Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
508. E D I C I Ó N Fara el diputado, oara el senador, para el ministro, éste e el castigo más cruel que puede inventarse, pues si hay personas que necesiten del periódico, esas son precisamente los diputados, los senadores y los ministros. A la Prensa deben su posición, él elogio que reciben no les satisface si no le ven estampado en las columnas de los periódicos, y hasta para gozar de un triunfo parlamentario, necesitan que al día siguiente la Prensa publique al final de cada párrafo del discurso pronunciado, los entre paréntesis de rigor: ¡Aplausos! ¡Tempestades de aplausos! (Rumores, (Aprobación) Ahora bien, poneos de acuerdo todos, grandes y pequeños; condena d á una Cámara entera al silencio absoluto; no digáis lo que los ministros piensan, ni lo que los diputados preguntan, ni lo que los individuos de las Comisiones contestan; dejadles que charlen en familia, que discutan los proyectos en secreto, que se peleen y hagan las paces, sin dar á to das esas cosas la menor publicidad; llegad más lejos aún... Si un día se produce una crisis rotal y se opera ian cambio de Gobierno, no habléis una palabra de todo ello... Les resultados nose harán esperar... de ojales obstruccionistas (pues nunca pasan de siete) Un chaleco que me enfría el pecho, pues cruza el aura entre la ancha sedería... En fin, un chaleco- Maura ¡no cabe más fantasía! Unos calzones anchitos con un dibujo á ¿tiadritos, calzones que aquí, en reserva, diré que son más bonitos que los que gasta La Cierva. Una americana azul de tan transparente sarga, que más bien parece un tul y que es muy larga, muy larga (casi tanto como Rull) En torno de mi cogote, y cuando el calor me enoja, llevo una corbata floja que no es corbata Moróte porque es demasiado roja. Huyendo del hongo horrible y de sus mil variedades, contra el calor insufrible llevo un sombrero flexible (flexible como Melquíades) Y si llevo este chupó es porque no quiero yo ponerme esta temporada una boina colorada que ayer Maura me envió... i. E P A G 4. absolutista Hago saber cae en el vacio más absoluto. No exageremos: poco á poco van reuniéndose algunos- oyentes; la mayoría, al pasar por la acera, se paran un instante, recogen al vuelo dos palabras y siguen displicentes: ya saben de qué trata. ¡las bobadas de siempre! Pero algunos se quedan si la lata no es larga: éste que escucha atento es un amigo del alcalde que manda... ¡A ver, á ver... qué nos dice Manolo, qué nos cuenta Frasquito. Y escucha atento, no p orque aqiiello le interese, que no le importa un pito, sino sencillamente para tener materia disponible á la hora... violácea de la rebotica: para entonces, entre pildora y pildora, reservará los chistosos comentarios que dejan cardenales, ensartados cariñosamente mientras va desgajando los artículos necios de las prédicas fatuas del amigo Manolo, del amigo Frasquito. Hay otros dos oyentes que hacen guiños burlones, que sonríen ó ríen con un detalle insulso de nimia importancia: una frase de expresión incierta que se brinda á los dobles sentidos, á la eterna segunda un respingo nervioso del alguacilillo, una tos carrasqueña, un decir trapajoso... ¡qué oe yo! cualquier cosa, cualquier tonteiía que divierte al buen ciudadano propicio á la chunga, amante de la guasa. p l Gobierno alemán conoce bien los peliY hay- ¿por qué no? -un oyente sincero. gros que la actitud de la Prensa enceApurando la nota, no sería imposible que rraba, y por eso buscó á todo trance J a soel del redoblante ó el de la trompeta siguielución que diese satisfacción al Reichstag y ra el refrán antiguo, siendo cojo ó manco á los periodistas. Estos han obrado dignaY aquí, lector, como ves tuerto ó jorobado, ó simplemente feo, carimente protestando de las palabras de un de este aburrido entremés caturesco... ¡ya está divertido! Tendrá tra üiputado y rechazando sus insultos, y el ya hemos llegado al final... mote, de todos conocido, que los chicos del Canciller mismo, suspendiendo el discurso En fin, ya sabes cuál es pueblo gritarán desde lejos coreando las que tenía que pronunciar; no sólo reconomi toilette primaveral leyes. ció la gravedad de la situación creada, sino Luis DE TAPIA. Hasta el oyente que dijimos sincero, si la que indirectamente dio la razón á los periocosa le toca de cerca, si le contraría, se condistas. suela pensando en que por algo se ha dicho ¡Dar la razón á un periodista... Esto debe y se dice en España: Hecha la ley, hecha p, areceros una cosa insólita á vosotros, pola trampa. líticos y gobernantes españoles, y de seguAl Y es que en cada español se oculta un inro os hará reir... Y, sin embargo, del tipo p L RESPETO A d e lrepique ordenante a medio intelectual de nuestros ministros al LAS LEYES campanilla se cípiente rebelde y se oculta también un pegran canciller del Imperio alemán... ¡hay abren presurosas las queñu superhombre de instintos levantisalguna distancia! ¡Cuántos que han sido ventanas de las casas vecinas; todos los cos. Con ser tan fervientes católicos como ministros en España no lo hubieran llegado transeúntes se detienen, y en el corro de somos los simpáticos españoles, no llega chicos se suspenden los cantos, se interrum- nuestra humildad á doblegarse (así deciá ser en Alemania! La frase con que se dice que Guillermo II pen los juegos. El alguacil se estira, se en- mos) ante las órdenes ajenas, vengan de juzgó en Noviembre de 1905 á los ministros galla autoritario, y, entornando los párpa- quien vinieren, no podemos acostumbrarespañoles es bien conocida para repetirla... dos, enhebra las palabras y endilga su dis- nos á ser del rebaño, no toleramos que otro curso, que aprendió de memoria, sin un ti- nos conduzca, que imponga sus caprickos ¡Se impone el silencio! tubeo: Es wird bekannt gemachl... Habla len- ¡quia! cada uno se basta por sí mismo, cada JOSÉ JUAN C A D E N A S tamente, recalcando las frases, repartiendo cual es Rey absoluto de su mísero reino... París, Marzo. las pausas, dando tiempo á que todos se en- ¡ser menos que otro L ¡estar por debajo y teren... jijas Bürgermeisferaml! y, doblándo- no discutirlo... Eso de eeharlo todo á brose gira con ímpe- ma ó protestar de todo, es más de hombres, OPLAS DEL VIERNES. tu, rápido en ángulo perfecto, mesurado, sin de espíritus fuertes, de ciudadanos libres rompe la marcha á paso MI TOSLETTE PRIMAVERAL descomponerse, siempre impasible y siem- de individuos modernos ¡ser una cipre solemne, y torna á repetir el discurso fra, ser un simple sumando, un valor relaEn vista de este calor tivo... ¡oh... no! hay que ser el total y hay cien metros más lejos. con que Abril nos desespera, Las órdenes que el Ayuntamiento trans- que ser el conjunto y el valor infalible. ¡Asi he decidido, lector, mite al pueblo, por intermedio de su mo- nos luce el pelo! vestirme deprimavera, desto funcionario, han sido religiosamente Tanto vale un alemán como un español y que es el vestido mejor. escuchadas; estad seguros de que sabrán un español como un alemán; pero diez aleY como seguro estoy retenerlas, y- ¡esto sí que es admirable, mis manes, diez alemanes que se rigen por uno, de que no te sabrá mal, caros compatriotas! -que sabrán cumplir- valen más, infinitamente más que diez esen verso á decirte voy las, que serán acatadas escrupulosamente, pañoles, diez italianos ó diez franceses. Holas prendas que forman hoy como fueron recogidas sin un comentario de rroriza pensar en la repetición del 70; rica mi toilette primaveral. desagrado, sin una sonrisa, sin que se les es Francia y rica es Alemania; de moderno Un traje interior, de hilo, ocurriera pensar en que aquello pudiera material de cuna son los cañones franceses de honesto corte y de estilo discutirse. y son los cañones alemanes, igual táctica tan moral, que creo yo El sistema es el mismo para nuestros impera, idéntico organismo; un Ejército aleque puede dejar tranquilo pueblos: un lastimoso trompetazo y un va- mán tardaría en llegar al sitio de París... eí hasta Aguilar de Campóo. liente redoble... y no decimos que esto hue- tiempo material de hacer la marcha. Dos calcetines de pura le ya á cosa de titiriteros en caravana, porNo, no; el espíritu no se crea en un día, trama, y de tanta frescura, que claro está que el lector malicioso ha- casi estoy por decir que ya no tiene remeque mi doncella Pascuala bría también de encontrar, sin alardes de dio, que no se modifica, y en todo caso, hadice que así se figura ingenio, más de un burlón sonido en el re- brían de pasar algunas generaciones, aun que los debió usar Zabala. pique de la campanilla... ¡somos tan guaso- empezando ahora, que no se empieza. Un camisa de seda nes los expansivos españoles... Ve anotanVerdad que, en cambio, somos los latinos que, cuando viene del río, do, lector... ¡si es irremediable! Yo que em- mas espirituales, de más rápido ingenio, de me la pongo y se me queda pecé con el sano propósito de tomarlo casi espontáneos derroches, de sutiles donaires, mi cuerpecito más frió en serio, soy el primero en encontrar gro- que tenemos más chic, que tenemos más que el homenaje á Es pronceda. tesca la rimbombante voz de nuestras Je- gusto para hacer la corbata y esgrimir el Dos botas de tafilete yes... ¡estamos dejados de la mano de Dios! sombrero... ¡es bien pobrete 1 consuelo! que 3l rpatero Brúñete Bien: ya se apagó el redoble, ya está leMas... ¡sigauiuo. sigamos con nuestro cale compré, y que van piovi tas yendo el funcionario de nuestro pueblo- el rácter, que es nei. o y ediUz. que es ia om- CRÓNICA ALEMANA