas, la tradición, la norma, lo consagrado tienen más intensa é incontrastable fuerza. Un innovador en pintura, necesitará, no de años, sino de siglos, para que su innovación entre dentro de lo admitido. Góngora fue clásico no muchos años después de morir. ¿Cuándo ha llegado á serlo el Greco? Apunto todas estas consideraciones para que se vea la fuei ¿a, la voluntad y la fe que necesita para perseverar en su obra quien se sienta pintor, y pintor original, desde muchacho. No desmayó Regoyos; las chanzas y las ironías respecto de sus obras, abundaron. Hace años sus amigos pudieron admirar un álbum de dibujos lefev nt 1- á LAS PINTURAS DE REGOYOS