Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 2 DE ABRIL DE 1908. EDICIÓN PAG. persona ahora complicada en. eí asunto que nos ocupa. Claro es que esta información la debemos IMPORTANTE á referencias que hemos escuchado á personas á quienes suponemos bien enteradas. I a única pista, Habíase dicho también, una vez aclarado Continuaron ayer los comeaíarios en ionio de este asunto, que ha logrado inte- el panto de que no se trataba de una personalidad ficticia, que García Franco había resar vivamente á la opinión pública. La desaparición de Madrid del abogado desaparecido de Madrid hacía algún tiempo. Pues bien, ayer mañana y durante la esdel Kstado D. Ricardo Zabala, que ejercía el cargo de asesor en la Caja de Depósitos, tancia del Sr. Millán Astray, á que anteriorconstituía el objeto de todas las conversa- mente hacemos referencia, en las oficinas del Tesoro, uno de los empleados aseguró ciones. Dicho señor íué el funcionario, según ma- que el pasado lunes por la noche había visliiíestaciones de los herederos del Sr. Villa- to á García Franco en el Pasadizo de San nova, que solicitó de éstos ios libramientos Ginés, adquiriendo billetes para una de las que constituían la fianza de. su participa- funciones del teatro de Eslava. ción en iaanina Arrayanes, con objeto de Atrás noticias. hacer la oportuna transferencia, Acerca del Sr. Zabala y de otros asunEsta circunstancia, unida á la citada des- tos en los que se le juzga complicado, circuaparición y al hecho de que al retirar don laron ayer por Madrid infinida d de verManuel García Franco la fianza, su firma siones. iba autorizada legalmente en los libramienComo éstas no se hallan completamente tos con la del Sr. Zabala, han dado la clave depuradas, no queremos hacernos eco de de í -x única pista que se sigue en este ellas; pero bueno es advertir que nada diasunto. cen en favor de la persona aludida, Parece resultar también que hay otras personas directamente perjudicadas por la iug a del Sr. Zabala, y hablase de dos hermanos quese consideran estafados en 300.000 l a mala, suerte... ¡Eso ao existe! pesetas, y de otra persona que también lo Si así piensa el lector, -ruégole que lae ¿a pido en la suma no menos respetable de perdone; pero me veo en la Obligación de 75.000 pesetas. contradecirle, y com prueba, referiré n o- De las averiguaciones practicadas, pare- aventara de Arístides Beaüminet ce deducirse que el funcionario de referenArístides Beaüminet, amaba, cia, salió de Madrid el 28 de Enero último, No haré el análisis de sus sentímientos dirigiéndose primero á Barcelona y luego á no haré la autopsia médico- literaria de los jSuza, de donde debió salir á fines de Febre- diversos bultos de su cerebro. ro con rumbo á América. Amaba. Y como esta historia es verídica y Vivía en Madrid, en la casa mím. 9 de la como la verdad no gasta ropaje, no apelaré calle de Goya, y el cuarto en que habitaba m mi relato á los recursos de la fraseología. bailase cerrado desde el día 28 del citado Aquella á quien amaba era algo pava. Enero. Bien sabe el diablo que abundan esos ejemplares. Expedienté gubernativo. -No me casaré nunca con un hombre Tan pronto como se tuvo conocimiento sin educación- -decía. -Un pantalón demadel desfalco en la Caja de Depósitos, se dio siado corto... un nudo de corbata mal hecuenta de ello al director del Tesoro, quien cho... las uñas de luto... eso me basta para inmediatamente ordenó instruir el oportuno juzgar á cualquiera. Preferiría morirme é expediente gubernativo. ser la mujer de un individuo qué limpie su- iHxé nombrado á tal efecto juez instructor vaso con la servilleta en el momento de el subdirector del Tesoro, Sr. Torrijos, ac- sentarse á la mesa. tuando como secretario un Oficial de la Di- No te rías, lector. Aunque seas guapo, rección. rico, instruido, inteligente, si sueles humePor cierto que en vista de la urgencia del decer el pulgar para volver la hoja de un caso, se acordó suspender otro expediente libro, Mlle. Yolanda no te acepta por esgubernativo que se hallaba en tramitación, poso. el motivado por el desfalco de la lotería de ¿Te es igual? ¡Bueno! Pero esa no era la la calle de Atocha y del que oportunamente opinión de Arístides Beaüminet. Hubiese dio cuenta la Prensa. muerto por ella. ¿No he dicho que la amaAnte el Sr. Torrijos comparecieron varios ba? ¿No es ciego el amor? empleados, y hallándose algunos de ellos- ¡Ay! -suspiraba. ¡Tengo tan mala suerprestando- -declaración, se presentó en ja te! Ya veréis cómo no se celebra la boda. Dirección el Sr. Millán Astray, que, previa ¡Y sin embargo. Arístides era guapo, jola venia -del instructor, presenció las actua- ven, instruido, inteligente, rico... (en el Dicciones y practicó á su vez algunas averi- cionario encontraréis más calificativos... y guaciones pertinentes al asunto. además era delicado y fino. Su petición fue Créese que el expediente se hallará ter- aceptada. Todo marchaba á pedir de boca. minado para el viernes, y en dicho día se pasará eí tanto de culpa á los Tribun- ales. p l padre del infortunado mucr. acuo fuS quien le anunció al día si guien te. is fatal noticia. ¡Todo ha terminado, Arísti les! Y como Arístides se lamental a: -No te quejes, hijo mío- -le d: jo el auto de sus días; -tuya es la culpa. ¡Sabes lo delicada que es Yolanda... conoces si 1 susceptibilidad... y cometes semejante falta... ¡No me lo explico! 1 ¡Servirle el pri mero: I e regañó latamente. Por fin, exasperado, Arístides estalló: -Pues bien- -dijo- ¿quieres que te dic. papá? -Habla. -Si me he servido ensalada el pninoro es porque no quería pasarla á Yolanda coi: lo que tenía dentro. ¿Pero qué tenía? ¡Un gusano, papá, un gusano enorme. ¿Entonces te lo serviste? -Sí, papá... y para evitar que Yolan, cin lo viera- -añadió sollozando el pobre An: -ti Jes- -me lo he... me lo he. comido. LA ENSALADA ¡Hijo mío- -exclamó su padre, abriendo los brazos, -eres más grande que César... Naturalmente, fueron á Yolanda con e cuento. Arístides dejó de ser un invi ta. do mal educado: convirtióse en héroe, y sona qu- e retiró la fianza, no es un ser imaginario- como en un momento se había supuesto. Es un agente de negocios miry conocido entre Jos- empleados de Hacienda; representa uncvK cuarenta y cinco anos de edad, y eSj efeeiivarneate, natural de Puente del Arzobispo, como se hace constar en sit cédrda. es García Franco. Qui- án Manuel García Franco, ó sea la perD. Por cierto que la circunstancia de su na crmieívío- en dicho pueblo es bien curiosa. 1 S Í padre fue el- juez que instruyó el proceso incoado con motivo de asesinato del general Priru, y sin duda por. alguna falta observada en su instrucción, fue trasladado á dicho pueblo por vía de castigo, en el que más delante j d á s t i hHo üV jíainiel, la Un día íué á comer á casa de su novia, lílegó el momento en que la ensalada pasaba de mano en maüo. Arístides estaba coloeacío á la izquierda- de Yolanda, y la ensalada caminaba de- izquierda á derecha. Resultó que la ensalada vino á manos de Arístides. Este la iba á ofrecer eortésmente á su novia, cuando de repente lo pensó mejor... y llenó primero el plato ane tenía delante- iodo el mundo creyó que- se boda. Pero la muy pava de Yo á llorar y sólo se le ocurrió lo Av de a? haberte L: J: V