Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
POR CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO NOTICIAS E INFORMACIONES DE TODO EL MUNDO DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS El Uü RECLAMO ilustreseñor duque de Montebello reclama las cenizas de su abuelo, el primer duque, y pide que sean extraídas del panteón porque no quiere verlas deshonradas con el contacto de las del pobre Zola. El señor duque de Montebello, naturalmente, no tsene razón, pero además de no tener razón, tampoco tiene derecho. Pretender que un descendiente cualquiera pueda disponer á ya antojo de los restos ra, fundándose en que la entrada del cadáver de Zola en el panteón molesta al antiguo palafrenero y inozo de cuadra, y decidirse á hacer esa ridicula reclamación un señor que ni luchó en las campañas gloriosas, ni expuso su pellejo en cien batallas, ni mereció el honor de llegar á mariscal de Francia, y que por todo mérito no puede exhibir más que la invención de una marca de champagne, bastante malo por cierto, es cosa que traspasa los límites de lo que suele permitirse á las gentes, por muchas coronas ducales que hayan heredad. o. El soldado de la batalla de Essling, el héroe que fue nombrado daque después de la flictos internacionales es hacerse diplomático... Y el descendiente del héroe bonapartista ingresó en la diplomacia y fue á representar á la tercera República en Londres, allá en tiempos de la reina Victoria. Como su fortuna le permite figurar, daba en Londres bailes, banquetes, fiestas y soirees, y precisamente una de estas grandes fiestas estaba anunciada cuando se recibió en la Corte inglesa la noticia de la trágica muerte del príncipe Luis Napoleón en la Zulalandia. -Toda la aristocracia inglesa vistió luto por el hijo de Napoleón y la emperatriz Eu- ÍS H tüMu í í í t i i! i t I BARCELONA. CONCURSO DE LAWN- TENN 1 S ASPECTO DE LA PISTA DURANTE LA CELEBRACIÓN DE LOS PARTIDOS Fot. Baliell. mortales de un antepasado glorioso, y llevarlos y traerlos como si se tratara de un bastón, de una tabaquera ó de otro recuerdo de familia por el estilo, es exageiar un poco el derecho de propiedad... El primer duque de Montebello está en el panteón da hombres ilustres, en virtud de tina ley que, agradecidos, acataron los miembros de la familia ducal, porque se trataba de un honor de ultratumba. Si el duque de Montebello actual hubiera contraído merecimientos para ir también á ocupar un lugar en el panteón el día de su muerte, todavía sería disculpable su actitud... Pero despojar á su glorioso antepasado del honor de descansar al Iado de Napoleón para trasladar los restos á un vulgar cementerio cualquier victoria, no aprobaría hoy la conducta de su nieto, que envía cartas á los periódicos y hasta subvenciona á los que van llenando París de letreros, diciendo: ¡Una vergüenza nacional! ¡Traslado de Emilio Zola al panteón! Sí que es una vergüenza para la nación que consienta esos letreros. al duque de Pero volvamosde Montebello, Montebello... El duque además de fabricante de champagne, ha querido ser diplomático para resucitar la gloria de su antepasado. Hoy no hay batallas ni guerras de conquista, de modo que la única manera de tener intervención en los con- genia, y la reina Vistoria hizo saber al embajador de Francia, señor duque de Montebello, que le agradecería suspendiera la fiesta anunciada hasta que hubiesen transcurrido los primeros días del luto doloroso. El señor duque, embajador republicano, enviado diplomático de la nación que había destronado á Eugenia y Napoleón, se negó en redondo porque había que contraer méritos, y la fiesta se celebró el día que se había anunciado. La reina Victoria cuentan que aecia. Ese señor que debe todo lo que es hoy su familia á Napoleón, bien podía haber respetado más la memoria del descendiente del Emperador. Murió la reina Victoria, SUDIO ai trono